Saltar al contenido

Bee Simulator

Desarrollador: VARSAV Game Studios
Distribuidor: Bigben Interactive
Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 14 de noviembre de 2019
Textos/Voces: Español/Español

¡Oh no! ¡El panal está en peligro! ¡Los humanos lo están destruyendo! ¡Hay que hacer algo!

No tengo que ser adivino para saber lo que estás pensando: «Bee Simulator, seguro este es otro de esos juegos de tontos, como el de la cabra pero ahora con abejas…». Y lo sé porque yo también lo pensé, pero déjame dejar en claro desde el inicio de esta review que nada está más lejos de la realidad.

Video Thumbnail

Bigben Interactive (V-Rally 4, WRC 8), de mano de la desarrolladora VARSAV Game Studios, nos traen esta placentera mezcla de aventura con «mundo semi-abierto» y una muy cuidada dosis de contenido educativo, todo ello inmerso en el mundo de las abejas. En este juego nos metemos en la piel de una abeja recién nacida, con la que comenzaremos a vivir las diferentes experiencias por las que pasan las abejas a lo largo de su vida. Nuestro rol será el de una abeja recolectora, y nuestro principal objetivo es el de recoger polen para llevarlo al panal. Sin embargo, habrá muchas situaciones en las que nos veremos envueltos a lo largo de la historia que harán más interesante nuestra actividad.

Al iniciar, el juego permite la creación de hasta 3 perfiles para llevar diferentes partidas. Además nos permite personalizar idioma tanto de audio como de subtitulado, controles, dificultad  y más cositas. Así, al iniciar la historia, nos dan la bienvenida a nuestro nuevo hogar, nos piden nuestro nombre y nos explican nuestro rol, para luego comenzar a guiarnos un poco con los controles, cómo volar y cómo saber a dónde ir. Luego de dar un par de vueltas dentro del panal nos toca salir a visitar el mundo exterior, que es nada más y nada menos que Central Park. Si bien no podemos abandonar el parque, el mapa es relativamente grande, sobre todo si tomamos en consideración que somos una abeja, así que más que suficiente. Aunque la mecánica principal se basa en salir del panal, recoger polen de las flores y volver al panal, la aventura tiene una línea argumental que te pone en diferentes situaciones que se resuelven de diferentes maneras. En ocasiones deberemos defender a toda costa nuestro territorio por lo que nos veremos inmersos en unas (sorprendentemente rudas) peleas contra avispas nada amistosas; en otros casos deberemos realizar coreografías de baile para explicar una dirección, o perseguir a toda velocidad a otras abejas que nos están guiando a donde debemos ir.

A lo largo de la partida, dentro del juego y en las pantallas de carga, nos irán presentando datos interesantes sobre las abejas. Un sutil toque educativo, que da la impresión de estar muy bien cuidado y presentado de forma atractiva y que llama la atención.

Gráficamente el juego es bastante correcto. Si bien no hablamos de gráficos hyperrealistas, tampoco pareciera que fuera su principal meta y no le hace falta. El parque está bastante bien construido, tanto los terrenos, edificios y demás construcciones, así como los personajes que aparecen ahí, haciendo mención especial a una gran variedad de animales que podemos encontrar, desde arañas y grillos hasta rinocerontes. De igual forma, el panal es bastante peculiar e interesante, con tintes incluso fantasiosos se podría decir. Las cinemáticas entre cada capítulo son realmente bonitas, contrastan y chocan un poco con el resto del juego pero en sí mismas son muy graciosas y parecen sacadas de un cuento para niños. Si bien los gráficos son efectivos, tienen alguno que otro inconveniente que deja la sensación de que les falta pulirlo un poco; algo de popping, problemas en las sombras al acercarse o incluso problemillas en la colisión con algunos objetos.

Por su parte, el sonido en líneas generales es muy bueno, las canciones son esas típicas melodías que acompañan sin molestar; no nos daremos cuenta que están ahí hasta que dejemos de oírlas. Son muy agradables y hacen sentir que estamos dentro de un cuento infantil. Los efectos de sonido  son algo genéricos; hacen el trabajo pero no son lo mejor del juego; por ejemplo al explotar un globo suena como si se hubiesen detonado 4 kilos de dinamita. Además, aún cuando hay muchísimos animales, muy pocos emiten algún tipo de sonido. Especial mención a los humanos, que no hablan, sino que emiten una especie de gruñido, es horrible, pero consigue hacer reír.

Las voces, tanto en inglés como en español (el juego viene doblado) están «bien», sin embargo, el principal problema son las pausas entre los diálogos, que hacen que se corte continuamente y no tenga nada, absolutamente nada de fluidez; y no son pausas entre personajes, sino entre líneas del mismo personaje inclusive. Se pierde mucho el carisma de las conversaciones y pareciera que estuvieran intentando dialogar dos actores, mientras leen el guión, y que no tienen idea de actuación y además no saben leer bien. Una lástima porque afecta un poco la inmersión.

La jugabilidad, eso sí,  en líneas generales está bien y es correcta. Los controles no son del todo intuitivos, pero son fáciles de aprender. Al principio cuesta un poco hacerse con la sensibilidad del mando,  demasiado sensible y que deriva en un mal control de la abeja; pero con unos ajustes queda bastante bien, a pesar de que un inicio lo normal es pensar que todo sería un desastre. Al volar, se puede hacer hacia adelante, atrás, los lados, arriba y abajo. Además, existe una especie de turbo llamado «Bee-tro» que cuando está lleno permite volar más rápido. Es posible descender para pararnos sobre comidas dulces, lo que llenará el turbo. Y también se puede picar con el aguijón a humanos u otros animales.

Aparte de volar, el juego tiene mecánicas adicionales para los diferentes retos mencionados antes. Por ejemplo, tiene dos modos de pelea, uno (el fácil) está basado en QTEs (Quick Time Events), aparecen en pantalla los botones de golpear (triángulo) y bloquear (cuadrado) y hay que darle en el momento preciso para que sea efectivo. También está la pelea avanzada, la cual es bastante peculiar, con controles basados en dirección; hay que bloquear o atacar combinado con una dirección, es decir, es posible bloquear a tu izquierda moviendo el stick hacia la izquierda y pulsando cuadrado y luego atacar por arriba moviendo el stick hacia arriba y pulsando triángulo; la efectividad se basará en lo que hagamos y lo que haga el enemigo (si bloqueamos por el lado que atacó y si atacamos por el lado que no bloqueó); además existe una barra de ataque especial que se puede usar para asestar múltiples golpes. He de decir que el simple hecho de que existieran peleas me sorprendió mucho, y que tuviera una mecánica tan interesante es una grata sorpresa. Las peleas, sobre todo las que tenían contexto dentro de la historia, son bastante divertidas. Ahora estaré mucho más pendiente cuando vaya al parque a ver si logro ver en vivo una de estas batallas épicas entre abejas y avispas.

Otro de los modos es el baile. Resulta que entre las abejas se cuentan las direcciones realizando una especie de baile y en el juego debemos hacerlo igual. Nos dan una combinación de pasos que debemos memorizar y repetir. Si fallamos se reinicia la coreografía. También tenemos el modo carrera, uno de los más usados. Básicamente debemos volar a toda velocidad (25 kmph de acuerdo a datos proporcionados por el juego), persiguiendo a alguien (otra abeja, un búho, etc) a lo largo del parque, pasando a través de aros que aparecen en el aire y esquivando obstáculos de todo tipo. Además que hay corrientes de aire que dificultan la tarea. No podemos dejar pasar muchos aros ni tampoco podemos dejar que se aleje mucho nuestro objetivo. A su vez, podemos, y en muchos casos debemos, recoger power ups para llenar nuestro depósito de bee-tro, por ejemplo. Muy similar a las misiones de drones de Spiderman, o a algunos niveles de vuelo de Spyro. A destacar que algunos de los retos de carrera son bastante difíciles; hay que ser muy precisos para volar a través de los aros y no dejar que el objetivo se marche. Me atrevo a decir que algunos jugadores lo encontrarán un poco frustrante, si no se les da muy bien la vieja escuela de «practicar hasta mejorar para poderlo completar».Otro de los retos es «Pica al abusador» (Sting the bully) y tendremos que usar nuestro aguijón para «castigar» a cualquiera que nos esté molestando, a nosotros o a los nuestros.

Y, por supuesto, la actividad principal, recolectar polen. Debemos volar a lo largo y ancho del parque buscando flores para recoger su polen y llenar nuestro «depósito». Una vez lleno deberemos volver al panal para entregar todo el polen y regresar al parque a seguir trabajando. Hay 5 tipos de flores: común, poco común, rara, épica y legendaria, cada una da un polen de más o menos calidad. Cada tipo de flor tiene un color asociado, y para saber cual flor es de cual tipo podemos usar nuestra visión de abeja: al presionar R3 se activa una visión en primera persona y donde todo se opaca excepto por las flores y sus colores. Imagina una cámara de visión nocturna pero azul y con colores para las flores.

Además, como se mencionó antes, hay misiones alternativas en las que dan un poco de contexto y debemos resolver básicamente combinando algunos de los retos antes mencionados, por ejemplo debes derrotar a una abeja carpintera en una pelea para luego darle una dirección bailando.

El modo historia del juego es relativamente corto, en unas pocas horas se puede terminar sin problemas; se alarga un poco con la dificultad de algunos de los retos de carrera ya que no se pueden saltar y se deben completar si o si. Una vez terminado el modo carrera, hay una gran cantidad de actividades adicionales por completar para seguir exprimiendo el juego. Es decir, que no acaba ahí. Por ejemplo, a lo largo de la partida se van obteniendo «puntos de conocimiento» que se pueden canjear por diferentes cosas como trajes para la abeja (y convertirnos en una abeja azul de huerto, por ejemplo), o cosas más graciosas como sombreros de cono o pirata.

Además, existe un glosario bastante grande que completar, y se hace teniendo contacto con los distintos animales y plantas que vamos encontrando; honestamente no me queda claro cómo se descubre un animal, hasta ahora mi apuesta es que es  por tocar la cara, pero no siempre me funcionó. También hay abejas perdidas que recuperar y mini-retos llamados hazañas que son de lo más variado, desde recolectar el polen de 3000 flores hasta explotar 20 globos con nuestro aguijón. Y como detalle adicional, que además es algo que aplaudo mucho, el juego incluye un modo multijugador local, en el cual hasta 4 jugadores comparten pantalla dividida en uno de tres mapas diferentes, para así participar en retos tanto cooperativos como competitivos. En este modo se pueden usar las abejas que hemos ido desbloqueando con los puntos de conocimiento. No dispone de juego online.

Video Thumbnail

Confieso que Bee Simulator me ha dejado gratamente sorprendido. Y aunque tenía las expectativas bajas, no quiero restarle méritos a este título, que está bastante interesante. El atreverse con un planteamiento poco común y ponernos en la piel de una abeja es digno de reconocimiento, ya que cada tanto hace falta algo innovador y valiente; y si además logran no morir en el intento, mayor es el aplauso y creo que Bee Simulator sale bastante ileso. Tiene algunos problemillas aquí y allá que, si bien se pueden llegar a notar, no evitan que disfrutemos del juego como un todo. Además, la noble labor de «educar» sobre las abejas a través de datos interesantes le da un plus en valor. Conceptualmente es un juego sencillo, de mecánicas simples pero efectivas. Si tienes ganas de probar algo diferente y no te molesta alejarte de un triple A por un rato, Bee Simulator es una buena opción. Eso sí, a un precio inicial (40€) algo excesivo para lo que ofrece.

Bee Simulator

0.00
7.4

Gráficos

7.5/10

Sonido

6.5/10

Jugabilidad

7.0/10

Diversión

8.0/10

Duración

8.0/10

Lo mejor

  • El modo historia aunque corto es entretenido
  • Múltiples actividades adicionales que lo alargan
  • Los retos son divertidos, además que ¡tiene peleas!
  • Los datos interesantes sobre las abejas

Lo peor

  • Los efectos de sonido son bastante mejorables.
  • Algunos glitches gráficos y de control
  • La duración del modo historia puede parecer muy corta a algunos
  • El precio del juego es demasiado alto
Publicado enAnálisisAventura

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies