Horizon Zero Dawn

Desarrollador: Guerrilla Games
Distribuidor: Sony
Plataformas disponibles: PlayStation 4
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 1 de marzo de 2017
Textos/Voces: Español/Español

Guerrilla Games, creadores de la saga Killzone, se desmarcan de su título más conocido para embarcarse en una nueva aventura que captó la atención de jugadores y medios desde su presentación allá por por E3 2015. Además, con el paso de los meses, y la llegada de PlayStation 4 Pro, Sony no ocultó que Horizon Zero Dawn debía ser el título que marcara la diferencia entre ambas consolas. Con esa presión, la aventura de Aloy ya está disponible y sí, hay dinosaurios robot, ¿qué puede fallar?

Con Horizon Zero Dawn conocemos a Aloy, su protagonista. Conocemos a la protagonista poco a poco, aunque no tardaremos en encariñarnos con ella. Una cazadora solitaria sin pasado en un mundo postapocalíptico. Por sueste, este mundo no está tan muerto como se podría pensar, algo que suele ser habitual en este tipo de juegos, y cuenta con un trasfondo más elaborado. La humanidad se ha vuelto primitiva y sobrevive y ha perdido el dominio de la Tierra en detrimento de unas máquinas con forma de distintos animales, desde cocodrilos hasta temibles dinosaurios, hasta un total de 24 tipos distintos. Así, la historia tiene dos partes, una bastante simple, con los propios humanos y sus conflictos internos como protagonistas y, por otra parte, la historia de cómo la humanidad pasó a estar a merced de las máquinas. Esta segunda cuenta con un guión de lo más atractivo y elementos de ciencia ficción que conseguirán enganchar a los aficionados al género.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que la historia se desarrolla de una forma pausada, por lo que, para “empaparnos” completamente de todo lo que rodea al mundo de Horizon Zero Dawn tocará charlar mucho con otros personajes o leer textos, algo que puede llegar a ser algo tedioso para jugadores poco pacientes. En este aspecto se cuando más se nota la poca experiencia en el género RPG de Guerrilla Games, más acostumbrados a historias más directas.

Por suerte, donde no hay dudas es la que debería ser siempre la parte más importante: la jugabilidad. Ya vimos mucho sobre los combates en los distintos vídeos, en los que el gameplay siempre era parte importante de los mismos, muestra de la confianza depositada por el estudio en este apartado. En estos vídeos ya se nos presentabas las dos armas principales del juego: la lanza y el arco. El primero únicamente se limita a atacar y esquivar, mientras que el segundo cuenta con distintos flechas y una mayor precisión que nos permitirá elegir mejor la parte de nuestro objetivo a la que queremos atacar. Más adelante obtendremos algunas armas más, como una honda con explosivos o un lanzacuerdas para colocar cables trampa en el suelo. Aunque suficientes (no hay que olvidar que estamos en un contexto con una civilización primitiva), sí que se echa en falta algo más de variedad de armas.

No solo de combates vive Horizon Zero Dawn, también será necesario recurrir al sigilo en ocasiones, podemos escondernos en la hierba si es lo suficientemente alta, colocar trampas o piratear máquinas. Esta opción es más recomendable contra enemigos humanos, principalmente por la pobre inteligencia artificial de éstos, que hace que obvien ataques demasiados obvios. Una parte importante de las batallas, con o sin sigilo, será el denominado “foco”, un dispositivo que se activa con R3 y que permite ver los puntos débiles de los enemigos (distinto, lógicamente, en cada uno), idetificar objetos o incluso ver huellas.

Entra batalla y batalla, sea directa o sigilosa, no debemos perder de vista la recolección de recursos, que, a la postre, se convertirá en una parte muy importante en la aventura. Con los objetos recogidos podremos crear flechas para el arco, curar las heridas o, claro está, vender lo que nos sobre para comprar mejoras objetos. En este aspecto hemos echado en falta algo más de equilibrio en el coste de los objetos vendidos por los distintos mercaderes, ya que es excesivamente simple ser “rico” en el juego, con lo que la parte de recolectar objetos pierde aliciente con el tiempo.

Por supuesto, y como buen RPG, las capacidades de Aloy irán evolucionando conforme avancemos en la aventura. Tenemos un árbol de habilidades en el que podemos ir seleccionando las mejoras deseadas con los puntos obtenidos al subir de nivel. Estas habilidades se dividen en “Merodeadora”, “Valiente” y “Recolectora” y van desde mejoras para el personaje hasta nuevas acciones a realizar. Lógicamente también podemos mejorar algunas capacidades mediante equipo asignado al personaje.

Pero lo mejor del juego, sin duda, es su mundo. Ya hemos comentado que no se trata del típico mundo postapocalíptico deprimente, sino de un mundo rico de detalles y muy variado entre sí, con distintas zonas perfectamente diferenciadas, cada una con sus peculiaridades. Tenemos montañas, desiertos, valles… etc. Además del propio terreno, las zonas suelen contar con su propia fauna e incluso tribus autóctonas, cada una con costumbres e incluso creencias propias. Con este mundo, no podían faltar las obligadas misiones secundarias, con su propia historia, los recados, misiones secundarias más directas así como los distintos coleccionables repartidos por el mapa. Lógicamente no son obligatorios para completar la aventura pero aportan un toque extra de variedad y diversión y, de camino, aumentan la duración.

La historia principal, por su parte, puede superar las 30 horas de duración. Las misiones no son excesivamente variadas y los amantes de los juegos de mundo abierto no verán nada que no se haya visto ya en otros títulos del estilo. Al menos, eso sí, aprovechan el mundo completamente abierto para dar libertad de decisión al jugador a la hora de abordarlas.

Horizon Zero Dawn consiguió entrar por los ojos desde su presentación, llegando incluso a dudarse, en muchas ocasiones, de si realmente PlayStation 4 podría con lo que se estaba viendo en los vídeos. Ya con la versión final del juego entre manos, podemos afirmar que sí. Guerrilla Games ha logrado crear un nuevo motor gráfico llamado Decima (que, por cierto, también usará Hideo Kojima para su Death Stranding) realmente impresionante. Escenarios fotorrealistas y llenos de detalles, modelados de personajes excelentes y un rendimiento, aunque a 30fps, soberbio. Además, lejos ha quedado el temor a que el juego se quede corto gráficamente la PlayStation 4 original, las mejoras en PlayStation 4 se reducen a mayor distancia de dibujado, algo más de detalle y, especialmente, soporte para resolución 4K. Jugar a Horizon Zero Dawn a 4K y en una televisión con HDR es toda una experiencia. En todo caso, el juego impresiona también en PlayStation 4. Gran parte de la culpa de esto, eso sí, la tiene el excelente apartado de diseño artístico. Como suele ser habitual el títulos first party de PlayStation, Horizon Zero Dawn viene completamente doblado al castellano, con Michelle Jenner doblando a Aloy. El doblaje resulta correcto, aunque por debajo de la versión inglés. Los que no tengan problema con el idioma deberían optar por seleccionar el idioma de Shakespeare en el selector disponible.

Guerrilla Games ha sabido reinventarse a la perfección, con uno de los mejores títulos de esta generación. Si bien no se puede decir que sea excesivamente original, su diseño artístico y sus combates consiguen enganchar al jugador durante un gran número de horas. No desentona en ningún aspecto y, a pesar de que la falta de experiencia en el género del estudio se nota en ocasiones, quedan casi en anécdota ante la calidad de Horizon Zero Dawn.

Horizon Zero Dawn

Horizon Zero Dawn
88.4

Gráficos

10/10

    Sonido

    8/10

      Jugabilidad

      9/10

        Diversión

        9/10

          Duración

          9/10

            Lo mejor

            • Apartado técnico
            • Mundo totalmente vivo
            • Enemigos espectaculares

            Lo peor

            • Narrativa muy lenta en ocasiones
            • Se echa en falta más variedad de armas

            Autor entrada: BigBoss_