¡Ya hemos estado en Madrid Games Week 2018! Aquí nuestras impresiones

Después de algunas ediciones “menores”, debido al apoyo por parte de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI) al evento en Barcelona, Madrid Games Week vuelve a Madrid (las anteriores ediciones cambiaron el nombre a Madrid Gaming Experience) con un evento por todo lo alto que, esta vez sí, ha contado con el apoyo de las tres grandes first party: Microsoft, Nintendo y PlayStation, que han llevado sus mejores títulos para acercarlos a todos los jugadores y medios presentes. Nosotros hemos podido asistir el jueves día 18 (reservado hasta las 15h para medios), para así probar a fondo los juegos mostrados.

Para esta edición se han reservado dos pabellones, el 12 y el 14, ambos contiguos, que han albergado diversos stands, los más destacados pertenecen a Bandai Namco, Xbox, Nintendo o PlayStation (que cubre prácticamente todo el pabellón 14), aunque no son los únicos.

Nada más entrar, nos hemos encontrado con el stand de Bandai Namco, con Jump Force recibiéndonos y poniendo ojitos para que juguemos. Y claro, uno no es de piedra. Tengo que reconocer que el juego, sobre el papel, no me llamaba especialmente (de hecho, ni intenté jugar a la beta), pero, una vez probado, me ha sorprendido gratamente. Un apartado técnico muy bueno, con personajes, a pesar de estar en 3D, totalmente reconocibles, y unos combates espectaculares gracias a un manejo simple, pero eficaz. Otro título muy esperado (que ya está a la venta) era Soul Calibur VI, también presente. Aquí, quizá por las altas expectativas, hemos salido algo decepcionados, debido a un control algo lento para lo que estamos acostumbrados en la saga y, especialmente, a la introducción, al igual que en Tekken 7, de movimientos especiales que, con tan solo pulsar un botón (siempre que la barra esté llena), pueden quitar hasta una tercera parte de vida. Demasiadas ayudas a los novatos, tal y como hemos visto en el análisis de los compañeros de IGN España. El stand ha ofrecido hasta 12 títulos para probar: Jump Force, Soul Calibur VI, Dragon Ball FighterZ, One Piece World Seeker, Ace Combat 7, My Hero One’s Justice, Ride 3, Taiko no Tatsujin: Drum’n’Fun, Namco Museum Arcade Pac, Man of Medan, Katamari Damacy Reroll y Tekken 7. ¡Casi nada! Además, algún que otro premio ha caído a los juegos mostrados.

Aprovechando la cercanía, tocaba visita obligada al stand de Nintendo para probar Super Smash Bros. Ultimate que, sinceramente, me ha parecido poco más que “más de lo mismo”. Control muy simple (excesivamente simple en mi opinión) y los mismos (pocos) movimientos de siempre. Seguramente a los fans le encantará, pero un servidor esperaba algo más espectacular. El resto del stand sí que ha superado, por mucho, las expectativas previas. Muchos puestos de juego y muy variados, con títulos como Pokémon: Let’s Go Pikachu! y Pokémon: Let’s Go Eevee! por primera vez en España, Diablo III: Eternal Collection, Super Mario Party, Octopath Traveler, Dragon Ball FighterZ, Gear.Club Unlimited 2 (que nos ha decepcionado mucho, por cierto. Control nefasto y gráficos muy mejorables), así como algunos indies imprescindibles como el genial Dead Cells, Celeste o Hollow Knight. Este stand estaba separado en 6 zonas: Zona Super Smash Bros, zona Pokémon, zona Mario, zona RPG, zona Acción y zona indies. Todo perfectamente organizado y con miembros de Nintendo muy atentos en todo momento. Eso sí, habrá que esperar a ver qué tal soportan las colas cuando la afluencia de gente sea mayor.

El stand de Microsoft, la verdad, era algo discreto, más allá del llamativo color verde típico y el Porsche que presidía la zona de Forza Horizon 4. Lo más destacado del stand era, sin duda, Kingdom Hearts III, que contaba con una importante presencia en el stand, con la Llave Espada de Sora presidiendo la zona de juego. Muchos puestos en los que probar la nueva aventura de Square Enix en los mundos de Toy Story y Hércules.

Por supuesto, no hemos podido resistir la tentación.

Es Kingdom Hearts, es la mejor descripción que podemos hacer del título en base a lo jugado. El primer mundo, de Toy Story, comenzaba en la habitación de Andy y permitía probar el sistema de lucha y exploración. Gráficamente el título resulta de lo más espectacular, ya que nos permite sentirnos dentro de la película. Los personajes están recreados a la perfección, e incluso vemos a Sora con un estilo “de juguete” para integrarse mejor. Hemos podido también probar el sistema de lucha e incluso pilotar un Gigas, que da un toque de variedad extra al nivel. El otro nivel consistía en una batalla contra un jefe en el mundo de Hércules, y es cuando hemos visto lo peor del juego, la excesiva simpleza del manejo y el sistema de lucha. Los movimientos de Sora son ágiles, pero excesivamente automatizados. Por ejemplo, para andar por la pared tan solo será necesario acercarse a ella y, una vez en vertical, el manejo no está del todo pulido, especialmente las transiciones para andar en horizontal. De igual forma, el combate nos ha dejado algo fríos, demasiado automatizado y “machacabotones”. Ni tan siquiera es necesario para atacar a los enemigos en el aire. Sensaciones agridulces, aunque encantados con la recreación del mundo.

La otra gran estrella del stand es Metro Exodus, que cuenta con varios puestos de juego. La demo se inicia con un vídeo obligatorio de unos 4 minutos en los que se nos explican los conceptos básicos el juego y el combate. Una vez metidos en faena, la demo comienza en el exterior, con una zona llena de vegetación en la que avanzar hasta llegar a la zona principal, llena de enemigos ocultos a los que acribillar de forma muy simple (dificultad baja, seguro). Si algo nos encandiló de los anteriores títulos de la saga fue su ambientación oscura y apocalíptica, es por eso, quizá, por lo que la demo no nos ha acabado de enganchar, con un exceso de luz y paisajes “bonitos”, además, el control nos ha parecido poco preciso. El stand también estaba disponible Sekiro: Shadows Die Twice, aunque no hemos podido probarlo por unos problemas a primera hora. El resto de títulos en el stand eran menores, con títulos ya a la venta como PES 2019, F1 2019 o el reciente Forza Horizon 4. Tan solo destacaba, como futuro lanzamiento, Ori and the Will of the Wisps

Con esto, terminamos nuestra primera ronda por el pabellón 12.

El pabellón 14 tiene un dominador claro: PlayStation. No hay duda de que el mercado español es muy importante para la marca, y Sony ha sacado toda la artillería pesada para Madrid Games Week 2018.

https://twitter.com/PlayStationES/status/1052982648056897536

Un stand enorme, con varias zonas espectaculares: cancha de baloncesto para NBA 2K19, una pequeña recreación de Nueva York para Marvel’s Spider-Man, coches de ensueño (incluyendo el Mercedes AMG F1 W09 EQ Power+ de Lewis Hamilon) para la zona de Gran Turismo Sport, a la que acompañaba un enorme escenario para finales europeas de copa de naciones FIA de Gran Turismo Sport, que se celebran a lo largo del fin de semana en Madrid Games Week e incluso zona exclusiva para miembros de PlayStation Plus (llevad la aplicación de PlayStation instalada y con vuestra cuenta logada). En total más de 350 puestos de juego divididos en varias zonas.

PlayStation ha “compartido” Kingdom Hears III con el stand de Xbox, pero ha preparado un set de Toy Story con muebles gigantes para sacar una foto con nuestro “yo” en miniatura. La otra gran novedad de Koch Media, Resident Evil 2, sí que estaba presente en exclusiva en el stand. Por supuesto, no podíamos faltar a la cita con Leon y Claire y volver a aquel maravilloso 1998. El lavado de cara es total, aunque los escenarios y personajes son perfectamente reconocibles. Con el cambio, eso sí, parece haberse perdido gran parte del encanto del original e incluso gráficamente no sorprende para nada. Además, el control, aunque actualizado, nos ha parecido algo lento. Sigue siendo Resident Evil 2, lo que asegura un señor juegazo, aunque no nos ha entusiasmado tanto como esperábamos.

Cerca de la zona de Resident Evil 2, estaba la enorme sección de Call of Duty: Black Ops 4, en la que se podía probar el modo Blackout (Battle Royale). Como no fan de los Battle Royale… pues me ha dejado muy, muy frío. Para calentarnos después nada mejor que acudir a la cita de un viejo amigo. Spyro Reignited Trilogy tenía 4 puestos de juego en los que volver a manejar al simpático dragón. A pesar del paso del tiempo, el juego se mantiene igual de divertido, con un control muy accesible que permite embestir o quemar a los enemigos con total naturalidad a los pocos segundos. Gráficamente, a pesar del lavado de cara, sí que nos ha parecido que no estaba del todo definido (quizá por la pantalla elegida), pero, a pesar de esto, nos ha convencido totalmente por su diversión y simpatía.

Mucha importancia también de PlayLink y PlayStation VR en el stand, con multitud de puestos y una gran variedad de títulos, aunque no podíamos esperar para ir a los grandes platos fuertes de PlayStation en Madrid Games Week: Days Gone y Dreams. A sabiendas de la expectación, PlayStation ha decidido que sea necesario reservar turno para los Hands-On programados (id pronto a reservar si queréis jugarlos, las plazas vuelan).

Empezamos con la que ha sido, sin duda, la mayor decepción de la feria: Days Gone. Teníamos muchas ganas de probar lo nuevo de Bend Studio y, por fin, hemos tenido la oportunidad. La demo jugable cuenta con 2 niveles, un primer nivel más pausado que favorece la exploración y el sigilo, y otro nivel más frenético con la famosa moto del juego como protagonista. En ambos casos, resultado de lo más decepcionante. El manejo del personaje resulta bastante tosco y las fases de acción no consiguen resultar divertidas. El otro nivel es, si cabe, aun peor. La moto es prácticamente imposible de manejar con precisión y da lugar a que estemos vendidos ante los enemigos. Además, todavía quedan muchos, muchos bugs en la conducción. Gráficamente tampoco se puede decir que haya convencido. Un apartado técnico bastante mediocre, con un motor de iluminación muy simple y unas bajadas de fps brutales cuando hay muchos enemigos en pantalla en alguna ocasión (no descartamos que sea un bug de esta versión). Mucho en lo que trabajar hasta el próximo febrero abril si el juego quiere estar a la altura. Personalmente, pesimismo máximo.

La “sorpresa” de PlayStation ha sido, sin duda, Dreams. Reconozco que las expectativas no eran muy altas y que no le he seguido la pista demasiado, pero lo mostrado hoy ha conseguido subir mucho las ganas de tenerlo entre manos. Antes de jugarlo hemos asistido a una presentación por parte de Abbie Heppe, de Media Molecule, que incluso ha resultado mejor que la parte jugable. ¿Por qué? Durante aproximadamente 10 visto ha sido la encargada de mostrar a los presentes las virtudes del editor… ¡y qué editor! Prácticamente cualquier cosa que se nos ocurra es posible. Podemos crear animaciones, objetos, lluvia, modificar la luz e incluso crear nuestra propia música. Todo con una interfaz de lo más sencilla y unos pocos toques de botón. Realmente impresionante, de verdad. En la parte jugable, hemos podido probar algunos niveles básicos creados por el estudio para la ocasión. Una especie de novela interactiva, un minijuego con batallas especiales o un clon de Ori. Jugablemente es cierto que se nota algo lento, muy a lo LittleBigPlanet (también de Media Molecule). De hecho, Dreams nos ha parecido un LittleBigPlanet en 3D pero “a lo bestia”. Habrá que seguirle (más) la pista.

Durante el jueves han sido varios los ilustres que han pasado por la feria, desde Luis Figo (exjugador de Real Madrid y Barcelona) a Kazunori Yamauchi, padre de la saga Gran Turismo, que ha recibido una placa conmemorativa en reconocimiento a su trayectoria y aportación a la ciudad de Madrid, por parte del Ayuntamiento de Madrid, AEVI e IFEMA. Su amor por nuestro país es conocido por todos y concretamente por la ciudad de Madrid, que incluso he tenido circuito urbano en las últimas entregas numeradas. La anécdota la ha protagonizado el miembro del ayuntamiento de Madrid, que ha invitado a incluir en la próxima entrega la posibilidad de bajarse del coche, caminar y charlar por la calle con la gente de la ciudad. Una propuesta algo surrealista.

A pesar de que seguramente el gran público pase de largo, no podemos dejar de recomendar encarecidamente las distintas zonas de títulos indies, bien sea en la zona de PlayStation Talents (a rebosar, por cierto) o en el pasillo central. Es una oportunidad única no solo para conocer excelentes juegos desconocidos para el gran público, sino para conocer a sus creadores y charlar con ellos sobre el desarrollo o sus inquietudes a la hora de lanzar el juego. Toda una experiencia de lo más recomendable. De verdad, ¡hay vida más allá de los AAA!

También están presentes algunas empresas de hardware, en las que probar periféricos o lo último en equipos y componentes gaming. Además, hay zonas de juego con experiencias VR de lo más variopintas y que no destacan entre tanta luz y música alta (que, por cierto, el jueves fuimos recibidos con Slikpnot sonando, detallazo de la organización), pero que ofrecen sensaciones únicas, como un simulador de conducción con movimiento valorado en 12.000€ o un shooter con VIVE VR en el que incluso podemos movernos por el escenario con nuestros propios pies.

Para los que no quieran tanta “modernidad”, existe la impresionante zona de de Retroworld, con multitud de pequeñas joyas del pasado y una sección llena de recreativas y máquinas de pinball que harán las delicias de los aficionados. Eso sí, la ubicación (pabellón 14.1, en la planta superior del pabellón 14, por las escaleras mecánicas) no es la mejor, al igual que la distribución, ya que queda excesivo espacio en medio. En parte por la presencia del enorme escenario de Orange para eSports.

Como no podía ser de otra forma, los eSports siguen ganado seguidores y son parte cada vez más importante de Madrid Games Week, con diversas zonas de juego y escenarios para disfrute de los aficionados. A lo largo del fin de semana están previstos torneos de PUBG, League of Leyends, FIFA 19 o CSGO en los distintos espacios.

Finalmente, y como buen evento de videojuegos, es posible volver con la cartera más ligera con las tiendas presentes. Obviamente GAME, como parte de los organizadores, cuenta con el stand más grande, espectacular y mejor ubicado, aunque los expositores más pequeños también tienen su hueco con ropa, merchandising y, claro está, videojuegos.

Más de 2600 palabras de texto (pedimos disculpas por el “tocho”) y, ¿sabéis lo mejor? Que nos dejamos mucho, mucho que contar sobre Madrid Games Week. Muchos juegos y muchas actividades (que, por cierto, podéis consultar desde este enlace) que estarán presentes durante estos días y que, seguro, harán las delicias de los aficionados. Además, la oportunidad de conocer a algunos Youtubers, jugadores profesionales o periodistas como los miembros de GamesTribune o los “personajes” (entrañables) de IGN España.

Nos hubiera encantado poder abarcar todo en un solo artículo (o no, ya que no sería buena señal), o bien tener más tiempo para escribirlo, pero queremos que tengáis la información lo más pronto posible y sin asustar más todavía con un tocho aún más largo. Nosotros volveremos a IFEMA y seguiremos informando a través de Twitter “en directo” y, recordad, si tenéis alguna duda o queréis impresiones más concretas sobre algo. ¡Preguntad! Gami también es vuestra.

Nos han quedado cosas que probar (algunos indies o Sekiro: Shadows Die Twice, por ejemplo), así como algunas charlas más con desarrolladores y compañeros de fatigas. Además, queremos comprobar cómo se portan las instalaciones cuando el público abarrote la feria. Al final, un evento de este tipo debe ser para los jugadores, que deben disfrutar de su hobby en un evento así y no acudir únicamente para hacer colas y sufrir agobios.

Para terminar, os dejamos con un vídeo sobre el primer día del evento y un enlace con los títulos disponibles.

Autor entrada: Antonio Gila