Disc Jam

Desarrollador: High Horse Entertainment
Distribuidor: High Horse Entertainment / Evolve PR
Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4 y Nintendo Switch
Versión analizada: Nintendo Switch
Fecha de lanzamiento: 8 de febrero de 2018
Textos/Voces: Inglés/Inglés

High Horse Entertainment nos trae Disc Jam, un título de corte arcade en el que 2 o 4 jugadores (en equipos de 2) practican un deporte de corte similar al voley-playa con un disco como protagonista. Mmmmm, esto me suena de algo.

Sí, a todos nos suena de algo. De hecho, si no tenéis mucho tiempo para leer y queréis un resumen rápido sobre el título, es este: Disc Jam es un Windjammers en 3D. Pero claro, High Horse Entertainment y Evolve PR nos han cedido un código del juego para su análisis, y es justo profundizar algo más en el juego, ¿no?

Video Thumbnail
Disc Jam Nintendo Switch™ Launch Trailer

El concepto del clásico Windjammers se mantiene intacto y, con él, la jugabilidad, aunque High Horse Entertainment ha querido mejorarla. El juego sigue teniendo el mismo objetivo de año que, para los (pocos) que no lo conozcan, se basa en el disco que intercambian los jugadores presentes. Se puede puntuar bien llegando hasta la pared rival con él, o bien haciendo que caiga al suelo. La puntuación no siempre será similar, ya que habrá un contador que se iniciará en 0, y cada intercambio de disco sumará uno a la puntuación. El jugador que logre la victoria en el punto se llevará todos los puntos del intercambio. En caso de lograr un ace (punto directo en el saque), serán 10 puntos los que se añadirán al jugador ganador. Las partidas constan de 3 sets, que se ganan al lograr 50 puntos. El primer jugador en llegar a 2 sets se alzará con la victoria. El sistema, a priori de lo más simple y sencillo, funciona a la perfección y da para mucho más de lo que nos podemos imaginar en un primer momento.

Aunque el objetivo es de lo más sencillo, conseguirlo no lo es tanto gracias a la citada jugabilidad. Ojo, el juego no tiene un control complicado (solo 2 botones, y otro extra cuando juguemos dobles), pero dominarlo nos puede llevar un buen rato debido a la variedad de movimientos avanzados. Estos movimientos incluyen efectos especiales para el disco (con el stick) que, unidos a la posibilidad de hacer que el disco rebote en las paredes, pueden poner las cosas muy complicadas al rival. Además, podemos hacer dejadas en cualquier zona de la pista y, si logramos capturar el disco con suficiente antelación, un ataque especial que romperá casi cualquier defensa. Por si fuera poco, el lanzamiento también se debe hacer en el momento exacto para obtener un plus de potencia que nos vendrá de perlas, calcular el timing perfecto para ello no es nada sencillo, pero, una vez dominado, puede suponer una gran ventaja durante la partida. Es muy recomendable realizar el tutorial antes de ponerse manos a la obra. En él se explican todas las distintas opciones de lanzamiento de las que disponemos, si bien la explicación podría ser bastante mejorable (y ojo, el texto tiene los textos únicamente en inglés). En todo caso, sin duda alguna, la jugabilidad es el punto fuerte de Disc Jam, con partidas de lo más divertidas, emocionantes y frenéticas en el poco tiempo que suelen durar. Ideal para sesiones de juego cortas… que muy posiblemente se alarguen.

Es obvio que High Horse Entertainment ha sabido adaptar la fórmula clásica a los tiempos modernos… aunque se ha olvidado de algo muy importante: los modos de juego. ¿Qué podemos hacer en Disc Jam? Pues, sinceramente, poca cosa. Incomprensiblemente, el estudio ha optado por prescindir completamente de modos para un jugador, tan solo el entrenamiento y un modo para jugar con una IA… creada a partir de jugadores reales. Una apuesta muy, pero que muy pobre.

Así, queda claro que el online es la parte principal de Disc Jam. Esta parte, además, ha sido actualizada de cara al lanzamiento en Switch, por lo que resulta más completa que en su lanzamiento en PC y PlayStation 4 hace aproximadamente un año. Los modos online, la verdad, también quedan algo pobres. Tan solo tenemos la posibilidad de jugar partidas simples (bien a dobles o bien individuales) o crear una partida privada (para jugar con un amigo), nada más. Al menos, eso sí, esta actualización ha incluido los rankings, que han dado lugar a ligas clasificatorias que dan un toque más competitivo al juego.

El sistema de progresión tampoco ayuda en exceso a que el juego consiga mantener al jugador enganchado, principalmente porque es prácticamente nulo. Con los créditos obtenidos jugando podemos acceder a una especie de máquina tragaperras en la que obtener premios aleatorios. Estos premios pueden ser skins, poses de victoria u otros objetos de personalización que perfectamente se pueden pasar por alto. Lo más interesante, sin duda, son los personajes bloqueados (de un total de 6), aunque, a decir verdad, las diferencias entre ellos son mínimas.

Gráficamente High Horse Entertainment ha hecho un gran trabajo de adaptación a Switch en cuanto a las versiones “mayores”. No es que Disc Jam sea un título que entre por los ojos. De hecho, más bien podemos catalogar el apartado técnico de “mediocre”, pero, lejos de sufrir en su paso a la consola de Nintendo (como, por ejemplo, Rocket League en su lanzamiento), el motor gráfico (Unreal Engine 4) da la talla y mantiene estables los 60fps por lo general (con algunas rascadas en momentos muy puntuales), funcionando a 1080p en el dock y 720p en modo portátil. Más allá de eso, los efectos gráficos en los tiros especiales dan un toque más espectacular al sobrio apartado técnico. Además, el hecho de que solo haya una pista disponible no ayuda a que el motor gráfico tenga oportunidad de lucirse.

Disc Jam nos ha dejado una sensación muy agridulce. Por un lado, jugablemente el juego es una delicia y resulta de lo más divertido, pero, por otro lado, High Horse Entertainment se lo ha jugado todo a una baza: el multijugador. Si tenemos amigos para jugarlo en local de forma asidua se convertirá en una de las vacas sagradas de Switch en poco tiempo, pero, si nos tenemos que conformar con jugar online, puede saber a muy, muy poco. Finalmente, si únicamente tenemos pensado disfrutar los modos para un jugador… mejor huir.

Disc Jam

Disc Jam
6.5

Gráficos

6.0 /10

Sonido

5.5 /10

Jugabilidad

9.5 /10

Diversión

8.5 /10

Duración

4.0 /10

Online

5.5 /10

Lo mejor

  • Divertido y frénetico
  • Jugabilidad simple, pero profunda

Lo peor

  • Sin opciones para un jugador
  • Sistema de progresión insuficiente
  • Solo una pista
  • Gráficamente mejorable

Autor entrada: Antonio Gila