Marvel’s Spider-Man

Desarrollador: Insomniac Games
Distribuidor: Sony
Plataformas disponibles: PlayStation 4 
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 7 de septiembre de 2018
Textos/Voces: Español/Español

Sony completa uno de sus mejores años en cuanto a exclusivos con el lanzamiento de Marvel’s Spider-Man. Presentado en el E3 2016, la nueva aventura del hombre araña ha despertado la curiosidad de todos los jugadores, más sabiendo que detrás estaba Insomniac Games, que ya nos han traído joyas como Sunset Overdrive o  Ratchet & Clank. Uno exclusivo de Xbox One y otro de PlayStation 4. Curioso.

Dentro de la mediocridad que ha acompañado históricamente a los juegos de superhérores, Spider-Man es, quizá, el que mejor parado haya salido, con títulos notables en las primeras consolas de Sony. La fórmula parece clara: una ciudad de Nueva York bien recreada en la que balancearse libremente y unos villanos muy malos a los que repartir estopa, siempre con el clásico humor del que hace gala Spider-Man desde sus inicios. Pues sí, justo eso es lo que ofrece Marvel’s Spider-Man, y la verdad es que no mucho más. Es decir, todo lo que se podría esperar de Spider-Man.

Si algo está caracterizando a los juegos de Sony últimamente es su conformismo. Ya comentamos que God of War, a pesar de su nueva apuesta, no era precisamente un juego original y el otro gran exclusivo hasta ahora, Detroit: Become Human, era un poco “más de lo mismo” de David Cage. Ambos excelentes, pero que aprovechaban de forma clara la ventajosa posición de PlayStation 4 en el mercado para ofrecer un producto conservador que llegara rápidamente a los fans asegurando así las ventas. Recordad, la competencia siempre es buena, al menos para los jugadores.

Ventas consolas actuales

Así, Spider-Man usa todo lo bueno de los anteriores juegos del personaje y lo junta con todo lo bueno de los últimos exclusivos de PlayStation 4 y el talento de un estudio consagrado como Insomniac Games. Entonces, ¿estamos ante el juego definitivo del hombre-araña? Pues, sinceramente, pensamos que podría haber dado mucho más de sí.

Marvel’s Spider-Man quiere alejarse de la clásica historia en la que se cuenta el inicio del héroe (picadura de araña y tal…) y ofrece una nueva historia original que, a la larga, pasa a ser lo mejor el juego. Gran parte de culpa la tienen Dan Slott y Christos Gage, dos clásicos guionistas de Marvel que se unieron al desarrollo del juego para mejorar este apartado. Así, Marvel’s Spider-Man ofrece una historia que consigue enganchar al jugador yendo de menos a más y que remata con una parte final sublime que hará las delicias de los jugadores para dejar un gran sabor de boca, incluso en bloggers de cine. ¿Quizá fruto del hype? Es posible, pero el resultado es todo un éxito.

Esta historia, sin estar directamente enlazada con ninguna película o cómic, sí que es todo un fan service, en el que aparecen situaciones menos conocidas para el gran público de los cómics clásicos, lo que hará que los fans más acérrimos del héroe en papel encuentren muchas referencias e, incluso, puedan llegar a ver la historia algo previsible. Todo lo que se podría esperar de Spider-Man.

Por supuesto, la historia no se desarrolla por sí sola, y necesitará de alguien que sostenga el mando. Así, la jugabilidad de Marvel’s Spider-Man resulta de lo más acertada. Los primeros vídeos llamaron la atención a propios extraños por su apartado gráfico (sí, hay algo de downgrade), pero también por la naturalidad con la que Spider-Man se balanceaba entre los rascacielos de Nueva York. Este balanceo es la parte más divertida del juego, con un manejo de lo más acertado. Con R2 lanzamos la red a un edificio (ojo, un edificio. Se acabaron los balanceos desde el cielo. Si no hay edificio, no podemos balancearnos) y nos mantendremos pegados a él hasta soltar el botón o hasta que la red no de más de sí. Obviamente dicho así parece de lo más simple, y un balanceo básico lo es, pero, por supuesto, podemos modificar la trayectoria u optar por soltar la red antes de tiempo para subir en altura si soltamos cuando estamos en el punto más alto o, por otra parte, ganar velocidad si soltamos en el punto más bajo. El movimiento por la ciudad es realmente satisfactorio y logra que el jugador se meta de lleno en la piel de Peter Parker surcando los cielos
Todo lo que se podría esperar de Spider-Man.

Otro aspecto de lo más importante en Marvel’s Spider-Man son los combates. Ya conocemos la capacidad para meterse en líos de Spidey, y, por supuesto, tendremos que luchar, y mucho. El sistema de combate parece una evolución de lo iniciado por Rocksteady Studios en la saga Batman: Arkham. Tenemos un botón para ataque cuerpo a cuerpo y un botón para esquivar que, unido al sentido arácnido, ofrece un manejo más versátil de lo que puede parecer en un inicio. Esta aparente simpleza no lo es tanto con grupos grandes de enemigos o cuando se combina con las habilidades de Spider-Man que podemos desbloquear: lanzar telaraña, usar spider-bots o dejar a los enemigos suspendidos en el aire. Además, podemos usar objetos del entorno para lanzarlos sobre los enemigos. Cierto es que los combates son muy divertidos y dinámicos al principio, aunque se echa en falta algo más de variedad de movimientos. En cualquier caso, todo lo que se podría esperar de Spider-Man.

Por supuesto, podemos mejorar todas las habilidades y atributos del héroe mediante el sistema de evolución. Este sistema está basado en niveles en los que, con cada nuevo nivel alcanzando, se nos recompensará con mejoras en atributos, así como en puntos de habilidad a gastar para desbloquear, por ejemplo, algunos movimientos nuevos que unan a la lista disponible. Además, también podemos mejorar los artilugios de Spidey, aunque el sistema es algo diferente. El sistema es de lo más clásico y, aunque funciona bien, realmente no parece excesivamente necesario, y da la sensación de que está ahí “porque tiene que estar en un juego de 2018”.

A lo largo y ancho de la ciudad tendremos algunos coleccionables. Algunos de ellos serán eso, coleccionables sin más, y solo nos reportarán experiencia para subir de nivel. Otros, en cambio, serán una especie de minitareas que, además, nos darán fichas especiales que gastaremos en mejorar o desbloquear los gadgets del juego. Estas tareas son más variadas, y van desde cortar un delito en la ciudad hasta perseguir un dron por los edificios de la ciudad. No hay un gran número de cada tipo, pero sí hay suficiente variedad de fichas distintas a conseguir, lo que hace que resulten suficientemente variadas como para no cansar… aunque no todas son igual de divertidas. Con todo, los coleccionables de Marvel’s Spider-Man son de los mejores que nos hemos encontrado en un videojuego, y realmente invitan al jugador a completarlos (especialmente las mochilas, que cuentan el pasado tanto de Spider-Man como de Peter Parker), en gran parte gracias a la decisión de mostrarlos en el mapa (al igual que en Sunset Overdrive).

Así con todo, el desarrollo del juego es bastante simple. A modo muy resumido es un… “patear el culo a los malos, y en realidad no hay mucho más. Las misiones se suelen resumir en ir de A a B y machacar a los enemigos, y se echa en falta algo más de variedad también en este aspecto, incluso en el último acto, en el que el ritmo aumenta. Para esto, quizá, se han incluido fases a pie protagonizadas por el propio Peter Paker o Mary Jane (incluso puede que alguno más). Estas fases, eso sí, están basadas en el sigilo y bajan un punto de calidad respecto al resto. No tardaremos en echar de menos surcar el cielo con una telaraña.  Todo lo que se podría esperar de Spider-Man.

Gráficamente, tal y como se puede ver en las imágenes o vídeos, el juego luce muy bien, pero, tal y como se puede ver también en los vídeos, es innegable que hay un pequeño downgrade respecto a lo visto en los pasados E3. Especialmente tenemos la sensación de que podría haber dado algo más de sí.

El modelado y animaciones de los personajes es sobresaliente, así como el motor de iluminación, que da lugar a escenas espectaculares en el ocaso o con los reflejos en los edificios. Ojo, no hay clima dinámico, y estos parámetros se modificarán cuando haya un tiempo de carga. La distancia de dibujado permite observar toda la ciudad desde las alturas (aunque hemos notado que algunos objetos aparecen de repente, pero nada destacable). Eso sí, algunas texturas pecan de algo flojas y no solo nos tenemos que conformar con que el juego funcione a solo 30fps, sino que hemos notado algunos bajones ocasionales. Además, durante nuestra aventura nos hemos encontrado con algunos bugs, especialmente con el motor de colisiones. Es un apartado técnico notable, pero, sinceramente, esperábamos mucho más y no somos los únicos, ya que el propio estudio ha tenido que defenderse de las críticas.

El sonido, por su parte, juega un papel secundario en Marvel’s Spider-Man y ofrece un apartado austero, con melodías muy de superhéroe, pero que pueden hacerse repetitivas, especialmente la melodía principal. Como suele ser habitual en las producciones first party de Sony, el juego viene completamente doblado al castellano, aunque no queda del todo fino, y vemos algunos problemas de entonación. Además, nos ha llamado la atención que algunos transeúntes han quedado sin doblar.

Todo lo que se podría esperar de Spider-Man. Es una frase que hemos repetido varias veces a lo largo del texto, y eso es justo lo que ofrece Marvel’s Spider-Man. El juego de Insomniac Games es casi un sueño húmedo para los fans del hombre araña y ofrece todo lo que un juego del género debería tener. Habiendo dicho esto, también es justo comentar que el juego peca de conservador y no arriesga en ningún momento, limitándose a hacer “lo que debe” bien y poco más durante las, aproximadamente, 15 horas que dura la historia (el doble si vamos a por el 100%). Esto no es malo, pero si comparamos con lo que el estudio pudo hacer sin una licencia de por medio con el genial Sunset Overdrive, nos deja la sensación de que podría haber dado más de sí. Seguramente, dada la ventajosa posición de PlayStation 4 en el mercado y el hecho de contar con una licencia tan jugosa, no era necesario más para asegurar la inversión y liderar las listas de ventas, pero finalmente se queda en un todo lo que se podría esperar de Spider-Man y no en un videojuego de superhéroes que marcará una época. ¿Es divertido? Mucho, pero no pensamos que nadie, de aquí a 10 años, diga “Yo jugué a Marvel’s Spider-Man”.

Marvel’s Spider-Man

0.00
8.3

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.7/10

Jugabilidad

8.7/10

Diversión

9.3/10

Duración

8.0/10

Lo mejor

  • Balancearse por la ciudad es un gustazo
  • La historia creada para la ocasión
  • Variedad de coleccionables

Lo peor

  • Gráficamente podría haber dado más de sí
  • Excesivamente conservador
  • Algunos bugs

Autor entrada: Antonio Gila