Impresiones beta cerrada Quake Champions

Hoy… en juegos míticos… ¡Quake! Bethesda ha recuperado una de las sagas de culto y lo quiere hacer a lo grande, con una nueva entrega al alcance de todos como título free-to-play una vez esté terminado. Actualmente el juego se encuentra en fase de beta cerrada. ¿Y qué pasa con eso? Que todavía no se puede jugar, al menos no gratis, ya que el dinero lo puede todo, y también puede abrir las puertas a un acceso anticipado de Quake Champions. Esto se consigue mediante el paquete campeones, que, por unos 30€, ofrece acceso anticipado, así como los 11 campeones actuales y los que quedan por llegar, así como a las 8 arenas actuales, entre otras ventajas. ¿Esto lo puede convertir en un pay-to-win? Pues es posible… pero vayamos poco a poco.

Hemos jugado a Quake, y no solo a Quake Champions, sino a toda la saga. Esta nueva entrega no ofrece una historia como los primeros o el más reciente y malogrado Quake 4. El juego casi se puede considerar una actualización de Quake III Arena a los tiempos actuales, juego mítico que tantas horas de diversión durante las clases de informática (y también en casa) ofreció años atrás (rivalizando con Counter-Strike), casi 20 añitos de nada ya. Mientras Valve apostaba por un enfrentamiento táctico, id Software prefería una acción más frenética en la que no haya ni un segundo de respiro.

Video Thumbnail
El acceso anticipado de Quake Champions ya ha empezado

De esta premisa nace Quake Champions, que mantiene la acción frenética, en enfrentamientos espectaculares y que huyen totalmente de realismo. ¿Lo bueno? Que no nos encontraremos a los clásicos camperos de otros títulos. ¿Lo malo? Que igualmente es posible que no veamos a nuestro “asesino”, no por su buen encondite, sino porque no nos dará tiempo a verlo antes de que estemos muertos. Ya os adelantamos que el título es duro, muy duro, no por se arcade es fácil, más bien todo lo contrario, ya que el juego se basa únicamente en la habilidad del jugador y las primeras partidas, sin dudas, son muy frustrantes, en las que nuestro botón favorito será el espacio, y no precisamente para saltar mucho, que también es importante, sino para reaparecer después de muchas, muchas muertes. Esto es algo muy importante de cara a jugadores novatos o que prefieras partidas rápidas. Dominar Quake Champions puede llevar muchas horas, y no solo dominarlo, sino incluso empezar a divertirse.

Además de la habilidad, es muy importante equiparse bien, no solo el equipamiento inicial (que tan solo podemos elegir el arma inicial), sino en el mapa. Como buen Quake, o, directamente, como buen shooter inspirado en épocas anteriores, tendremos distintos elementos por el mapa, como vida, escudo, aumento de daño o munición entre otros. Esto es más importante de lo que parece en la batalla, ya que nos puede dar una ventaja especial en la lucha, con más vida, escudo o un arma mejor para reventar enemigos… literalmente. Es importante conocer los mapas y la ubicación de los distintos elementos y ventajas para ser competitivo.

De momento, en esta versión, tenemos varias armas disponibles, todas con el sello de Quake. Por supuesto no faltan la pistola de rayos o el clásico lanzacohetes con el que poder realizar también saltos espectaculares. Dominar cada arma es importante y, al igual que el resto de objetos, también será imprescindible conocer su ubicación y ser los primeros en ellas a ellas, ya que una vez recogidas habrá que esperar un tiempo hasta que su reaparición, tiempo que puede ser demasiado y seguramente acabemos muertos antes de que nos demos cuenta.

Hasta aquí es todo muy “Quake”. Partidas rápidas y frenéticas, armas con gran poder de destrucción y mucha, mucha, acción, pero Saber Interactive ha querido introducir algunos elementos nuevos, en parte “copiados” de otro juegos que siembran bastantes dudas en cuanto a la respuesta de los jugadores. Uno de los cambios más significativos es la aparición de los “Campeones”, los personajes seleccionables en el juego. En total, para la versión actual, existen 11 campeones de lo más variados, entre los que se encuentran William B. J. Blazkowicz, Doom Slayer o Galena. Cada personaje, y esta es una gran novedad, tiene sus propias características y atributos, ya que, en esta ocasión, no se trata de un simple “skin”. Vemos diferencias en la capacidad de salud, armadura así como en la velocidad. Además, la otra gran novedad en este aspecto es la habilidad especial de la que hace gala cada uno de los campeones. B. J. Blazkowicz puede equiparse con dos armas durante unos instantes, la habilidad especial de Visor le permite ver a través de las paredes y la de Nyx le permite hacer invisible. Esta habilidad se activa una vez cargada, algo que va ocurriendo cada determinado tiempo (que podemos reducir recogiendo objetos en el mapa). La diversidad de campeones da un toque de variedad extra pero, a la vez, se puede convertir en un arma de doble filo.

Ya hemos comentado que el título será free-to-play y, lógicamente, no todo el juego estará desbloqueado sin pasar por caja. Sí lo estarán los mapas y modos de juego, pero no así los campeones, que solo se podrán desbloquear de forma permanente pagando con dinero real. Actualmente existe el paquete de campeones en el que, por 30€, se tiene acceso a todos los presentes y futuros, lo que da una gran ventaja competitiva en la batalla. Si no se paga por caja, tan solo se cuenta de forma permanente con el Ranger, aunque podemos “alquilar” un campeón en el juego durante 24 horas por un precio bastante asequible, pagado con moneda del juego. Por supuesto, en algo que cada vez está más de moda, no podían faltar las cajas “sorpresa” con skins o partes personalizables para los personajes.

El juego, obviamente, está claramente enfocado al online. En la versión actual tenemos 4 modos de juego, y, aunque el número de gente no es demasiado elevado, sí que se encuentra partida con relativa facilidad, siendo el tiempo de espera, por lo general, no superior a 1 minuto. Una vez metidos en faena, no hemos tenido problemas de conexión ni lag. Eso sí, el matchmaking necesita algunos ajustes, ya que es muy común encontrar equipos con niveles totalmente desequilibrados, algo que, suponemos (y esperamos), esté resuelto para la versión final.

Quake Champions nos ha divertido mucho. Se puede decir que Quake Champions es a Quake lo que el último DOOM a la saga Doom. Una actualización de una saga clásica de id Software que mantiene intacta su esencia y, además, incorpora novedades acordes con los tiempos que corren. A pesar de la diversión, nos quedan dudas con Quake Champions, especialmente de cara a la importancia de los campeones para ser competitivos. En las partidas jugadas este hecho está más igualado ya que, para acceder a esta beta cerrada con acceso anticipado es necesario haber pasado por caja y la mayoría de los jugadores cuentan con el paquete de campeones. Una vez el juego esté terminado y accesible para todos los públicos de forma gratuita, será el momento de comprobar si la fórmula de Saber Interactive se ajusta a la calidad de Quake, o se queda en otro pay-to-win, frustrando a los jugadores más novatos por su habilidad y a los que no quieren pasar por caja con desigualdades en el juego.

 

Autor entrada: BigBoss_