El pasado fin de semana se daba cierre a la Tokyo Games Show. Una feria de videojuegos centrada principalmente en empresas japonesas. Este evento es el escaparate perfecto para enseñar juegos a un nicho de mercado muy específico como es el nipón. Algunos estos títulos solo ven la luz en el mercado oriental, aunque poco a poco son más demandados por el resto del mundo. De todos los juegos que mostraron en la feria, uno de ellos se esperaba con ansias desde el 25 de septiembre. Fecha en la que Hideo Kojima confirmó que iba a estar presente en el Tokyo Games Show con parte del equipo japonés protagonista de su último juego Death Stranding, actualmente en desarrollo.

Por si alguien a estas alturas no lo sabe, Hideo Kojima lleva desde su salida de Konami enfrascado en el desarrollo de Death Stranding, título del que cada vez que se muestra algo, aumentan las dudas sobre de qué tratará. Lo último que hemos podido ver sigue sin aclarar nada. En esta ocasión se presenta a un nuevo personaje escondido tras una máscara. El hombre de la máscara dorada, como así se titula el tráiler, nos muestra a este personaje interpretado por Troy Baker. El que parece uno de los enemigos principales del juego, puede invocar a las misteriosas criaturas negras que han ido apareciendo en los últimos vídeos del juego. Estas especies de almas en pena terminan fusionándose para formar una especie de león caracterizado por una máscara parecida a la de su amo. Y por lo pronto nada más. Ni siquiera una fecha de salida o un pequeño clip de nuevo material in game.

Rabieta o genialidad

Pocas personas, por no decir nadie, sabe lo que le pasa a Kojima por la cabeza. Si para describir sus últimos trabajos se acuñó el término “kojimada” este último no iba a ser menos. Lo mostrado hasta ahora se puede resumir un “¿Pero qué coño?”. Y es que desde que fue despedido de Konami el japonés está empeñado en demostrar que no necesita a un gran estudio detrás para hacer grandes cosas.

Todo comenzó allá por 2014 cuando se presenta un nuevo proyecto titulado como P.T. Una demo jugable de la que más tarde se descubriría que formaría parte de la próxima entrega de Silent Hill desarrollada por Konami. Dirigida por Hideo Kojima contaría con la colaboración del director de cine Guillermo del Toro y el actor Norman Reedus. Proyecto que ilusionó a todo el sector, no solo por la calidad de lo que mostraba, sino por quiénes estaban detrás. Por aquel entonces era vox populi la mala relación entre el estudio y Kojima. Desavenencias que acabaron con el director de videojuegos en la calle a poco de la salida de MGSV: The Phantom Pain. Juego que saldría a la venta inacabado y sin ningún rastro de Kojima en los créditos de portada.

Tras estos acontecimientos llegaba la hora de la kojimada. Kojima Productions, filial de Konami hasta ese momento, se independizaba y se hacía estudio independiente. Lo que se podría haber interpretado como una rabieta fomentada por el tremendo ego de Hideo, puede terminar en una de las mayores genialidades de la industria. Ahora Kojima puede hacer lo que quiera. Con los restos inacabados de P.T. convence a Guillermo del Toro y a Norman Reedus para que se unan al nuevo proyecto. Y el resultado es Death Stranding. Aunque no tengamos ni la más mínima idea de lo que eso signifique.

El juego del que todo el mundo habla y nadie sabe

Si algo hay que alabar de Kojima es su capacidad para que hablen de lo que hace sin ni siquiera pagar por publicidad. Ya contamos aquí la “campaña marketing” que se creó alrededor de MGSV: The Phantom Pain sin que fuera coordinada por él mismo. Todo a base de especulaciones. Con Death Stranding no iba a ser menos.

Desde lo visto en el E3 de 2016, las conjeturas sobre cuál será la historia de este título no han hecho más que crecer. Pero no dejan de ser eso, conjeturas. Lo único que podemos sacar en claro de los mostrado hasta ahora es que el juego se desarrollará en un mundo devastado. ¿Por una guerra? Quien sabe. Toda la historia del juego parece girar en torno a unos no natos dentro de una especie de frasco que simula un útero. A partir de ahí… La mente enferma de Kojima. Seres que aparecen desde el suelo que bien podrían pertenecer al purgatorio ideado por Dante Alighieri. Entes invisibles que arrastran a los vivos, los cuales prefieren morir a ser… ¿Abducidos? Norman Reedus cargando paquetes en la espalda recorriendo llanuras, escalando montañas y recorriendo ciudades en ruina.

Todo lo que se diga a partir de lo visto en los vídeos mostrados hasta ahora es pura metafísica. De hecho, el propio Kojima ha afirmado que va añadiendo contenido al juego según lo va jugando. Nadie sabe qué es lo que anda tramando. Ni falta que hace pues si repasamos las últimas creaciones del japonés, son marca de la casa los giros argumentales y subtramas.

Este personaje me suena

No es un secreto la pasión que siente Kojima por el cine. Muchos de los personajes de sus juegos están basados en protagonistas de algunas de sus películas favoritas. También su estilo de narrativa y uso de la cámara en cinemáticas es más propio del cine que de los videojuegos. Por ello no es de extrañar que para esta ocasión haya contado con actores conocidos. Al ya nombrado Norman Reedus (The Walking Dead) como protagonista, en esta ocasión el juego cuenta con la caracterización del propio Guillermo del Toro, Mads Mikkelsen (Hannibal, Roque One: A Star Wars Story) o Léa Seydoux (Spectre). El último actor presentado ha sido Troy Baker, del que hablábamos al principio del artículo. Baker es ya un conocido en este mundo por dar voz y movimiento a personajes como Joel en The Last of Us o a Revolver Ocelot en MGSV: The Phantom Pain.

Norman Reedus será el protagonista de Death Stranding

Por el momento no hay fecha de salida para Death Stranding. Se conocerá en las próximas semanas, ya que por el momento solo tenemos confirmado que saldrá en algún momento de 2019.

Desarrollador: Konami Digital Entertainment
Distribuidor: Konami
Plataformas disponibles: Xbox One, PlayStation 4 y PC
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 31 de Agosto de 2018
Textos/Voces: Español/Español

Nuevamente ha empezado la batalla de los juegos deportivos, el primero en aparecer en Pro Evolution Soccer, con su versión PES 2019 nos presentan grandes cambios en sus modos online y algunas mejoras a modos más típicos en el Offline.

Continúa leyendo

El día se acerca, tras el inesperado éxito arrollador del Battle Royale en la industria del videojuego, comandado por Player’s Unknown Battlegrounds y continuado por Fortnite, ahora llegan Electronic Arts y Activision en busca de una parte del pastel, con sus respectivas entregas de Battlefield y Call of Duty, dos propuestas muy diferentes pero con el mismo objetivo.

Continúa leyendo

Call of Duty

Activision y Treyarch acaban de publicar el tráiler de Blackout el nuevo modo battle royale que tendrá el próximo Call of Duty: Black Ops 4. La franquicia se suma a la moda de los ‘royales’ en un intento de traer frescura a la saga. Según cuentan desde la compañía, este modo contará con un máximo de 80 jugadores y el mapa estará compuesto por los escenarios más emblemáticos de la saga como Fringe o Nuketown.

Según podemos ver, en Blackout se implementarán mejoras jugables. La más llamativa es la posibilidad de conducir vehículos por primera vez en la saga. Según parece, en esta ocasión podremos pilotar helicópteros u otros medios de transporte de manera libre -puedes ver aquí la lista completa-. Además, se podrán subir compañeros de equipo para manejar distintos tipos de armamento. Siguiendo con el estilo battle royale, podremos recoger cajas de ayuda lanzadas desde el aire mientras evitamos a toda costa quedar dentro de la clásica cúpula, que se irá cerrando con el paso del tiempo y nos irá haciendo daño progresivo si nos quedamos fuera. Por lo visto hasta ahora, no habrá construcción más allá de algunas barreas o escudos. También se elimina -al fin- el doble salto. Lo que sí hemos observado es que el juego gana en verticalidad. Tendremos la opción de combatir en edificios altos, saltar o de trepar desde ellos usando diferentes gadgets. Según parece, cada clase tendrá diferentes mecanismos para interactuar con el entorno. Suponemos que al principio de la partida nos darán la opción de elegir clases, con todo su equipo desde el comienzo. Sin embargo, una de las cosas que caracteriza a los battle royale es el sistema de looteo. Es decir, llegar al mapa sin armas e ir buscándolas por el entorno. Por el momento pocas pistas tenemos sobre qué sistema implementará el juego, así como el desarrollo del personaje y el uso de habilidades únicas.

A primera vista, este cambio se adecúa más a lo que el público actualmente quiere: mapas grandes con muchos jugadores para demostrar quién es el mejor en un sistema sin reapariciones al morir. Sin embargo, el vídeo mostrado deja algunas dudas. Para empezar, no sabemos si habrá más de un modo en Blackout. Analizando las imágenes, está claro que al menos uno es por equipos o escuadrones. Se podría dar el caso de que este fuera el único modo, pero lo dudamos, ya que esto no diferenciaría mucho a Call of Duty de su máximo competidor: Battlefield. En este caso, ¿por qué elegir Callo of Duty si Battlefield lleva haciendo lo mismo desde siempre? Evidentemente no vamos a entrar en este debate. Es como poner de acuerdo a la comunidad de FIFA y PES en qué juego es mejor. Así  el juego seguramente contará con un modo de todos contra todos. Además, en el vídeo podemos ver un elemento del que ya se venía hablando desde antes de la salida del mismo: la inclusión de zombis. Podemos ver como estos seres también estarán presentes en Blackout. ¿Pero cómo se implementarán? Existen varias posibilidades. Que aparezcan en todos los modos de juego y sea un enemigo neutro. Es decir, controlados por la IA y que ataquen a cualquier jugador indiscriminadamente. O, por el contrario, que haya un modo específico en los que los no muertos solo aparezcan ahí.

Blackout contará con zombis en sus mapas

Sea como sea, la entrada de Call of Duty en el mundo de los battle royale supone una nueva elección que por el momento no reventará el mercado. Por decirlo de algún modo, esta opción se sitúa entre medio Fortnite, más centrado en la construcción y en diseños fantasiosos; y PlayerUnknown’s Battlegrounds, donde la jugabilidad es más pausada y medida. Ya que si una de las cosas que caracteriza a todos los Call of Duty son sus rápidas mecánicas de juego para conseguir lo más pronto posible rachas de bajas y sus mejoras.

Podremos probar la beta de Blackout el próximo 10 de septiembre en PlayStation 4. Para jugar a la versión de Xbos y PC habrá que esperar hasta el 14 de septiembre. Call of Duty: Black Ops 4 saldrá a la venta el próximo juego de octubre.