La mejor campaña de marketing jamás realizada

De todo lo que envuelve al actual mercado del videojuego, dos de las cosas en las que más se pone cuidado, sin duda alguna, es en la publicidad y el marketing. Esas campañas teasers, que se lanzan cuando el producto es aún un embrión, desatan la conocida fiebre del hype y un aluvión de reservas de las ediciones más exclusivas del producto. Aunque ni siquiera sepamos cómo será el resultado final. A veces esto trae decepciones superlativas –“ejem” No Man’s Sky “ejem”- y en otros casos, los que menos, cumplen con las expectativas de los jugadores. Lo que es cierto, es que las compañías gastan millones de euros en estas campañas, evidentemente, para dar a conocer su producto y, como en todo, para darnos la falsa sensación de que los necesitamos para ya. Pero… ¿Y si te digo que una de las mayores campañas de marketing de uno de las sagas más conocidas se realizó de manera casual y en realidad nunca llegó a existir? Solo hacen falta dos factores: desinformación y viralidad.

Hay muchos nombres propios en la industria del videojuego, pero cuando uno nombra a Hideo Kojima, sabe que algo raro va a pasar. Al padre de la saga Metal Gear siempre lo rodea un halo de misterio y recelo a la hora de desvelar en qué está trabajando. Esto sumado a unos internautas muy aburridos, dan como resultado una de las teorías no conspiratorias más absurdas y rebuscadas de los videojuegos. Los ingredientes: temas tabúes, un neurocirujano salido de la nada y un trasplante de cabeza.

Todo comienza con uno de los factores que comentábamos al principio: la desinformación. O más bien la poca información que Kojima ofrece cuando está inmerso en un proyecto. Este hermetismo es palpable en lo que será su próximo trabajo Dead Stranding, donde lo mostrado en los trailers solo hace que el usuario tenga más dudas sobre lo que el japonés trama. Pero, como comentábamos, esto no es nuevo. Allá por el año 2010 Kojima escribía en su perfil de Twitter que su próximo trabajo “cuestionará un cierto tipo de tabú”. La comunidad aquí ya puso las orejas en alto, cual perro escuchando la correa de paseo, y empezó intentar descifrar qué quería decir con esto. No fue hasta 2013 cuando la gente empezó a atar sus propios cabos. Por esa época Metal Gear Solid V: The Phanton Pain era una realidad tras la presentación de su tráiler de debut.

Video Thumbnail
The Phantom Pain [HD] - VGA 2012 Debut trailer

En ella se entremezclaban diferentes escenas de lo que iba a ser el juego final. Pero una en concreto llamó la atención de la comunidad. Resulta que en una parte del vídeo aparece un doctor, algo sin mucha relevancia a primera vista, sin embargo, este personaje comparte ciertos rasgos con una persona del mundo real, Sergio Canavero. Todo esto comienza a tomar forma en los foros de internet, sitio que cualquier periodista sabe que nunca se debe tomar como una fuente fiable de información, pero cuando un bulo comienza a rodar como una bola de nieve, uno no tiene más remedio que hacerse eco. Y aquí es donde entra nuestro segundo factor: la viralidad. La noticia corrió como la pólvora, llenando internet de teorías sobre la posible trama del nuevo juego de Kojima.

Llegados a este punto uno podría preguntarse que no es la primera vez que un personaje de ficción se parece a alguien del mundo real, o que podría tratarse de un actor que prestó su cara para tal fin. Nada más lejos de la realidad. Resulta que la comunidad descubre que el tal Canavero es en realidad el Doctor Canavero. Y no solo eso, sino que además se trata de un neurocirujano que está empeñado en ser el primer hombre en realizar un trasplante de cabeza. “¿Pero qué coño?“. Internet arde. Son cientos las teorías que se formulan a raíz de este descubrimiento y los posibles arcos argumentales, dos años antes de su lanzamiento, sobre el próximo Metal Gear y algún tipo de cirugía craneal a Big Boss -los que han jugado a The Phanton Pain saben lo irónico que suena ahora esto-. La teoría conspiratoria no había hecho más que comenzar. Se empieza a revisar todos los trabajos del Doctor Canavero y la verdad es que la información que se saca de él es cuanto menos sorprendente. Se descubre que la cirugía recibe el nombre en clave de Heaven, palabra muy relacionad a esta saga de videojuegos. Por otro lado, Sergio Canavero realiza una charla en Chipre y la comunidad descubre que allí es donde está situado el hospital en el juego. Además, el lema “Todo lo que conoces es incorrecto” de su ponencia es cuanto menos inquietante, unido a que uno de los patrocinadores de la charla era una desarrolladora de videojuegos. Y, por si fuera poco, uno de los trabajos del médico italiano habla sobre lo que medicamente se conoce como los miembros fantasmas -phantom pain en inglés- que trata sobre la sensación de seguir sintiendo una parte del cuerpo tras ser amputada. Aquí se habla de un paciente al que se le amputó un brazo y se le colocó una prótesis muy parecida a la que Venom Snake llevaba en los vídeos promocionales. La película que ni el mismísimo Kojima habría podido imaginar ya estaba montada.

Resumen realizado por la usuarios de internet donde enlazan al Doctor Canavero con el proyecto de Kojima

La comunidad se tomó esto como una ingeniosa estrategia para promocionar el juego. El cenit llegó cuando se dio como válida la teoría de que en realidad todo el perfil del supuesto doctor había sido inventado meses antes para realizar la campaña de marketing más enrevesada, excéntrica e inverosímil de la historia. Todo ello orquestado por la retorcida mente de Hideo Kojima asiduo a la teatralidad y a la excesiva escenografía en mucho de sus trabajos. No esta vez. Toda la información que se recogió, fragmentada y unida por los finos hilos de la comunidad de internet, resultó ser más que una combinación de desafortunadas coincidencias que llegaron a tener tal repercusión que el propio Doctor Canavero tuvo que salir a la palestra para desmentir cualquier participación en el proyecto de Kojima. El tema llegó a tal punto que tomó acciones legales contra Konami por usar su imagen sin su consentimiento.

Entre tanto alboroto, Hideo Kojima permanecía en silencio. Inmerso en su propia lucha contra Konami. Hecho que no hacía más que alimentar los bulos sobre su último juego para esta compañía. El desenlace final es el que todo conocemos. Kojima creando su propio estudio, Konami a la deriva como compañía y Metal Gear Solid V: The Phanton Pain defenestrado y amado por la crítica a partes iguales. Lo único bueno que se puede sacar de todo esto, si es que hay algo, es que cada vez queda menos para saber qué se trae entre manos el bueno de Hideo con Dead Stranding y de hasta dónde es capaz de llegar la comunidad para realizar una vez más, sin ellos quererlo ni saberlo, una de las mejores campañas de marketing que nunca llegó a existir.

Autor entrada: Antonio Orihuela