Saltar al contenido

Análisis de Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2

Desarrollador: Vicarious Visions
Distribuidor: Activision
Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4 y Xbox One
Versión analizada: Xbox One
Fecha de lanzamiento: 4 de septiembre de 2020
Textos/Voces: Español/Español

Hace 20 años desde que a la pregunta ¿qué es Tony Hawk?, muchas personas responderían: «un juego de Skate, lo tengo en la pley», en vez de responder que es un skater (o patinador, pero queda menos cool). El juego de Neversoft se convirtió un éxito de inmediato, y llevó el skate, un deporte cuya popularidad siempre ha estado lejos del fútbol, baloncesto o de las carreras, a muchísimos hogares que, sin haber patinado nunca, o sin haber estado cerca del mundillo, pasaban horas realizando ollies, lips y manuals.

No, no es algo que haya leído, uno de esos enganchados al skate virtual en PlayStation era yo.

Después de estas primeras entregas de lo más exitosas, la saga llegó a múltiples plataformas con nuevas entregas, hasta el último Tony Hawk’s Pro Skater 5 en 2015 (sin contar Tony Hawk’s Skate Jam para móviles en 2018) que, la verdad, dejó claro que la saga iba por muy mal camino y cuya calidad dejó muchísimo que desear. Con lo que había sido… Así que en Activision decidieron ir a lo seguro, y encargar a Vicarious Visions (que hicieron un trabajo excelente con Crash Bandicoot N. Sane Trilogy) un remake de los dos primeros juegos.

Como buen remake, los fans de las primeras entregas pueden estar tranquilos, puesto que tenemos todos los escenarios, skaters e incluso la banda sonora original de ambos juegos, en todo un alarde de nostalgia. Pero Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 es mucho más que un simple remake. Lejos de conformarse con actualizar el juego mejorando gráficos sin más, Vicarious Visions ha mejorado todo el juego, añadiendo incluso movimientos y opciones que se incorporaron a la saga en entregas posteriores. No solo está orientado a atrapar al público nostálgico, sino que es capaz de enganchar a nuevos jugadores a la saga, gracias a lo cuidado de todos y cada uno de sus apartados.

Para los (pocos) que no conozcan la saga, Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 nos presenta algunos escenarios en los que podemos movernos libremente. Nada de mundo abierto, tranquilos, tan solo algunos parques, almacenes o calles cortadas en los que patinar. Los entornos son pequeños, seguramente debido a las limitaciones técnicas de la época, en caso de haber salido hoy tendríamos un mapa enorme vacío y repetitivo, pero lleno de iconos y personajes con los que hablar para llevar una caja de sushi a la otra punta del mapa a cambio de unos puntos de experiencia, pero no, aquí no hay nada de eso. Bendito 1999. En estos pequeños mapas tendremos todo lo necesario para una divertida sesión de skate: rampas, barandillas, half-pipes (medio-tubo)… etc, además de otros objetos más corrientes como mesas o fuentes… que tampoco vienen mal. Estos objetos, junto a nuestra habilidad, nos servirán para lograr los objetivos tanto de puntuaciones como de combo, pero hay más, ya que no podían faltar las letras S-K-A-T-E para completar o buscar la cinta secreta. Además, se han incluido otros objetivos que van alternando, como destruir las señales de «no skate» o abrir unas válvulas, por ejemplo. Así, tenemos hasta un total de 10 objetivos que cumplir en cada escenario y algunos puntos de estadística para mejorar al skater… y esto en tan solo 2 minutos (tranquilos, se puede volver a intentar y se mantienen los objetivos ya conseguidos). Estos objetivos, claro está, sirven para desbloquear el siguiente escenario, que requiere de un mínimo de ellos para desbloquearlo, aunque también tenemos otros niveles en los que tenemos que conseguir medallas, necesarias para desbloquear otros escenarios. En estos niveles el objetivo es simplemente llegar a conseguir la mejor puntuación en un total de 3 rondas de 1 minuto (aunque solo puntúan las 2 mejores). Eso sí, calma, ya que además de las campañas de los dos juegos, hay un tercer modo con todos los escenarios desbloqueados (salvo que sean secretos…), en donde recrearnos o superar nuestras puntuaciones, que además cuenta con marcadores online.

El trabajo realizado con los escenarios es sublime, ya que se han actualizado completamente, pero, a su vez, siguen siendo los mismos. El mapa en sí sigue siendo igual, pero Vicarious Visions los ha retocado para hacerlos aún más atractivos, añadiendo elementos estéticos que no existían o algunos guiños a la saga, como el caso del Hangar, con posters de los juegos de la saga colgados en las paredes. El salto gráfico, lógicamente es abismal, pero no solo respecto a lo visto en 1999 y 2000, sino que también está a la altura en 2020. El detalle de los escenarios es muy alto, al igual que el de los skaters, perfectamente reconocibles. No es que sea algo espectacular en ningún momento, ya que pasa de florituras innecesarias. Pero todo se ve bien, y lo más importante, se mueve bien, ya que el juego mantiene constantes los 60fps en todo momento, para poder también apreciar las excelentes animaciones del juego, incluyendo transiciones. También la banda sonora está un nivel excelente, ya no solo por recuperar la banda sonora original, sino por incluir algunos temas nuevos que encajan perfectamente en la «cultura» de Tony Hawk’s Pro Skater. Por supuesto, podemos elegir las canciones que van a sonar o incluso pasar de canción durante el juego con tan solo pulsar un botón específico para eso, muestra de lo importante que es la banda sonora en este juego. Incluso, para rematar el apartado sonoro, se han doblado las (pocas) voces existentes en el juego.

Los gráficos no son lo único que se ha retocado manteniéndolo fiel al original, ya que, si algo caracterizó e hizo tan popular la saga fue su excelente manejo, totalmente arcade y orientado a todos los públicos, pero complicado de dominar y de llevar al extremo. En tan solo unos segundos ya nos sentiremos auténticos profesionales (aunque es recomendable hacer el tutorial inicial), ya que el personaje avanza solo y saltar, realizar algún truco (con botón + dirección, como siempre) e incluso grindar es de lo más sencillo. Estos trucos darán algunos cientos de puntos, unos pocos miles si es algo más avanzado. La sensación de ser unos expertos se irá en cuanto veamos que los objetivos de los escenarios suelen tener alguno muy por encima de los 100.000 puntos. Gracias a este golpe de realidad (que vendrá acompañado de algunos contra el suelo mientras aprendemos trucos) veremos que estos trucos de forma individual valen de poco, y es aquí donde entran los imprescindibles combos. Si queremos alcanzar buenas puntuaciones habrá que enlazar combos usando manuals, reverts o lo que se ponga por delante. Lo importante es que el multiplicador vaya aumentado, ya que con cada truco, por pequeño que sea, aumentaremos el multiplicador para lograr así cantidades estratosféricas (como el logro/trofeo de un combo de 1.000.000 puntos). Aquí es donde radica la dificultad de Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 ya que no siempre es fácil combinar trucos y, además, los manuals y grinds se hacen imprescindibles, y no siempre es fácil mantener el equilibrio. Por supuesto, si hay caída, adiós combo. Manual que, por cierto, podemos usar en el primer juego… a pesar de que se introdujo en el segundo, y el revert no apareció en ninguno, ya que se incorporó en la tercera entrega. Vicarious Visions ha añadido movimientos de toda la saga (de hecho, muchos trucos son de la cuarta entrega) de forma sublime y ha conseguido que encajen perfectamente en el juego y que se sienta totalmente natural. Además, el remake está tan cuidado que tenemos opciones para desactivar estos «nuevos» movimientos y jugar únicamente con los originales. No hay duda de que estamos ante todo un ejemplo de cómo hacer un remake.

Otra novedad que encaja perfectamente con lo que se espera de la saga son los desafíos. Estos desafíos nos retan a completar pequeños objetivos, que van subiendo en complejidad y que nos reportan recompensas en forma de objetos, créditos para gastar en objetos o experiencia para subir de nivel. Estos objetos incluyen ropa, tablas o elementos cosméticos para personalizar el skater, bien uno de los existentes o bien nuestro skater personalizado creado desde cero con el editor, pero también objetos para el editor de parques que permite dar rienda suelta a la imaginación y compartir las creaciones con otros jugadores. Realmente la personalización y el sistema de niveles no es que sea algo muy profundo o que motive en exceso… pero es un añadido interesante.

Finalmente, como no podía ser de otra forma en 2020, se ha incluido también un modo online, impensable cuando salieron a la venta los juegos originales. La estructura es bastante simple: hasta 8 jugadores se juntan en una lista de mapas que se van alternando, en ellos hay que cumplir el requisito que toque, que puede ser, por ejemplo, lograr la máxima puntuación, realizar el mejor truco o llenar de «grafitis» el escenario marcando nuestro territorio. Los objetivos son bastante simples, pero consiguen enganchar al jugador. Eso sí, ya hay mucho nivel, así que hay que ir bien curtido a este modo. Es divertido y engancha… pero se nota que es la parte más descuidada del juego, ya que, por ejemplo, no hay forma de hacer partidas privadas (si jugamos con amigos se rellenará el resto de jugadores) y no hay ningún tipo de evolución o motivación para jugarlo, más allá de la propia diversión, claro está. Eso sí, siempre nos quedará el multijugador a pantalla partida, que puede ofrecer unos piques épicos.

Tony Hawk’s Pro Skater 1 + 2 es el ejemplo perfecto de cómo hacer un remake de dos clásicos, siendo fiel al original, pero mejorándolo y dotándolo de personalidad propia. Vicarious Visions ha demostrado controlar como nadie este tipo de remakes y nos ofrece un juego fresco, pero que es todo un homenaje al título original, respetando su recuerdo con múltiples opciones, pero añadiendo novedades que encajan perfectamente en 2020. Divertido y sencillo, pero exigente para dominarlo. Justo lo que se puede esperar de un Tony Hawk’s Pro Skater. Justo lo que queríamos.

Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2

8.5

Gráficos

8.7/10

Sonido

9.7/10

Jugabilidad

9.6/10

Duración

7.5/10

Online

7.0/10

Lo mejor

  • Tan divertido como siempre
  • Adaptación perfecta. La esencia permanece intacta
  • Las novedades encajan a la perfección
  • Sublime banda sonora

Lo peor

  • Multijugador online excesivamente simple
Publicado enAnálisisDeportivo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies