Old Time Hockey

Desarrollador: V7 Entertainment
Distribuidor: V7 Entertainment / Evolve PR
Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4
Versión analizada: PC
Fecha de lanzamiento: 28 de marzo de 2017
Textos/Voces: Inglés/Inglés

¿Cuántas veces hemos hecho referencia a tiempos pasados del videojuego? Normalmente son los jugadores los encargados de rememorar tiempos pasados, aunque parece que algunos estudios también están echando de menos algunos aspectos que parecen ya perdidos hoy en día. No se puede decir que el hockey sea un deporte muy popular por estos lares, pero los títulos de hockey fueron muy populares en su día. V7 Entertainment no se ha conformado con hacer referencia a uno de estos míticos juegos, sino que, directamente, ha querido hacer un homenaje a los juegos de hockey de los “viejos tiempos” con Old Time Hockey.

El juego está ¿ambientado? en la década de los 70, y eso incluye peinados a lo afro, muchos bigotes, malos modales sobre el hielo y peleas, muchas peleas. Sin duda esta ambientación es lo mejor del juego, transportándonos totalmente a una época pasada en todos y cada uno de los aspectos. Mención especial merece la banda sonora que nos acompaña durante los menús y en momento puntuales del partido, con temas míticos como Hava Nagila de Dick Dale o, como no, The Hockey Song de Stompin’ Tom Connors. Por supuesto, no faltaran los clásicos toques de órgano durante el partido tan clásicos de los partidos de hockey. Gráficamente también se nota el gusto por los 70s, con un filtro en todo momento que recuerda a imágenes pasadas. Incluso los menús y el tipo de letra logran que nos sintamos, más si cabe, en una época pasada.

En dicho menú, y ya comenzamos a hablar del propio juego en sí, no encontramos demasiadas opciones: modo exhibición, modo historia, marcadores, ayuda y opciones y, finalmente, extras. Así, nos quedamos con los dos únicos modos de juego disponibles: exhibición e historia. El primero de ellos consiste, como no podía ser otra forma, en un partido único con reglas ajustables (dificultad, duración de cada parte… etc) en el que tan solo tenemos que elegir equipos y saltar a pista para jugar sin más pretensiones. Por supuesto, es posible jugar un partido con amigos, hasta un máximo de 4 jugadores por partido, algo que, lógicamente, potenciará, y mucho, la diversión. Por desgracia, esta es la única forma de jugar con un amigo, ya que el título, por problemas de presupuesto, no cuenta con modo online. Algo que hubiera dado mucha más vida y, sin duda, hubiera supuesto un salto de calidad importante en cuando al conjunto general.

Y, finalmente, solo nos queda el modo historia. Hay que empezar comentando que el nombre del modo no parece excesivamente acertado, ya que, en ningún caso tenemos una historia como tal, ni tan siquiera un modo carrera al uso. De hecho, no tenemos muy claro la intención del estudio con este modo, ya que no acaba de encajar. Nuestro equipo es Schuykill Hinto Brews, el peor equipo de la liga, y nuestra tarea será subir la moral de los jugadores y devolverlos a la gloria. Suponemos que para “ambientar” el bajo nivel del equipo, incomprensiblemente en los primeros partidos no tenemos acceso a gran variedad de movimientos, bloqueados hasta que el jugador los desbloquee. ¿Cómo? Pues no, no es necesario ganar partidos, tan solo hay que fijarse en unos objetivos, primarios y secundarios, que se nos presentan antes del partido y que tendremos que cumplir para ir mejorando al equipo. Estos objetivos van desde realizar un número mínimo de pases a ganar una pelea sobre el hielo y, aunque intentan aportar algo de variedad al título, realmente únicamente logran lastrar, y mucho, la experiencia. Los primeros partidos del modo historia resultan frustrantes, con derrotas inevitables mientras intentamos “sobrevivir” con nuestros jugadores. (I)Lógicamente, el equipo rival si tiene todas sus habilidades desbloqueadas. El modo historia se va desarrollando mediante un calendario de partidos y algunos recortes de periódico que nos informan sobre la situación de nuestro equipo. Más allá de la evolución del equipo, no hay demasiados alicientes para jugarlo.

Viendo la escasez de modos de juego, tan solo nos queda lo más importante: los partidos en sí. Old Time Hockey cuenta con varios modos de control: Dos botones y retro, avanzado y “modo cerveza”. Los modos dos botones y retro son los más simples (al menos sin contar el modo “especial” cerveza). Al activarlos, tan solo harán falta 2 o 3 botones para manejar al equipo, en un sistema de lo más clásico y que hará accesible el juego desde el inicio. El modo cerveza, por su parte, simplifica mucho la experiencia, tanto, que está recomendado para jugar al juego con una sola mano. Finalmente, el modo avanzado es el más interesante de todos, e incluye controles avanzados para el jugador, lo que supone una mayor variedad de movimientos, pases y tiros. Requiere más práctica, pero también resulta más satisfactorio y espectacular en el juego.

Elijamos el tipo de manejo que elijamos, vemos unos partidos intentos, pero en lo que se echa en falta algo más de agilidad. El control de los jugadores resulta algo tosco y lento para ser un título arcade. Los jugadores tardar en reacciones a las órdenes del jugador en exceso. No se puede considerar input lag, pero si consigue lastrar la experiencia. No solo durante el partido en sí, ya que las peleas suponen una parte importante del juego, a pesar de estar metidas con calzador. Durante una pelea, el objetivo será acabar con la barra de vida del rival a base de golpes. Para ello, contamos con un botón para asestar un puñetazo y otro botón para esquivar golpes. No se puede decir que sea excesivamente elaborado… ni tampoco que funcione bien, ya que, de nuevo, nos encontramos ante un sistema bastante tosco y que no conseguir divertir al jugador. De hecho, las peleas suelen frenar bastante la acción del partido y son un suplicio, más si tenemos en cuenta que puede darse varias seguidas.

Old Time Hockey es una oportunidad desperdiciada. He de reconocer que el título me pilló con mucha ilusión por rememorar otros tiempo, pero, en la práctica, el juego no ha llegado al nivel de calidad deseado y se ha quedado en tierra de nadie. Su falta de modo online, los pocos modos disponibles y la falta de agilidad en el manejo lastran una experiencia que podría haber dado mucho más de sí.

Old Time Hockey

Old Time Hockey
5.8

Gráficos

6/10

    Sonido

    7/10

      Jugabilidad

      6/10

        Diversión

        5/10

          Duración

          6/10

            Lo mejor

            • Excelente ambientación
            • Diversos tipos de control

            Lo peor

            • Control muy tosco
            • Modo historia sin ningún aliciente
            • Faltan modos de juego
            • Se echa en falta un modo online

            Autor entrada: BigBoss_