Gami, al igual que Daniel Vàvra, tampoco irá a Gamelab… solo que nosotros lo hemos decidido

¿Hasta dónde vamos a llegar con las redes sociales? Hace tiempo que un servidor piensa que nos están llevando a una involución muy profunda, y cada vez tengo más clara esta opinión. Gamelab Barcelona 2018 anunció sus ponentes con grandes nombres, entre los que se encontraba Daniel Vàvra, director de Warhorse Studio, compañía afincada en la República Checa y responsable de Kingdom Come: Deliverance. El juego, ambientado en 1403, intenta recrear con la mayor exactitud posible el mundo de la época y eso, por mucho que algunos colectivos quieran borrar o modificar la historia, incluye poca presencia de la mujer entre otros hechos deleznables. Debido a esto, Daniel Vàvra ha recibido diversas acusaciones. Gracias a una de ellas, la última, el director de Kingdom Come: Deliverance ha decidido no acudir a Gamelab Barcelona 2018.

No pensamos que Daniel Vàvra se preocupe mucho por la mayoría de acusaciones, de las que parece estar acostumbrado, aunque una de ellas parece haberle dolido especialmente. Concretamente esta:

El propio Vàvra no dudó en contestar a las acusaciones:

Tengo una herencia judía, mi abuelo escapó del campo de trabajos forzados nazi, la mayoría de mis familiares murieron en el campo de concentración y ¿me llaman nazi? Muy audaz declaración.

Minutos después, Gamelab anunciaba que Daniel Vàvra no estaría en Gamelab 2018.

Todo ello por una, de tantas, acusación sin fundamento en redes sociales de una supuesta “periodista” (recodemos que, entre otros medios, escribe en la edición española de EDGE), que, además, no dudó en celebrar la “victoria”.

Uno de los desarrolladores europeos más importantes viene a dar una charla en nuestro país y lo echamos por tierra con una de tantas acusaciones que tan de moda se están poniendo últimamente y que, personalmente, creo que empiezan a ser muy peligrosas.

Viendo la polémica levantada, Daniel Vàvra ha publicado en cuenta de Twitter algunos mensajes explicando la situación.

Lo que quería era evitar cualquier controversia y se ha convirtió en polémico. Parece que ahora soy muy famoso en España. Mientras tanto, he tenido una charla sobre la creación de juegos para cientos de personas en Polonia, cosa mucho más divertida que discutir con la Inquisición española. Entonces, ¿por qué he decidió no ir al Gamelab 2018? El mes pasado tuve una charla para 400 personas en Reboot. Estuve 40 minutos y nadie se fue. A la gente realmente parecía gustarle. Me llevó varios días (y 20 años de experiencia) prepararlo. Fue una autopsia muy minuciosa y honesta. El único resultado de los medios fueron un par de artículos con clickbait sobre una diapositiva de cada 90. Vengo a conferencias para aprender de otros a compartir conocimiento y conocer gente interesante. Y esta vez era obvio que hay algunas personas hostiles. Así que pasaría días preparando mi charla y el único resultado sería una cobertura negativa nuevamente. Una total pérdida de mi tiempo. No estoy ofendido. Tengo mejores cosas que hacer. No hacer nada y ver la televisión es una opción mejor que esto. Tal vez esa gente podría dar una charla en mi lugar.

La “inquisición española“. Esta es la imagen en la que queda España gracias a esto y, a su vez, Gamelab Barcelona 2018 pierde a uno de los invitados más ilustres. ¿Seguro que es una victoria?

Y ahora, ¿por qué no acude Gami.es? Fácil, por falta de medios y de tiempo, pero en una decisión propia. Sin presiones. Como debería poder hacer cualquier persona.

Autor entrada: Antonio Gila