Red Dead Redemption 2 no tendría un 10 en Gami.es

NOTA: Este artículo no tiene spoilers de la historia como tal, pero sí de mecánicas y desarrollo del juego, por lo que, si no quieres saber absolutamente nada del juego, te recomiendo que leas otro de los artículos de Gami.es hasta que te lo pases o al menos estés muy avanzado.

Red Dead Redemption 2. Quizá el juego más esperado de los últimos años. Todas las webs del sector se han hecho eco durante este tiempo de hasta el más mínimo detalle del juego, a sabiendas del hype generado entre los jugadores, debido en primer lugar a la sobresaliente primera entrega y a, ¿por qué negarlo? Al logo de Rockstar en la portada, seña inequívoca de calidad. ¿Está a la altura de la leyenda creada a su alrededor?

Ha pasado casi un mes y el juego cuenta con una de las medias más altas en Metacritic, nada más y nada menos que un 97 de media, a la altura de mitos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Perfect Dark, Halo: Combat Evolved o Metroid Prime. Juegos que, por lo general, marcaron un antes y un después en la historia de los videojuegos. Además, 97 es una media superior a la de otras vacas sagradas como BioShock, Gran Turismo, The Last of Us o Metal Gear Solid. Por si fuera poco, Red Dead Redemption 2 ha conseguido hitos como ser el primero juego con un 10 en medios como IGN España. ¿Realmente ha conseguido Rockstar crear el título casi perfecto? Personalmente, y aprovecho para lanzar una crítica a la prensa… pienso que no.

Rockstar es una compañía diferente. Cuida sus juegos, no abusa de DLC (y, cuando los hay y son de pago, son de calidad, como Grand Theft Auto IV: The Lost and Damned) y no aprovecha el reconocimiento ganado para lanzar juego por año y hacer dinero fácil. Parte de su diferenciación, es su capacidad para crear hype con muy, muy poco. Un vídeo de apenas 2 minutos da para páginas y páginas de análisis por parte de medios especializados y foros. No se sabe casi nada del juego, pero queremos saber más, mucho más.

Prácticamente todos los medios especializados han colmado su sección de actualidad con cada mínimo detalle del juego y en foros la palabra más repetida era “juegazo“. Todo esto con tan solo unos segundos de metraje. A pocas semanas del lanzamiento, todavía sin el juego a la venta, los artículos sobre Red Dead Redemption 2 aumentaban en número, alimentando todavía más, si cabe, el hype de cara al lanzamiento del juego. Obviamente, la campaña de marketing también comenzaba y hasta la Gran Vía madrileña se engalanaba para tal evento.

En los días previos a la publicación de los análisis las “apuestas” sobre la nota ya rondaban o incluso incluían el 10. ¿Realmente es posible dar un 10 a un juego? Pues sí, llegó el fin del embargo y el juego contaba con muchos, muchos 10 en medios: Meristation, 3DJuegos, Vandal, IGN España … y no solo en España, medios internacionales sucumbían ante la nueva obra de Rockstar con la nota perfecta: IGN USA, Gameinformer o la prestigiosa revista EDGE (la buena, no la edición española) puntuaban con un 10. Viendo una revisión de análisis (gracias a VG247) podíamos decir que sí, Rockstar había alcanzando la gloria con Red Dead Redemption 2. Tal y como se esperaba… y tal como nos habían vendido los medios durante los meses previos. Reconozco que, lejos de alegrarme, el ver tanto 10 en los análisis me decepcionó. No había jugado al juego aún, pero tenía “mala espina”. ¿Realmente era un juego de 10 o la prensa había sucumbido a su propio hype? Es decir, después de tantos artículos sobre el juego todo lo que no fuera un 10 era quedar en evidencia.

26 de octubre de 2018. Por fin, tenía Red Dead Redemption 2 en mis manos. Copia retail, comprada. Nada de copia de prensa con la “obligación” de realizar un análisis y no poder disfrutar plenamente del juego para jugarlo y saborearlo con calma, como se merece un título de 10. Nervios al empezar a jugarlo. Era un día histórico. Por fin iba a empezar Red Dead Redemption 2.

Red Dead Redemption 2: Tráiler de lanzamiento

(Los spoilers, aunque son mínimos, empiezan justo aquí)

Los primeros minutos de juego son lentos, muy lentos. Comenzamos huyendo de algo que no hemos podido ver (una oportunidad desperdiciada para un inicio explosivo) y buscando refugio bajo la nieve. Estos primeros minutos sirven como introducción y presentación de los personajes, aunque con calma. Bueno, Red Dead Redemption 2 es un juego para saborear poco a poco, queda claro. La sensación, la verdad, no es el del todo buena debido a la excesiva lentitud en estos momentos, tanto en el desarrollo como incluso en el movimiento del personaje principal. Pero estamos en medio de una gran nevada, es algo lógico.

Al superar esta fase, salimos por fin de las montañas, y es el momento en que vemos, ahora sí, la magnitud del impresionante mundo creado por Rockstar. Ramas movidas por el aire, hojas que caen, rayos de sol atravesando los árboles, animales que parecen tener vida propia en todo momento y un cúmulo de detalles que nos dejan boquiabiertos durante el trayecto a nuestro nuevo campamento.

Las primeras misiones resultan de lo más emocionantes. Paseos a caballo en entornos espectaculares que, por lo general, suelen acabar en una inesperada batalla bastante divertida debido al buen gunplay del juego (lo mejor de un manejo algo tosco). Además, cuando no estemos en misión, en el campamento podemos hacer vida social: charlar con los otros miembros, comer un rico y nutritivo estofado, dormir, afeitarnos (al personaje le crece el pelo y la barba) y, llegado el momento, incluso jugar al póker u otros minijuegos.

Si decidimos explorar el mundo, iremos encontrando numerosos secretos o detalles, como las 178 especies de animales diferentes que podemos conocer y cazar o incluso 43 tipos diferentes de plantas. Todo un ecosistema creado para ocasión. Además, en el mundo encontraremos algunos personajes de lo más pintorescos. Tenemos algunos eventos aleatorios rápidos, que consistirán en alguna tarea básica: salvar a una damisela en apuros, librar a un personaje secundario del ataque de un animal y, claro está, ser víctimas de un asalto. También tendremos algunos personajes por el camino que nos ofrecerán tareas mayores, que harán las veces de misiones secundarias divididas en varias fases. El mundo de Red Dead Redemption 2 está muy vivo, y los amantes de los detalles lo agradecerán y se verán sorprendidos en más de una ocasión.

El personaje principal es Arthur Morgan, un miembro de la banda de Dutch van der Linde (enemigo en el primer Red Dead Redemption) que cuenta con sus propias ideas e intereses y que va evolucionando a lo largo del juego, también gracias al sistema “moral” presente en el juego. Podemos elegir ser buenos o malos ciudadanos. Es un personaje profundo, al que vemos crecer y evolucionar durante la aventura principal y con el que se empatiza bastante.

Entonces, tenemos un mundo vivo, lleno de detalles como nunca antes se había visto, una gran variedad de coleccionables, personajes secundarios con misiones especiales y un gran personaje principal lleno de matices y dilemas que evolucionan a lo largo de la aventura. Pues parece que los “dieces” están justificados. ¿No? Quizá para muchos jugadores sí, pero, a modo personal, Red Dead Redemption 2 falla en otras muchas cosas que le impiden llegar al olimpo de los videojuegos.

Revisando análisis, me ha sorprendido que, en todo momento, el juego parece ser perfecto, y es difícil encontrar un texto en el que se haga alusión a los defectos, que los tiene. ¿Por qué se omiten? No lo se, quizá es “amor” por Rockstar, que hace que el juego se vea con mejores ojos, falta de tiempo debido a la presión para realizar el análisis o alguna razón que escapa a mi comprensión. 

Red Dead Redemption 2 falla principalmente, en mi opinión, en 2 motivos: Ritmo lento, muy, muy lento, y una narrativa que no está la altura, y que incluso se puede considerar como prescindible dentro del mundo creado por Rockstar para Red Dead Redemption (recordemos que estamos ante una precuela del juego de 2010). Esto hace que el juego, a pesar de contar con, quizá, el mundo más rico creado jamás, resulta en muchas fases tedioso y aburrido.

(Los spoilers aumentan a partir de aquí)

Para empezar, la primera parte del juego hace referencia a “lo que pasó en Blackwater”, pero no podemos ver y jugar esta parte. ¿Por qué empezar con un ritmo tan lento teniendo tan fácil el inicio explosivo que enganche al jugarlo? Aquí, el juego ya pierde una gran oportunidad de empezar con buen pie, y apuesta por un inicio bastante insulso y lento, en el que se únicamente se presentan a los personajes. Estos personajes, además, en su gran mayoría resultan irrelevantes, y tal solo algunos (previsibles) resultan realmente importantes. Es decir, se pierde tiempo en presentar a personajes sobre los que no se profundiza.

Más grave, si cabe, resulta que, a pesar de la riqueza del mundo, el juego acabe resultado algo repetitivo. Con misiones que, salvo en contadas ocasiones, siguen el mismo patrón: paseo a caballo de A a B, emboscada “inesperada”, batalla con innumerables enemigos que salen hasta de debajo de las piedras sin ninguna explicación, y vuelva a A a caballo. Este patrón se repite en prácticamente toda la aventura y, lo que es casi peor, cuando no se repite las misiones son incluso más aburridas, especialmente en “cierta” parte del juego.

Finalmente llegamos a la historia y su desarrollo. Siendo una precuela, uno podría esperar revelaciones importantes sobre personajes del primer juego pero, por desgracia, no encontramos nada de eso. La historia de Red Dead Redemption 2 resulta de lo más insulsa y, además, no acaba de encajar con el inicio del primer juego. Entonces, ¿qué importancia tiene la historia en la saga? Posiblemente ninguna. Una posible explicación lógica a esto sea la ausencia en esta entrega de Christian Cantamessa, jefe de diseño y coguionista principal de Red Dead Redemption (2010), quién fue uno de los valuartes, además, del espectacular final del primer juego, cuya fórmula, dada la sorpresa que produjo en los jugadores, fue todo un éxito.

Más allá de que la historia sea insulta e irrelevante, el problema que me he encontrado con Red Dead Redemption 2 es la forma de contarla. Misiones sin mucha lógica en muchas ocasiones y poca conexión entre las mismas. A la historia le cuesta avanzar y, cuando lo hace, lo hace excesivamente rápido, con personajes que, lejos de evolucionar, cambian de la noche a la mañana. El ritmo excesivamente lento nos persigue durante toda la aventura y, por desgracia, no mejora en ningún momento. 
Hay momentos en la parte final que… bueno, mejor comprobarlo. Incluso cuesta entender que haya misiones secundarias que no están en la historia principal y viceversa.

Antes hemos hablado de la nota de Metacritic, donde Red Dead Redemption 2 está entre los más grandes. Aquí, me ha resultado “curiosa” una cosa, y es la nota de los usuarios: un 7,8  para la versión de PlayStation 4 y un 7,1 para la versión de Xbox One (a pesar de que la versión de Xbox One X es la mejor). Nota algo baja para un juego que, según la crítica, está entre los mejores de la historia. Si miramos la nota lo usuarios vemos otros juegos que están más arriba como The Witcher 3 (9.3), God of War (9,2), Metal Gear Solid (9,2) , Bloodborne (9,1) o Shadow of the Colossus (9,1). Todos ellos por encima del 9 para los jugadores, y hay muchos más. En los últimos 90 días, vemos algunos ejemplos más con mayor nota de usuario que Red Dead Redemption 2 como Moonlighter (8,1), Mega Man 11 (8,6) o Guacamelee! 2 (7,9). ¿Qué ocurre? Quizá Red Dead Redemption 2, aun siendo un gran juego, no lo es tanto como nos han querido (o tenido) que vender en los medios.

Red Dead Redemption 2 centra todo su entrenimiento en el mundo y la ambientación del título, dejando de lado aspectos clave como desarrollo de personajes, narrativa, control del personaje en incluso variedad de misiones. El juego es espectacular, cuidando detalles como ningún otro ha hecho anteriormente pero, en muchas ocasiones, se olvida de lo más importante: divertir al jugador, y sin eso no podría poner un 10 a ningún juego. 

El artículo, es cierto, puede sonar a “hater”, y puede que no falte razón. Personalmente esperaba MUCHO de Red Dead Redemption 2 y, a pesar de que es un gran juego, no me ha conseguido divertir, puede que fruto de las expectativas creadas. Mirando foros y opiniones, no soy el único con esta opinión y, ya que la prensa parece ser que solo escribe para alabar al juego… alguien tenía que enumerar, también, los defectos.

Autor entrada: Antonio Gila