Mulaka

Desarrollador: Lienzo
Distribuidor: Lienzo
Plataformas disponibles: Xbox One, Playstation 4, Nintendo Switch y PC
Versión analizada: Xbox One
Fecha de lanzamiento: 2 de marzo de 2018
Textos/Voces: Español/-

El videojuego como medio nos permite abarcar cualquier era, ya sea real o ficticia,y aunque muchas ya han sido recreadas en multitud de ocasiones, aun quedan algunas sin representación. Lienzo, un estudio mexicano, encontró una cerca de sus raíces, la cultura tarahumara, una tribu todavía en activo. Esa referencia sirvió como entorno para su principal idea, hacer un Zelda mexicano. Y obviamente, salvando las distancias, desde el primer momento nos viene la saga de Link a la mente, desde los diálogos y la interacción con los NPC a la historia que nos asigna el rol de ser el elegido que debe salvar al mundo. Ahí queda todo lo relacionado con The Legend of Zelda, ya que en lo jugable son el día y la noche.

Jugablemente es una aventura bastante lineal, que combina plataformas con un combate más similar al de un hack & slash y con algún que otro puzzle. El juego en cada zona repite la misma estructura, encontrar tres diamantes o artefactos, para abrir la puerta que da acceso a cada bestia. Los escenarios son semiabiertos, podremos recorrer la zona delimitada a nuestro antojo, aunque suelen haber tres caminos claros donde se ubica cada objetivo del mundo. El gran problema de Mulaka es que su combate se siente muy limitado e impreciso, desde un repertorio de combos no muy extenso (ni útil), a una precisión inexistente al no poder fijar a los enemigos. Existe un tipo de fijado de manera automática que no funciona excesivamente bien. En cuanto a los golpes que podemos dar, prácticamente no son determinantes y no habrá que preocuparse de pulsar ningún botón más allá del golpe ligero. En cuanto a tipo de enemigos, encontramos una gran variedad y con diferentes tipos entre los mismos, siempre siendo animales relacionados con la cultura tarahumara, pero como punto negativo, se echa en falta una diferenciación de los mismos según el entorno, ya que siempre nos enfrentaremos a las mismas espécies sin distinción de donde nos encontremos.

Como enemigos nos podemos encontrar, desde insectos insignificantes que no nos supondrán ningún peligro, pasando por mantis religiosas (una de ellas voladora con un poder psíquico que será nuestro peor enemigo), sapos de distintas clases como unos que lanzan bolas de fuego y rinocerontes entre otros. Los combates se desarrollan en un área creada por piedras mágicas, con lo cual es algo que no podremos evitar. Otro de los aspectos importantes del videojuego son los puzzles, que en este caso siempre repiten la misma mecánica, nos encontramos un rompecabezas desordenado de un canal de agua, donde deberemos de golpear las distintas piezas para hacerlas rotar y lograr que el agua siga su curso hasta el punto indicado, en cada mundo se verá incrementada la longitud del mismo, pero nunca llega a ser algo complicado.

En cuanto a nuestro personaje, un Sukurúame, además de la velocidad inusual que le atesora, mediante completar las misiones de los dioses de cada región puede transformarse en hasta cuatro animales, en primer lugar está el águila que nos permitirá volar hasta ciertas zonas, la segunda transformación es la del oso, quien con sus garras puede destrozar grandes piedras y dañar a los enemigos, la tercera se trata del jaguar, que puede escalar grandes paredes saltando sobre los árboles y por último la serpiente que nos permite nadar y tiene un poder de hielo ante ciertas plantas. Sin duda esta es la mecánica jugable más jugosa del título y pese que en ocasiones sus usos son fugaces (por ejemplo la garra del oso no dura más de un segundo), cuando el juego combina las mismas en fases más plataformeras es cuando más destaca Mulaka.

Gráficamente que decir, el juego tiene un acabado cartoon low-poly que pese a su simpleza consigue dejarnos estampas realmente bellas, el modelado de los personajes logra buena nota y los enemigos sobretodo los jefes finales también están a buen nivel. En lo sonoro ya no hay tanto que destacar, las melodías se repiten en exceso y no son muy largas, pudiendo llegar a ser algo tediosas. Las voces en este caso se han suprimido por ruidos, al más puro estilo Zelda.

Mulaka es un juego de aventuras y plataformas casi notable, ofrece una experiencia interesante con su cuidado tributo a la cultura mexicana de los Tarahumara, que se ve algo empañada por sus sistema de combate pero que en lo visual ofrece un juego colorido que entra por los ojos pese a ser un juego humilde. Opción recomendable si se busca un indie que ofrezca una ambientación diferente.

Mulaka

6.8

Gráficos

7.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

6.5/10

Diversión

7.5/10

Duración

7.0/10

Lo mejor

  • El tributo a la cultura tarahumara
  • Su diseño artístico
  • Los NPC

Lo peor

  • Su combate es muy pobre
  • Se repiten las mecánicas
  • La música no es muy variada

Autor entrada: roly82