Saltar al contenido

Análisis de Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

Desarrollador: Insomniac Games
Distribuidor: Sony
Plataformas disponibles: PlayStation 5
Versión analizada: PlayStation 5
Fecha de lanzamiento: 11 de junio de 2021
Textos/Voces: Español/Español

Insomniac Games vuelve a la carga con su franquicia más clásica de entre todas las que siguen vivas: Ratchet & Clank. Las aventuras del lombax y el robot debutan en exclusiva en PlayStation 5 (como recientemente hizo Returnal) con Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte (Rift Apart internacionalmente). Coincidiendo con el anuncio del retraso de God of War: Ragnarok -o cual vaya a ser su título definitivo- y en pleno debate tras el anuncio de su versión para PS4 y si la generación pasada lastra el desarrollo para la nueva, los desarrolladores de Spider-Man: Miles Morales se sueltan la melena y demuestran con esta entrega que, efectivamente, PS5 ha sido imprescindible para el tipo de propuesta que han querido presentar.

Para los recién llegados a la familia de PlayStation Studios, recomendaríamos jugar primero al remake de Ratchet & Clank lanzado en 2016. Esta es una entrega relativamente independiente, pero nunca viene mal conocer el origen de nuestra pareja de héroes (además está incluido en PlayStation Plus Collection y es perfectamente retrocompatible, incluso con mejoras en PS5). En esta ocasión, la narrativa de Insomniac Games gira en torno a uno de los anhelos más importantes para Ratchet: ¿es realmente el último de su especie? Clank querrá ayudar a su amigo reparando el Dimensionador… y desde ahí se originará un caos interdimensional que será clave en la jugabilidad de este título.

Desde que se mostrara por primera vez en la presentación de PlayStation 5 hace un año, los portales dimensionales han sido la gran novedad para esta entrega. En la mayoría de los escenarios podemos encontrar una serie de portales que permiten un teletransporte instantáneo a esa zona del mapa gracias a la inmediatez del SSD y el uso del hilabrechas. En algunas ocasiones, incluso podemos saltar de planeta en planeta si pasamos por algunos de estos portales o podemos cambiar inmediatamente de dimensión. Si bien es una novedad aceptable, una vez completado el juego podemos decir que se explota demasiado poco. Es más circunstancial que una clave constante de movimiento.

Esta revolución estará acompañada de otras mecánicas clásicas de la serie Ratchet & Clank: saltos, planeos, grindar sobre raíles… y tiroteos espaciales. Mucho más combate que plataformeo en esta peculiar receta. Insomniac Games son unos maestros del diseño de armas, como han demostrado en esta franquicia en anteriores entregas, en Sunset Overdrive y hasta en Spider-Man (aquí más bien en forma de gadgets por el código moral del superhéroe). Es por ello que, lejos de ser un simple mata-mata, el propio arsenal del juego es uno de los mayores incentivos para seguir jugándolo, un dinamismo de más de 10 tipos diferentes de armas con sus pros y sus contras que nos hará pasar un gran rato.

Hablamos de rato y quizás exageremos, pero Una Dimensión Aparte es una entrega realmente corta. No es que títulos anteriores hayan competido con tediosos RPGs por tenernos pegados al mando durante cientos de horas, pero probablemente Rift Apart es el Ratchet & Clank más corto de la rama principal. Paradójicamente, en sus 12-15 horas a lo sumo (trofeo Platino incluido), es uno de los más profundos en su narrativa. Generalmente, la historia de fondo es poco más que una simple excusa para lanzarnos al escenario y divertirnos (de ahí que la película de animación que acompañó al juego de 2016 no tuviera mucho éxito). En esta ocasión, sin llegar a tener un guion enrevesado que firmaría Christopher Nolan, trata temas más adultos sin subir de tono ni perder al posible público infantil.

La gran novedad en el lore es la inclusión de Rivet, la lombax femenina que causó sensación desde su misteriosa presentación (se mantuvo el nombre en secreto durante meses). No vamos a desvelar muchos detalles sobre su historia para que no aguar la sorpresa, pero digamos que su dinámica con Ratchet sale mejor parada en lo narrativo que en lo jugable. Básicamente porque controlando a los personajes, nunca juegas con ambos. O controlas a Ratchet, o controlas a Rivet. Además, no hay diferencia alguna a nivel de juego. Ratchet tiene la Omnillave y Rivet un Omnimartillo que tienen un funcionamiento calcado. Haber tenido habilidades diferentes habría aportado algo más a un juego en el que te da completamente igual qué personaje estás controlando en ese momento.

Uno de los aspectos en los que más partido se saca a PlayStation 5, más allá de la inmediatez de estos saltos dimensionales por cortesía del SSD, es la integración del DualSense. Como sucediera en Returnal, se han habilitado modos de disparo alternativos dependiendo si pulsamos parcialmente el gatillo o en su totalidad. De este modo, las locas armas de R&C pueden hacer todavía más locuras. Además, la calibración de la vibración háptica está tan pulida que no solamente sentiremos lo que “pisa” Ratchet o Rivet, sino que cambia la sensación hasta del estilo alternativo de guitones que seleccionemos (rubíes, monedas o latas de refresco OverCharge de Sunset Overdrive).

El juego se presenta en tres modalidades diferentes: Fidelidad, Rendimiento y Rendimiento TR. Los compromisos gráficos que se hacen para poder llegar a los 60fps son prácticamente imperceptibles, por lo que aquellos que prefieran un mayor framerate no sentirán que están jugando a un título de PS4. Desde los modelados de los personajes, sus texturas de alta resolución o el número de elementos en pantalla, Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte demuestra ser un juego total de nueva generación por mucho que su estilo cartoon pueda camuflar el buen trabajo de un estudio que ha encontrado un motor gráfico que puede dar muchas alegrías en el futuro (llevamos menos de un año de nueva generación e Insomniac ya ha lanzado dos títulos para PS5).

A nivel de sonido, ya estamos acostumbrados a la calidad que aporta Sony una y otra vez con sus first-party. Javier Lorca y Carlos López Benedí repiten en el doblaje de las voces de la pareja titular, sumándose Vera Bosch para el papel de Rivet y contando con otro grupo de voces totalmente reconocibles y queridas dentro del sector del doblaje al castellano. Para acompañar estas épicas aventuras, tenemos una banda sonora que mezcla la música electrónica con la orquestal fruto de la asociación de Mark Mothersbaugh y Wataru Hokoyama

Ratchet & Clank: Una dimensión aparte

8.6

Gráficos

9.0/10

Sonido

9.5/10

Jugabilidad

9.5/10

Historia

8.0/10

Duración

7.0/10

Lo mejor

  • Un arsenal dinámico y divertidísimo de usar; made in Insomniac
  • Visualmente es increíble, es como estar dentro de una película de animación 3D
  • Los modos de rendimiento apenas reducen calidad
  • Verdaderamente divertido, su ritmo suele dejar pocos momentos de pausa

Lo peor

  • Tremendamente corto y poco rejugable
  • La presencia de Rivet no aporta nada a nivel de gameplay y es calcada a la jugabilidad de Ratchet
Publicado enAnálisisAventura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies