Con 25 pesetas…

Eran otros tiempos, pero aun recuerdo con nostalgia esas monedas de 25 pesetas (0,15€), y es que hace 25 años aproximadamente, si mis padres, tíos o abuelos me daban una moneda de 100 pesetas (0,60€), con casi toda seguridad iba a ser depositada en algunas de las maquinas que había en el salón recreativo, ese salón que yo frecuentaba era el típico salón de pueblo, no tenia maquina de cambio, había un encargado de cambiarte las monedas o billetes (billetes pocos en mi caso), en monedas de 25 pesetas, ese tipo no se por qué, pero solía ser antipático, y a su vez desconfiado, como si le fueses a robar alguna partida o algo así, en esos recreativos no solo se jugaba a videojuegos, solían tener también futbolines, air hockey, billares, pinball y el típico kiosko para poder comprar chucherías y/o helados. Pues ese salón se convirtió en mi segunda casa, no sabría decir cuantas partidas he jugado, pero mucho menos cuantas partidas he visualizado, estar allí sin dinero era lo mas parecido a tener Twitch, partidas y partidas siendo un mirón para luego poder llegar lo mas lejos posible.

Los recreativos siempre fueron mucho mas que un salón de máquinas, fueron un punto de encuentro, uno de los primeros lugares donde se empezaba a quedar en esas primeras salidas de fiestas adolescentes, y sobre todo como no, donde jugábamos a los videojuegos que no podíamos acceder en casa.

Había diferentes tipos de personajes en su entorno, estaban, como no, los viciados, estos eran los que iban única y exclusivamente a jugar, como he dicho antes también estaba el mirón, que eran los que jugaban una vez y veían cuarenta partidas, también estaban los abusones, como en todo lugar, estos eran los que iban a intentar timarte, robarte y “ayudarte” a jugar, pongo jugarte entre comillas, porque la ayuda solía ser jugar él y tú no, estaban “Los mayores”, estos eran los mejores porque eran los que ya pasaban su edad adolescente e iban después de su trabajo, la relación mirón-mayor era buena ya que acababan cogiéndoles cariño y a veces hasta le invitaba el mayor al mirón a alguna partida, y aunque parezca mentira, también estaba las chicas, y es que en aquella época no era muy frecuente que las chicas fueses a jugar, pero así y todo siempre había alguna jugona, pero la mayoría de ellas frecuentaba estos lugares porque también eran punto de encuentro.

Yo recuerdo con mucho cariño los siguiente títulos:

– Tehkan world cup
– Super Street Fighter 2
– Snow Bros
– Blood Bros
– Sunset Riders
– Tortugas Ninja
– Tekken
– Shinobi

Video Thumbnail
Street Fighter 2 - Retro Arcade Intro

Y podría poner una lista interminable, estos salones estuvieron muy vivos en la época de los 80’s y 90’s y vivieron su última época a principios del 2000, en España ya no quedan, aunque en Japón siguen siendo tendencia.

¿Que tal fueron tus experiencias en los salones? ¿Nos cuentas alguna anécdota?

Esperamos tus comentarios…

Autor entrada: Frankkylin

  • ¡Buen artículo! Eso sí, para mi falta un imprescindible de los arcades como el gran Metal Slug, aunque, desde luego, el que más monedas se llevó fue Street Fighter 2