Asistimos a la presentación de God of War en Madrid… ¡y os contamos nuestras primeras impresiones!

El pasado 8 de marzo, PlayStation y Santa Monica Studio prepararon un evento especial para presentar God of War en Madrid con la presencia de Cory Barlog, director creativo del estudio de desarrollo del título, y Liliana Laporte, directora general de PlayStation Iberia. La cita tuvo lugar en el Cuartel Conde Duque de Madrid y, por supuesto, Gami.es estuvo presente.

La puesta en escena, como no podía ser de otra forma, nos trasladaba a la época nórdica previa a las migraciones con unos decorados basados en la ambientación del juego, y hasta la presencia de Kratos y su hijo a tamaño real. Cory Barlog fue el maestro de ceremonias en la presentación del juego, entre sus palabras destacan:

Estoy muy emocionado de poder presentar el juego aquí. España es un territorio muy importante para God of War y estoy deseando ver las reacciones tanto de los fans de la saga como de quellos que se acerquen al universo del nuevo Kratos y su hijo Atreus por primera vez, cuando se lance el título el próximo 20 de abril. Hemos creado una historia apasionante que estoy seguro entusiasmará a toda clase de públicos.

Además, podemos esperar más aventuras de Kratos, puesto que según nos contaron, el Kratos griego nos presentaba al personaje, mientras que el Kratos nórdico representa la transición y la evolución del personaje hacia nuevos capítulos. Finalmente, el propio Barlog hizo hincapié en la relación entre Kratos y su hijo hasta el punto de asegurar que se ha sentido más vinculado a su propio hijo después del desarrollo de God of War.

El sofisticado desayuno y los minijuegos basados en el juego dieron paso al plato fuerte del día. Probamos God of War.

God of War es un nuevo God of War, con todo el sentido de la palabra nuevo, sin querer seguir la senda de las anteriores entregas. Creo que todos los fans de la saga han dudado de este cambio de rumbo, así que nuestras ganas de probarlo eran inmensas.

De primeras ya os podemos asegurar que God of War conseguirá entrar por los ojos. Texturas fotorrealistas y unos escenarios impresionantes, en una ambientación nórdica que combina humanos con criaturas sobrenaturales. Sí, el juego ya luce espectacular en las capturas y vídeos, pero, creednos, no le hacen justicia. Mención especial merece el sistema de iluminación, así como las animaciones, de lo más fluidas. Este sobresaliente apartado técnica se combina a la perfección con lo que parece será una de las señas del nuevo rumbo, como son las secuencias cinematográficas, cargadas de épica y con una gran sensación de inmersión.

La apuesta por la inmersión queda patente con la nueva cámara detrás del personaje, en un intento de ofrecer un punto de vista distinto, más cercano a Kratos. Sin duda, es el punto más polémico de esta nueva entrega, ya que la saga God of War siempre ha optado por una cámara más lejana, en la que observar mejor la acción y, especialmente, poder repartir “leña” en todas las partes del mapa de forma muy ágil, favoreciendo así las batallas más multitudinarias y, claro está, más épicas. La nueva cámara, situada detrás de Kratos, ofrece un punto de vida más espectacular, pero también conlleva una considerable reducción del ángulo de visión, algo que puede no gustar a todos los jugadores. El cambio de cámara, además, conllevan batallas con un menor número de enemigos.

Una vez superado el “lapsus” inicial con el cambio de cámara, podemos empezar a saborear el nuevo manejo, obviamente más pesado y menos ágil. Seguimos teniendo un botón para golpe furte y otro para golpe débil, pero la reducción del campo de visión ha traído consigo un menor alcance de las armas. Ahora las luchas con más cerradas y cercanas. Esto no es necesariamente malo, pero sí que cuesta mirar la carátula del juego y ver este sistema de lucha “cuerpo a cuerpo”. En todo caso, el control resulta de lo más intuitivo, suave y manejable. Si queremos golpes más lejanos, solo nos quedará arrojar el arma, algo que también puede dar lugar a nuevos combos. ¿Es diferente? Si. ¿Es divertido? Si, y mucho.

En el tiempo jugado, podemos ver escenarios espectaculares y movimientos de lo más bruto, pero, además pudimos ver unas pinceladas del nuevo árbol de habilidades en el que mejorar las habilidades de Kratos durante la aventura y que nos permitirán personalizar la experiencia.

Tenemos que reconocer que teníamos nuestras dudas sobre este God of War. Dudas que, una vez probado, se han disipado. Es necesario asimilar que estamos ante un reinicio de la saga y evitar, en la medida de lo posible, las comparaciones con los títulos clásicos. Una vez hecho nos encontramos con un gran juego de acción que consigue atrapar al jugador tanto por su ambientación como por su apartado técnico. ¿Hubiera sido mejor un God of War a la antigua usanza? Personalmente si, lo hubiéramos preferido (hay demasiados juegos con la perspectiva de esta nueva entrega en el mercado y no tantos Hack and slash de mitología clásica), pero eso no nos impedirá disfrutar de este God of War el próximo 20 de abril.

Desde aquí, además, queremos agradecer a PlayStation España la invitación al evento.

Autor entrada: Felipe Lainez