Saltar al contenido

Análisis de MotoGP 20

Desarrollador: Milestone
Distribuidor: Milestone, TNPR
Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4, Xbox One
Versión analizada: Xbox One
Fecha de lanzamiento: 23 de abril de 2020 
Textos/Voces: Español/Español

Cada vez que pienso en Milestone es inevitable que se me venga a la cabeza el olor a gasolina, y es que el estudio italiano se ha centrado en títulos de conducción desde su inicio, salvo contadas excepciones como Super Loopz o Iron Assault. Aunque se han atrevido en varias ocasiones con las 4 ruedas (a destacar varias entregas del título oficial del WRC), viendo su historial queda claro que las 2 ruedas son su especialidad, especialmente tras hacerse con la licencia oficial del Campeonato Mundial de Motociclismo, cuya primera entrega a cargo del estudio fue MotoGP 07. Ahora, con un campeonato en el que solo se ha corrido una carrera y únicamente en las categoría Moto2 y Moto3, Milestone nos trae el campeonato completo a nuestras casas con MotoGP 20.

Esta entrega llega con una incertidumbre total respecto al campeonato real, lo que puede traducirse bien en un fracaso comercial al estar basado en un campeonato que, quizá, no llegue a celebrarse nunca, y que desde luego no será como está estipulado en el título oficial, o bien todo un éxito, ya que puede ser la única oportunidad de ver carreras oficiales esta temporada, aunque sean virtuales. En todo caso, estamos ante el único videojuego oficial del campeonato, llegue a celebrarse o no. Esto se traduce directamente en cifras, ya que, por supuesto, contamos con todos lo pilotos, equipos y circuitos inscritos para el campeonato de 2020 de MotoGP, Moto2 y Moto3 y una lista de 46 pilotos y 43 motos históricas. Las cifras, siendo un juego oficial, no están nada mal, aunque no deja de ser algo esperado, claro está. Además, más adelante llegarán la Rookies Cup y MotoE, que no estarán disponibles en el lanzamiento debido al retraso del campeonato con motivo del COVID-19, algo extraño si tenemos en cuenta que sí estaban en MotoGP 19 de lanzamiento. Los diseños de las MotoGP de 2020 no estarán disponibles hasta primeros de mayo, los de Moto2 y Moto3 a finales de mayo, junto a la Red Bull MotoGP Rookies Cup. Finalmente, habrá que esperar hasta finales de junio para ver a las MotoE en el juego.

El manejo de las motos resulta bastante convincente y las 3 categorías están bien diferenciadas. Si optamos por correr la primera carrera con una MotoGP (algo irresistible, todo hay que decirlo) estaremos la mayor parte del tiempo en el suelo, debido al aumento de potencia y peso de éstas. Es decir, son más rápidas, pero menos ágiles y más bruscas a la hora de intentar tirarnos al suelo, que lo intentarán, aunque vemos un exceso de derrapes algo forzados tanto al frenar como al acelerar. Por su parte, Moto2 y especialmente Moto3 resultan de lo más dóciles y hay que forzar mucho, muchísimo, una Moto3 para irse al suelo. Así, Milestone busca que el jugador realice la progresión lógica con el ascenso de categorías, con MotoGP como objetivo final , simplificada, pero que busca ser accesible para todos los jugadores y, a su vez, un reto difícil de llevar al extremo para jugadores más experimentados. Así, manejar la moto es sencillo, pero dominarla no lo es tanto, especialmente en las frenadas, que es donde mejor podemos ver diferencias entre jugadores. El uso del freno es muy importante, ya que es muy fácil ir al suelo si no lo controlamos bien, especialmente en MotoGP. Es importante frenar con suficiente antelación y entrar a la velocidad correcta en las curvas. Podemos usar freno combinado o un botón para el freno delantero y otro para el freno trasero, esta última opción da más control al jugador a la hora de frenar y derrapar, pero complica un pelín el asunto. Más complicadas todavía resultan algunas de las motos históricas, puras bestias sin electrónica que pondrán a prueba a los pilotos virtuales, como ya hicieron en su día con los reales. Las nuevas monturas si incluyen ayudas electrónicas (TCS, AW y EB), que podemos adaptar en ayudas como reales (las modernas lo tendrán activado) o desactivadas.

Las ayudas son configurables aunque, a decir verdad, no hay muchas opciones. Podemos cambiar el modo de simulación, hasta pro, si queremos línea de trazada, tipo de cambio o ayuda al salir de pista, por ejemplo. El juego sigue siendo exigente incluso con la mayoría de ellas activadas, aunque también divertido con o sin ellas. También tenemos opción de configurar una de las novedades de esta entrega, como es el consumo de combustible. Ahora, podremos seleccionar la cantidad de carburante con la que salimos. Por defecto tendremos siempre la cantidad justa para llegar a meta sin tocar nada… pero quizá sea mejor cargar un poco más y activar toda la potencia del motor sacrificando consumo. Es nuestra decisión, pero nos puede dar (o quitar) algunas décimas importantes. Por supuesto, hay que vigilar el nivel de gasolina, ya que si nos quedamos sin gasolina… se acabó. Al igual que la gasolina, los neumáticos se consumen, y Milestone ha hecho un buen trabajo en este aspecto, ya que notamos su deterioro con el paso de las vueltas, y tendremos que elegir bien las gomas antes de salir en función de la duración o la climatología. Climatología, por cierto, que debería afectar más al pilotaje, ya que la lluvia no acaba de resultar tan problemática como podríamos imaginar.

ANNA (Artificial Neural Network Agent), la IA creada por Milestone en MotoGP 19 vuelve en esta entrega. Para los que no hayan jugado a la anterior entrega se trata de una IA basada en redes neuronales que adapta el pilotaje de los rivales a nuestro estilo. Es difícil comprobar hasta qué punto esto es verdad, pero si que tenemos una IA muy, muy buena. Con pilotos de lo más competitivos, capaces de lograr adelantamientos imposibles al mínimo hueco… pero también de cometer errores como haría cualquier piloto. La IA rival se puede ajustar a nuestro gusto, con valores desde 0 a 100, cuando es prácticamente imbatible y nos hará sudar tinta.

El modo principal, como suele ser habitual, es el modo Trayectoria, que incluye algunas novedades (menores) respecto a lo visto la temporada pasada, aunque la base sigue siendo lo visto ya no solo en MotoGP 19, sino en cualquier juego similar. Nos creamos un piloto en el editor, muy simple, por cierto, y tenemos que llegar a ganar el campeonato del mundo. Es un resumen muy cortito, pero bastante realista aunque, claro está, hay más «chicha». De primeras podemos elegir la categoría para iniciar nuestra carrera. No acabamos de entender, eso sí, por qué se permite correr directamente en MotoGP, ¿qué piloto comienza su carrera directamente en la categoría reina? Personalmente entiendo que la decisión viene debido a facilitar la llegaba a MotoGP sin pasar por categorías inferiores, haciendo más accesible el juego para quién quiera ir al grano… pero para eso está el modo campeonato, ¿no? En todo caso, y sea cual sea la categoría elegida, el funcionamiento del modo Trayectoria es prácticamente idéntico.

Nada más empezar, veremos algunas ofertas de equipos de la categoría seleccionada, obviamente sin ser equipos punteros, faltaría más. Tendremos que decidir la mejor oferta en función del salario, rol que nos ofrecen y expectativas del equipo. Una vez firmado el contrato tocará entrar en faena. Lo primero será gestionar nuestro equipo, esto es, seleccionar representante (para mejoras o búsqueda de contrato) así como personal técnico (ingeniero jefe y telemetrista). Una vez montado el equipo, podremos acceder al calendario por semanas en el que veremos las distintas pruebas oficiales (carreras y test de invierno/media temporada). Finalmente, tenemos la sección de investigación y desarrollo, donde mejorar las prestaciones de la moto entre cada una de las 4 secciones a mejorar: motor, chasis, aerodinámica o electrónica. Para realizar estas mejoras tocará asignar personal al desarrollo de la misma. En función del personal asignado, el tiempo se irá reduciendo. Por supuesto, las mejoras no son «gratuitas», y además de personal necesitaremos datos de investigación, que obtendremos durante las pruebas de desarrollo. Estas pruebas se realizan durante los entrenamientos libres de un fin de semana de carrera. En función del resultado obtendremos más datos de investigación para asignar al desarrollo. La evolución de la moto la iremos viendo con el paso de las semanas y podremos adaptarla a nuestras necesidades. Además, nos irán llegando nuevas propuestas de personal (aunque tendremos que tener cuidado con el salario y con el coste de investigación) con diversas características. No se puede decir que sea algo original… simplemente es algo que funciona, y Milestone no se suele caracterizar por innovar mucho en sus juegos. Resulta divertido siempre que nos diviertan las carreras, pero realmente no hay un extra de diversión y a la larga es excesivamente genérico.

Más allá del modo Trayectoria tenemos los modos rápidos, que nos permiten correr un fin de semana a nuestro gusto en cualquiera de los circuitos disponibles configurando los parámetros, y las sesiones, a nuestro gusto; el modo contrarreloj, con tablas de tiempos online y Campeonato, el que correr una temporada completa sin más rodeos. Más interesante resulta el modo histórico, en el que correr con grandes leyendas como Michael Doohan, Kenny Roberts Jr o nuestros Àlex Crivillé y el recién retirado Jorge Lorenzo por ejemplo. En este modo tenemos 3 desafíos disponible que irán rotando. A más dificultad, mayor nivel de la IA y mayor duración, pero también mayores recompensas. Estas recompensas serán necesarias para comprar pilotos y modos históricas, que podremos usar en los distintos modos para un jugador e incluso en el multijugador online. Multijugador online que, de nuevo, deja bastante que desear, ya que tan solo podemos unirnos a una sala o crear una partida, bien de jugador o bien como director de carrera, en el que controlar la emisión o incluso aplicar sanciones. Gracias a los servidores dedicados funciona bien… pero tiene poco aliciente. Si queremos deslumbrar en el online (o el local, para nuestro deleite) contamos con varias opciones de personalización, desde el pegatinas hasta el diseño del casco e incluso el diseño de la moto. El editor es bastante completo y permite realizar diseños de calidad que, además, podremos compartir con otros jugadores, así como acceder a los creados el resto.

Gráficamente seguimos viendo cómo Milestone se adapta al Unreal Engine 4. El juego llega a resultar atractivo gráficamente, al menos de primeras, con una buena representación de motos (aunque de lanzamiento aunque no tengan el diseño puesto al día) y pilotos, pero si entramos en detalle empezamos a ver algunas lagunas, ya que las texturas no están todo lo definidas que deberían y unos circuitos algo vacíos. Les falta vida. El sistema de iluminación se ha visto mejorado, y las carreras de día lucen mejor que nunca, pero en lluvia o incluso en días nublados volvemos a notar como las motos «flotan» sobre el circuito, algo muy repetido en la historia de Milestone y que parece que no ha sido solucionado todavía. En la versión analizada, Xbox One X, contamos con dos modos gráficos, uno que prioriza el rendimiento y mantiene los 60fps y otro gráfico... pero con bajadas importantes de fps. Viendo el resultado, hubiera sido mucho más conveniente dejar únicamente el modo con alta tasa de fotogramas. No es que tenga un apartado técnico malo… pero es que podría dar muchísimo más de sí. Más decepcionante resulta el sonido, especialmente debido al prácticamente nulo sonido ambiente, que hace que los circuitos parezcan todavía más vacíos. Es complicado pensar en una carrera en Jerez sin que la grada retumbe al paso de los pilotos… pues aquí nada. Al menos llega doblado al español, aunque los comentarios de Ernest Riveras apenas se escuchan en la presentación del Gran Premio.

MotoGP 20 es la mejor apuesta para los fans del campeonato, es obvio, ya que no hay más opciones. De hecho, puede ser la única opción para disfrutarlo este año, ya que el campeonato real corre serio peligro de no celebrarse. Esta es una baza importante que no entraba en los planes de Milestone, ya que el lanzamiento temprano parece querer aprovechar el tirón del inicio de la temporada, incluso a costa de reducir contenido de lanzamiento (Rookies Cup y MotoE), y ahora han quedado en una situación complicada. Más allá de problemas del mundo real, el título de Milestone es juego típico del estudio. Simple, con una buena jugabilidad para divertir a todos los públicos y un apartado técnico solvente, pero que no acaba de entrar por los ojos. Con todo, si algo queda claro es que a buen seguro los fans del motociclismo lo disfrutarán (más si no han tenido entregas previas).

MotoGP 20

7.1

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración

8.0/10

Online

6.0/10

Lo mejor

  • Manejo de las motos
  • La IA rival
  • Todas las categorías y circuitos disponibles
  • Desgaste de neumáticos y consumo de gasolina

Lo peor

  • Demasiado contenido no disponible de lanzamiento
  • El pilotaje en lluvia no se ve alterada en exceso
  • Modos de juego insulsos a pesar de las novedades
Publicado enAnálisisConducción

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies