Ir al contenido

Si Google Stadia es el futuro… yo me bajo ahora mismo

Hace un rato que terminó la presentación de Google Stadia, ahora sí, con todos los detalles. La expectación era máxima después de una primera presentación inicial que hizo retumbar los cimientos de los videojuegos. Streaming, resoluciones de hasta 8K y todo instantáneo, sin esperas. ¿Demasiado bonito para ser verdad?

En la media hora del vídeo hemos conocido todos los detalles que faltaban y que necesitábamos conocer de Stadia. Para gustos los colores, pero a mi personalmente no es que no me haya gustado, es que se acerca al miedo.

Stadia estará disponible en noviembre en 11 países (sí, España también está incluida, aunque, de momento, no hay ningún país de latinoamérica anunciado), con una Founder’s Edition que incluirá el mando, un Chromecast Ultra. 3 meses de Stadia Pro para el comprado y otros 3 para un amigo gracias al Buddy Pass por… 129,00€.

El servicio Stadia Pro (el único disponible de lanzamiento) tendrá un coste de 9,99 € al mes y permitirá jugar con resolución de hasta 4K y a 60 fps con sonido envolvente 5.1. Esta suscripción incluirá el acceso a algunos títulos gratuitos (el primero será Destiny 2: The Collection). Más adelante, en 2020, llegará Stadia Base, sin cuota mensual, pero que limitará la resolución a 1080p y no incluirá títulos gratuitos.

Además, si queremos jugar en nuestra televisión

Estas son las cifras, y ahora viene la opinión. Google no ha conseguido venderme Stedia, pero, además, ha conseguido que, sintiéndolo mucho, le desee un fracaso rotundo. Me explico, actualmente tengo las 3 consolas de sobremesa, me compro mis juegos y los juego cómo y cuando quiero, son míos, especialmente si hablamos de juegos físicos (que los sigo prefiriendo, aunque es opinión personal).

Con Stadia esta es historia, ya que, si queremos jugar con calidad (4K, sonido 5.1…), tendremos que hacer frente a una cuota mensual, una especie de «alquiler» por el servicio de Google, que nos permite jugar a máxima calidad a nuestros juegos… juegos que, además, tendremos que comprar aparte, es decir, la cuota solo es el alquiler de un servicio, aparentemente, de calidad. Y digo aparentemente ya que Google no ha se ha dignado a mostrar un gameplay en directo (aunque sea preparado), una demostración en vivo y ni tan siquiera se ha comentado nada de una prueba gratuita del servicio (al menos que yo sepa). Tan solo datos de velocidad estimada para que funcione correctamente, que los tenéis justo encima y un test de velocidad para simular el rendimiento. ¿Por qué  Google?

Los juegos comprados se podrán usar tanto con Stadia Gold como con Stadia Base (que también permitirá comprar juegos, aunque sin descuentos), pero con un bajón de calidad, entonces, ¿qué hemos pagado?

La lista de juegos de lanzamiento incluye nombres ilustres como Mortal Kombat 11, The Division 2, DOOM Eternal, Final Fantasy XV o Baldur’s Gate 3 entre otros. Todos multiplataforma, eso sí.

La tecnología me parece impresionante, y realmente me resulta, como poco, curioso, pero no quiero dejar de pensar que mis videojuegos son míos y estar a merced de una empresa como Google. Lo siento, pero espero que en tiempo recordemos Google Stadia como otros de los fracasos de la compañía y pase al listado de productos retirados de Google.

Personalmente, con esto han aumentado mis esperanzas en el futuro que puede planear Microsoft, si bien también cuenta con xCloud, la posibilidad de una consola al uso, con títulos exclusivos, juegos que sean míos y un Game Pass evolucionado (que no deja de ser algo similar a Stadia, pero ejecutado en mi máquina) me gusta mucho más como futuro. Sea Microsoft, sea Sony, o sea Nintendo, espero que alguien salve a los videojuegos.

Publicado elActualidadArtículosOpinión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies