Saltar al contenido

Análisis de Monster Truck Championship

Desarrollador: Teyon
Distribuidor: Nacon
Plataformas disponibles: Nintendo Switch (noviembre 2020), PC, PlayStation 4 y Xbox One
Versión analizada: Xbox One
Fecha de lanzamiento: 15 de octubre de 2020
Textos/Voces: Español/Español (latino)

Si me hubiera preguntado hace varios meses a qué juego estaría jugando en octubre… estoy seguro de que no diría Monster Truck Championship, pero gracias al buen hacer de Nacon, y a los vídeos mostrados, el juego parecía interesante, así que me «atreví» con este análisis… y solo me queda dar las gracias a Nacon por haberme descubierto este juego. Seguramente muchos estaréis pensando que es un juego del montón, sin más, y puede que en muchos aspectos sea así, pero destaca, y mucho, en el aspecto más importante, y es que es horriblemente divertido.

Los Monster Truck no son especialmente populares en España (aunque han visitado varias veces el difunto estadio Vicente Calderón, la última en 2017 con un servidor presente en las gradas), pero al otro lado del charco gozan de bastante popularidad, con la serie Monster Jam como estandarte. Quizá por esto, y a pesar de haber asistido incluso a un evento en vivo, nunca había probado un juego de este tipo de vehículos hasta ahora (puede ser de los pocos juegos con vehículos de 4 ruedas que me faltan, todo sea dicho, que han caído unos cuantos para analizar en IGN España). Así que, como buen novato, me tocó empezar desde 0 con el manejo de los «camiones monstruo».

Esos camiones tienen la particularidad de que pueden mover por separado el eje delantero y el eje trasero. En el juego, esto se hace usando un stick por cada eje, siendo el stick izquierdo el encargado del eje delantero (el que solemos mover en cualquier vehículo normalmente) y el stick derecho para el eje trasero, que es la gran novedad en cuanto a control de los Monster Truck. De hecho, yo «descubrí» esto al internar mirar a los lados con este stick, pero uno se acostumbra rápido. Por lo demás, tenemos lo esperado nada más ver los vehículos: ruedas enormes y suspensión muy, muy alta, para absorber bien los impactos en los saltos piruetas y todo tipo de locuras que podamos imaginar. Todas ellas presentes en Monster Truck Championship.

Teyon ha conseguido trasladar el manejo de estos monstruos sobre ruedas a la perfección a Monster Truck Championship. No estamos, para nada, ante un simulador puro y duro, sino simplemente ante una apuesta de lo más divertida. Los vehículos se manejan de forma muy simple, más allá del segundo stick para el eje trasero no hay mucho misterio. Los Monster Truck tienen una potencia de unos 1.500 CV, llegando a alcanzar los 2.000 CV, por lo que no estamos precisamente ante un utilitario para ir a por el pan. Esto hace que la aceleración sea muy brusca, pero muy espectacular. Así, en la salida de las pruebas contra otros camiones, tendremos que ajustar bien las revoluciones una vez se ponga el verde para hacer una salida perfecta y no perder tracción. Con el camión ya enderezado comenzará la diversión. Estamos ante unos vehículos muy pesados (aproximadamente 4,5 toneladas de peso), por lo que hay que ir controlando las fuerzas bien moviendo ambos ejes para no derrapar… o justamente para derrapar. En los giros cerrados podemos usar ambos ejes para realizar un giro más rápido. Estos factores hacen que el juego sea muy divertido de jugar, ya que tenemos unos vehículos muy potentes, pero que gracias al buen hacer de Teyon se manejan perfectamente, mucho mejor de lo esperado. Con los vídeos del juego uno se puede hacer una idea de lo que se espera, ya que el manejo es tal y como se ve, simple, pero muy espectacular, pero con el mando en las manos creedme, es todavía más divertido de lo que parece. Eso sí, es recomendable empezar con el entrenamiento, donde aprenderemos más sobre el manejo y los trucos.

Si estos monstruos tienen las características que tienen no es solamente para verlos sobre la pista, sino porque se pueden permitir el lujo de realizar acrobacias prácticamente imposibles en vehículos de 4 ruedas. Si el tutorial es tan recomendado es en gran parte por esto, ya que en él se explica a la perfección como realizar todos y cada uno de los trucos presentes en el juego haciendo uso tanto de la suspensión alta como de los 2 ejes independientes. Tenemos trucos simples, como los saltos, pero también las donas (girando ambos ejes), los caballitos o, claro está, los saltos hacia atrás. Los trucos son de lo más espectaculares, y su ejecución, como todo en Monster Truck Championship, es simple, pero muy divertida e incluso diría que satisfactoria.

Con todo esto, ya nos podemos hacer una idea de que en Monster Truck Championship no todo es correr. Por supuesto, tenemos carreras en alguno de los circuitos presentes en el juego contra hasta 7 rivales (o contra el reloj, si lo preferimos). Pero además contamos con Drag Races, con circuitos muy cortos (entre 10 y 30 segundos) en las que tendremos que superar 3 eliminatorias directas contra otro camión. Y, claro está, tenemos Freestyle y Destrucción, donde hay que superar una puntuación objetivo a base de trucos, saltos y destrucción de, entre otros, coches y caravanas. Todos estos trucos se pueden (o más bien deben) enlazar para aumentar la puntuación de combo y sumar puntos al marcador hasta llegar al primer puesto. Tanto las carreras como los eventos de puntuación son de lo más divertidos. Las carreras (incluyendo las Drag Races) son muy emocionantes gracias a la agresividad de los otros vehículos y al diseño de los circuitos, que incitan a usar ambos ejes en algunas curvas para ganar tiempo y, además, están repletos de saltos o zonas reviradas en donde no podemos dormirnos. Las Drag Races además, tienen una duración muy reducida, con lo que aumenta así la tensión y se reduce al mínimo el margen de error. Por su parte, los eventos de trucos ofrecen unas pistas repletas de saltos u objetos destructibles, donde sacar lo mejor de nosotros con el mando, pero también ofrecer algunas tomas de lo más espectaculares. Hay que advertir de que, por muy tentador que sea hacer el cabra como si no hubiera mañana, que lo es, no hay que descuidar al propio camión, ya que Monster Truck Championship incluye un completo sistema de años. Por ejemplo, los saltos grandes pueden dañar las ruedas o la suspensión, mientras que un accidente puede llegar incluso a dañar la transmisión o el propio motor (siempre que estén activados los daños, claro está). El comportamiento del vehículo cambia totalmente si se daña y, además, tocará pasar por caja para hacer frente al coste del arreglo. El total de arenas es de 25, todas ambientadas en Estados Unidos. El número no es malo, pero a la larga se puede quedar algo corto, ya que incluyen todos los tipos de eventos y, por ejemplo, solo contamos con 7 ubicaciones para carreras.

Todos estos tipos de eventos, por supuesto, se pueden jugar en Juego Rápido, la modalidad en la que podemos correr sin más, configurando el evento a nuestro. Pero si queremos algo más profundo nos tocará apostar por el Eventos, el modo principal del juego. En este modo tenemos tres grandes ligas (nacional, profesional y grandes ligas) con una serie de eventos. De primeras tan solo podemos acceder a la liga nacional, la primera de ellas, donde tenemos un evento disponible. Si queremos desbloquear los siguientes eventos, habrá que conseguir el número de puntos requerido, y así hasta conseguir llegar a la gran final de la liga. Todos los eventos incluyen varias etapas, desde un mínimo de 2 hasta un máximo de 5 para las finales, que incluyen eventos de los 4 tipos presentes en el juego (sin contar los contrarreloj, solo disponibles en Juego Rápido). Para ayudarnos en estas tarea tenemos la posibilidad de reclutar a miembros del equipo, que a cambio de una jugosa cantidad de dinero, se unirán a nuestro equipo proporcionándonos beneficios como mayor rango de RPM para salidas perfectas, más resistencia del coche o, simplemente, más dinero en las carreras. Eso sí, la dificultad del juego es más bien baja (recomiendo empezar directamente en dificultad difícil), por lo que la contratación de estos miembros no será algo imprescindible. Contamos también con la posibilidad de contratar a un patrocinador a elegir de entre los disponibles (que irán mejorando a medida que avancemos). Este patrocinador nos proporcionará dinero y piezas para el vehículo si llegamos a los objetivos propuestos, que están relacionados con nuestro rendimiento, por ejemplo llegar a número mínimo de combos en pruebas de trucos, realizar un número determinado de salidas perfectas o alcanzar el podio.

Sin duda, más allá de la propia diversión del juego, el mayor aliciente del modo Eventos lo tenemos en la personalización. Podremos mejorar el rendimiento del camión (motor, frenos, transmisión, llantas o suspensión) mediante piezas que iremos desbloqueando al alcanzar la cantidad de puntos necesaria (luego habrá que pagar la cantidad de dinero necesaria para aplicarla), pero también obtener piezas para personalizar nuestro camión. Estas piezas incluyen alerones, diseños (alguno muy, muy molones), colores y, claro está, carrocerías, donde encontramos algunas simples con otras de lo más divertidas (¿quién no ha soñado alguna vez con conducir una tostadora de 2.000 CV y ruedas gigantes?). En total son 16 Monster Truck distintos a los que podemos aplicar más de 50 elementos personalizables. Nada mal. Finalmente, si esto nos sabe a poco, podemos incluir trastear en el comportamiento del camión mediante el tunning, que nos permite ajustar algunos parámetros y adaptar la conducción a nuestro gusto.

Si no nos conformamos con el juego local, podemos apostar por el modo online, aunque, la verdad, resulta excesivamente simple, tan solo podemos unirnos a una sesión existente o crear una propia. En cualquier caso, las únicas opciones disponibles son carreras o Drag Races. Ningún rastro de los eventos de trucos que podrían haber dado mucho juego. Al menos podemos añadir varias etapas y configurar algunas opciones como los daños, la clase de vehículo de los oponentes o el nivel de la IA. Podemos crear salas privadas, pero incomprensiblemente, no se ha incluido ninguna opción de juego local a pantalla partida, algo que podría haber dado mucho juego.

Por supuesto, no todo es «perfecto» en Monster Truck Championship, y es que si hay un apartado donde el juego flojea, es en los gráficos. La recreación de los camiones es buena, sin más, así como de los escenarios, especialmente de los estadios, que cuentan con más detalles y una iluminación bastante decente, pero es aquí, en la iluminación, donde vemos el gran talón de Aquiles del apartado técnico. Especialmente en los circuitos de tierra, hemos notado en demasiadas ocasiones que las sombras fallan mucho, dejando la sensación de que el coche va flotando sobre la pista. Además, se notan algunos efectos extraños detrás de las ruedas, que afean mucho el apartado técnico. Además, el popping está presente tanto en elementos de los escenarios como en las propias sombras. Los vehículos se manchan progresivamente con el paso de las vueltas, pero, por otra parte, apenas hay polvo o tierra en los circuitos. No es algo catastrófico, pero es evidente que Monster Truck Championship no va a entrar por los ojos. Sí que mejora mucho con el oído, ya que el sonido de los vehículos es de lo más contundente, muy fiel a la realidad de estos motores, la música encaja perfectamente y el juego viene doblado al español… latino (no hay español de España). No afecta ni mucho menos a la experiencia, aunque hay algunas palabras que pueden sonar extrañas para el público español.

Monster Truck Championship ha sido una de las sorpresas del año para mí. Lo que parecía ser un juego del montón (y que, de hecho, lo es en muchos sentidos), ha resultado en una propuesta fresca y muy, muy divertida, que me ha conseguido mantener enganchado a la pantalla durante horas con una sonrisa en la cara. No es el juego perfecto, y se nota que es un juego con un presupuesto muy limitado, aunque hay que reconocer que el Teyon ha acertado en la decisión de que si hay que apostar por un apartado, que sea por la diversión.

Monster Truck Championship

7.2

Gráficos

6.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Duración

7.0/10

Online

6.0/10

Lo mejor

  • Divertido a más no poder
  • Recreación perfecta de los Monster Truck
  • Opciones de personalización
  • Escenarios
  • Sistema de daños

Lo peor

  • Gráficamente desfasado
  • Online desaprovechado
Publicado enAnálisisConducción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies