Saltar al contenido

Análisis de Monster Energy Supercross – The Official Videogame 4

Desarrollador: Milestone
Distribuidor: TNPR
Plataformas disponibles: PC, Google Stadia, Nintendo Switch, PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One y Xbox Series X|S
Versión analizada: PlayStation 5
Fecha de lanzamiento: 11 de marzo de 2021
Textos/Voces: Español/Inglés

Milestone se ha caracterizado siempre por su afición al barro, con títulos de conducción de 4 y 2 ruedas en los que, por lo general, es complicado acabar con el vehículo limpio. En los últimos años, eso sí, la compañía italiana se ha centrado más en las 2 ruedas, con títulos anuales de licencias tan jugosas como MotoGP o Monster Energy Supercross, entre otros. Esta última, cuyo primer juego salió a la venta en 2018, ya va por su cuarta entrega, la primera para consolas de nueva generación, y sigue demostrando que Milestone ha cogido el tacto perfectamente a esta licencia.

Milestone suele tener una seña de identidad común en sus títulos y es un manejo a mitad de camino entre simulador y arcade, capaz de divertir a los públicos, siendo accesible para los más novatos o simplemente para el público más casual, y capaz de llegar a ser un reto para los jugadores expertos que quieran dominarlo y apurar al máximo cada curva. En Monster Energy Supercross – The Official Videogame 4 el estudio italiano ha querido ser más fiel a la competición real, por lo que no estamos, para nada, ante un arcade, sino ante un título de lo más exigente. He analizado muchas de las obras de Milestone, y creo que, sin duda, este es el juego con más tintes de simulador de los que he probado.

El manejo de las motos es el clásico de prácticamente cualquier juego de conducción, sea con 2 o 4 ruedas. Gatillo para acelerar, gatillo para frenar y stick para girar. Aquí lo «novedoso» es el uso de un segundo stick para controlar el peso del piloto. No es algo que se haya inventado ahora, ni mucho menos, pero se nota el mimo que se ha puesto en todo el motor físico del juego simplemente con ver la importancia que esto tiene en el transcurso de las carreras. Ya en la salida el propio juego nos recomienda en el tutorial inclinar el peso hacia delante para salir mejor, pero donde realmente notaremos la importancia de controlar el peso del piloto será en los saltos.

Los circuitos de supercross se caracterizan por ser muy técnicos, con pocas rectas, muchas curvas y muchos, muchos saltos. Para estos saltos no solo es importante la potencia, sino la colocación del piloto a la hora de realizar el salto y especialmente el aterrizaje, que es donde se puede ganar o perder una carrera. Si no realizamos bien el salto (peso atrás y echarse hacia delante para saltar más), corremos el riesgo de no llegar hasta la rampa para aterrizar, con la correspondiente pérdida de tiempo al tener que «remontar». Además, en estos casos ya veremos que perdemos las rampas de salto y seguiremos perdiendo tiempo en todos los saltos siguientes hasta la siguiente curva… donde ya tendremos muchos pilotos por delante y también nos tocará lidiar con el peso del piloto para no ir al barro. Al menos contamos con el clásico botón de «retroceder tiempo» (rewind) para enmendar algunos errores… aunque no muchos, ya que solo tiene 3 usos en principio, ya que es posible recargarlo mediante piruetas durante la carrera.

Realmente estoy sorprendido (para bien) con la fidelidad y la dificultad que tiene Monster Energy Supercross – The Official Videogame 4 para salir victoriosos de las carreras. El supercross siempre se ha tratado como un género principalmente arcade, donde se busca el espectáculo por encima de todo con el mando en la manos. Aquí hay espectáculo, claro está, pero también mucha, mucha técnica. Algo que hará sin duda las delicias de los aficionados a este deporte y que demuestra la madurez de Milestone como estudio hoy en día. Esto es algo que obviamente puede echar atrás a los jugadores menos expertos. El juego dispone de algunas ayudas al jugador, pero éstas son menores, por lo que uno no debe esperar llegar y ganar carreras en la primera sesión de juego si no está familiarizado con el control aunque claro, estamos hablando de un juego con licencia oficial, por lo que cualquier aficionado de esta competición conoce de sobra el desarrollo de las pruebas.

Monster Energy Supercross – The Official Videogame 4 es el videojuego oficial del campeonato AMA Supercross de 2021, que se celebra en Estados Unidos y que ya va por edición 48. Milestone no ha desaprovechado la licencia, y tenemos más de 100 corredores divididos entre las 3 categorías presentes: 250SX Este y Oeste, y la categoría reina, 450SX, incluyendo el deseado Ken Roczen. En cuanto a pistas, se ha tenido en cuenta que la temporada 2020 ha sido especial como ya sabemos, así que contamos con los 11 estadios y 17 pistas oficiales de la temporada, que incluyen las 7 variantes de Salk Lake City. Finalmente, tenemos también diversos accesorios (más de 110) con licencia oficial para personalizar tanto la moto como al piloto.

El modo principal del juego es el modo Trayectoria, donde llevar a nuestro piloto (creado con un editor bastante simplón, todo hay que decirlo) hasta la cima, para ello empezaremos directamente en las Supercross Futures, aunque tan solo costa de 3 carreras y no parece tener mucha repercusión, ya que se nos ofrece contrato en 250SX incluso si no hacemos un buen papel (podemos elegir entre este y oeste). En esta categoría, eso sí, es necesario un podio par llegar hasta la categoría 450SX. Estos contratos tienen un objetivo que debemos cumplir y, lógicamente, los equipos punteros exigirán más. La estructura del modo Trayectoria es bastante simple, pero funciona bien. Tenemos un número de pruebas en la temporada, que corresponderá a una determinada semana. Entre medias, eso sí, tenemos la posibilidad de realizar un entrenamiento (de entre las distintas categorías disponibles) que nos dará puntos de habilidad o una prueba adicional a la que seremos invitados. En función del resultado de las pruebas ganaremos créditos y experiencia que se transformará en puntos de habilidad para mejorar a nuestro piloto mediante un árbol de habilidad dividido en 5 categorías. Dentro de este árbol, además, tendremos algunas habilidades bloqueadas hasta que lleguemos a la categoría necesaria. No es que la estructura del modo Trayectoria sea precisamente innovadora, pero resulta divertido y todo un desafío. Por cierto, cuidado con las caídas, que puede afectar a la forma física del piloto (aunque se puede solucionar rápidamente por unos cuantos créditos).

Si queremos ir más al grano podemos optar por correr un campeonato sin más (oficial o personalizado) o directamente personalizar una prueba simple a nuestro gusto y pilotar en ella. Además, se ha incluido un territorio extra en el modo Compuesto (en un paisaje inspirado en las islas de Maine), donde podemos correr solos o con 3 amigos en las 5 pistas disponibles, correr libremente por el terreno o buscar algunos coleccionables. Por supuesto, no podía faltar un modo multijugador que funciona a la perfección gracias a los servidores dedicados, pero en el que se sigue echando en falta un modo campeonato.

El editor de circuitos no podía faltar y a buen seguro se convertirá en una de las bases del juego. Se ha aumentado el número de módulos disponibles y, si bien las pistas, en general, aparentan ser muy similares entre sí, los trazados pueden dar lugar a auténticas locuras. Además, si no tenemos tiempo (o gana, la verdad), de ponernos a editar, siempre podremos buscar entre las creaciones de la comunidad.

Gráficamente podemos decir que estamos ante un juego vistoso, ya que, entrando en detalle vemos algunos pequeños «peros» como unos pilotos totalmente inexpresivos o un público muy, muy pobre. Lo mejor de este apartado sin duda es la iluminación, que es capaz de hacer que incluso con unos modelados «del montón», el juego parezca fotorrealista en muchos momentos. Además, cuenta con algunos efectos extra como barro, la suciedad en el mono del piloto o fuegos artificiales al pasar por la meta. La banda sonora, por su parte, resulta cañera y encaja totalmente con el juego, aunque a los sonidos de las motos les falta algo de contundencia.

Monster Energy Supercross – The Official Videogame 4 es un juego para un público muy concreto, uno que adora las 2 ruedas y el barro. Sus características especiales hacen que la curva de aprendizaje sea bastante dura, aunque eso es, precisamente, lo mejor del juego, ya que representa fielmente una disciplina que, aunque no es de primer nivel en nuestro país, tiene millones de seguidores en todo el mundo. No es perfecto, y los modos de juego son algo insulsos, pero consigue que cualquier fan se sienta como en la pista con tan solo el mando en las manos.

Monster Energy Supercross - The Official Videogame 4

7.3

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración

6.5/10

Online

7.0/10

Lo mejor

  • Editor de circuitos
  • Licencia muy bien aprovechada
  • Apartado gráfico cuando la luz acompaña
  • Objetos de personalización
  • Control sobresaliente...

Lo peor

  • ... aunque con curva de aprendizaje muy pronunciada
  • Modos de juego insulsos
Publicado enAnálisisConducción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies