The Last Guardian

Desarrollador: Team ICO
Distribuidor: Sony
Plataformas disponibles: PlayStation 4
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 7 de diciembre de 2016
Textos/Voces: Español/-

Muchos años han pasado desde que, en 2009, se anunciara The Last Guardian, el nuevo título de Fumito Ueda y su Team ICO para PlayStation 3, tantos, que los rumores sobre su posible cancelación han sido una constante durante su desarrollo, llegando a darse por hecho en varias ocasiones. Finalmente, y por suerte, la aventura ha llegado a buen puerto y el equipo ha podido finalizar su desarrollo, eso sí, una generación después de lo esperado, ya en PlayStation 4.

The Last Guardian está basado en la relación de sus dos protagonistas, en la que vemos como poco a poco los lazos de amistad entre ambos se van haciendo más fuertes conforme avanza la historia, sintiendo incluso a veces la falta de tu compañero en determinados tramos de la aventura. Por eso, es imprescindible meterse de lleno en esta relación en la que vemos una historia de miedo y amistad entre los personajes, una historia muy parecida a la de ICO y Shadow of de Colossus (los anteriores títulos del estudio, ya considerados obras de culto). Aunque no es exactamente igual, mantiene una relación en el tono y en la forma de exponerlo. Así, las sensaciones en el juego dependen, y mucho, del jugador que esté con el mando en las manos. A los que le cueste empatizar con los protagonistas se perderán, quizá, lo mejor del título. En cambios, si se consigue llegar a conectar con ambos, en ciertos momentos llegaremos a sentir lo mismo que ellos, a reírnos en varias zonas o a sentir tristeza en otras y, por qué no, soltar una lagrima en esos momentos épicos que Team ICO ha recreado a lo largo del desarrollo del videojuego con forma de escenas.

Como parte de la relación entre ambos, hay que destacar que la IA de Trico tiene mucho potencial, han querido dotar a la criatura de un libre albedrío que nos obliga a tener especial paciencia a la hora de intentar que nos haga caso. No obstante, esto no empaña para nada la experiencia, ya que, al fin y al cabo, Trico es un ser vivo y, como tal, hasta cierto punto, es normal que vaya a su ritmo o se quede embobado con algún otro ser u objeto ignorando cualquier otro factor. Debido a esto, a nivel jugable podría considerarse un problema o una genialidad dependiendo del gusto personal del jugador.

Video Thumbnail
The Last Guardian - E3 2016 Trailer | PS4

Obviamente hay algo más allá de las sensaciones y emociones que nos proporciona la aventura empatizando con los personajes. Esto ya lo hemos visto en otros títulos de esta compañía y ahora de lo que podemos hablar es de las mecánicas que nos ofrece, que no son pocas. Durante el transcurso de la historia vamos a controlar al niño, y en un momento del mismo vamos a darle órdenes a nuestro compañero de aventura. A grandes rasgos la aventura se caracteriza por sus plataformas, exploración, rompecabezas y momentos de acción en el que, al contar con los dos personajes y con “habilidades” distintas, podemos afrontar de diversas maneras, todo diseñado en niveles muy detallados y muy profundos.

Durante el transcurso de la historia tendremos unas cinemáticas que serán relevantes en la campaña, contadas con conversaciones escasas para que observemos la belleza del momento (como en otros títulos del estudio, no hay doblaje como tal, solo un idioma propio) y no nos hundan a diálogos, como pasa últimamente en la mayoría de los títulos, en lo que debemos de parar la experiencia para enterarnos de lo que está pasando en ese momento. The Last Guardian nos cuenta la historia con un narrador que comienza desde el inicio de la aventura y nos cuenta como la relación entre Trico y el niño va creciendo en cada paso de nuestra aventura.

Hay zonas de escalada en las que tenemos que demostrar la agilidad en saltos y pasar por grandes precipicios, que es donde el juego muestra su mayor esplendor en cuanto a diseño de niveles. Tenemos que dar varias vueltas a la cámara para asombrarnos del detalle que han conseguido, como también centrar la cámara para ver como Trico pega saltos kilométricos para seguirnos sin ningún tipo de problema. También tenemos la posibilidad de subirnos a Trico y viajar en su lomo, aunque en otras zonas tendremos que bajarnos y darle órdenes, al no saber por dónde tiene que ir. Han conseguido que volvamos a tener ese miedo a las plataformas en las que la sensación de muerte en caídas libres está ahí, de hecho, en nuestra aventura tuvimos que tener mucho cuidado porque no hay una “barrera invisible” que nos salve de esas caídas como pasa en muchos títulos de la industria, en las que caerse es imposible. Todo esto llevado con una mecánica tosca en las que nuevamente el peso y la física del manejo de los títulos de Team ICO es siempre recordada. Eso sí, la cámara en algunos momentos nos jugará una mala pasada al no saber dónde nos encontramos.

Los rompecabezas son otras de las cosas que hacen que esta aventura sea grande y en ningún momento nos aburramos de ella o la dejemos de lado. Los puzles están tan bien escondidos que hará que nos paremos a estudiar el entorno y, junto a ello, con las habilidades de cada personaje, sortear estos obstáculos. Sin entrar mucho en detalle, tenemos, por ejemplo, que abrir puertas con palancas o encontrar el hueco por donde puede pasar al niño. Con esto queremos decir que, aunque el camino no es lineal del todo, tampoco nos atascaremos en nuestra aventura si nos fijamos bien en los escenarios. Si nos perdemos, el narrador, muy bien integrado en la historia, aconsejará cómo podríamos pasar la zona. Hay momentos en los que el niño no podrá resolver el problema, así que tocará echar mano de Trico, el cual tenemos que recordar que es un animal, y ello conlleva que muchas veces estemos intentando realizar alguna acción, pero él está en otro lado distraído, curioseando con animales, está jugando o, simplemente, quiere le acariciemos. Esto hará haya que armarse de mucha paciencia, ya que a veces hará caso de las órdenes a la primera… y otras no. Esto es lo que hace de esto juego algo especial, porque hace que nos metamos de lleno en la relación y queramos adiestrar a Trico como si nuestra fuera nuestra propia mascota.

Otro punto a parte de la exploración, plataformas y puzles, es la sensación de estar indefenso al no poder llevar un arma y ayudar a nuestro compañero en los momentos de acción del juego. Nos obliga a tirar de maniobras muy fáciles para esquivar los ataques. La IA de estos personajes no está tan bien cuidada como la de Trico, ya que con ellos podemos notar la torpeza que tienen cuando conseguimos sortearlos, al menos cuando nos encontremos solos. Si estamos cerca de nuestro compañero de aventura no echará un cable para librarnos de ellos.

La belleza visual del juego, es tal, que consigue meternos de lleno en la aventura, con un apartado artístico sobresaliente, aunque en momentos del mismo nos daremos cuenta de que muchas cosas no han sido pulidas. No interfieren en la aventura, pero afean el conjunto de todo lo que hemos contado anteriormente. Hay que destacar que esta aventura empezó a desarrollarse en otra generación y se han tenido que amoldar a estar nueva. Por ejemplo, se nota en las texturas, ya que hay algunas que rozan la perfección, pero también otras en las que no se han parado a detallarlas demasiado, lo que deja una sensación visual “rara”. Jugando en PlayStation 4 (modelo normal), hemos tenido bajadas importantes en el framerate, especialmente en zonas donde abunda la vegetación o actúa el viento. Problemas que, eso sí, no se repiten en PlayStation 4 Pro, aunque estamos seguros de que cualquier PS4 podría mover el juego de forma fluida sin ningún problema, ¿problemas con el port de PlayStation 3?

 

Hay que destacar el nivel de detalle que posee Trico, el plumaje se mueve según la dirección del viento, llegando al extremo, a veces, de darnos la sensación de estar delante de un animal de verdad. En este punto se nota que el arduo desarrollo del título ha volcado gran parte de sus recursos en dar vida, casi literalmente, a nuestro emplumado compañero de viaje.

No nos podemos olvidar del sonido, que nos acompaña en toda la aventura con una espectacular banda sonora a cargo de Takeshu Furukawa que roza la perfección en muchas partes del juego y ayuda a enfatizar con cada momento del juego.

Terminar el juego nos ha llevado alrededor de 15 horas, aunque esta cifra puede reducirse o incrementarse dependiendo del tipo de jugador. No durará lo mismo para un jugador únicamente interesado en terminar su historia, que para otro que se quede embobado con cada bello paisaje con el que se encuentre, y hay muchos dignos de observar con calma. Además, tenemos una serie de coleccionables a nuestra disposición que nos animarán a rejugar una vez finalizada nuestra primera partida, por lo que la duración podría verse incrementada. Todo esto sin mencionar los obligados trofeos, que nos llevarán otro puñado de horas.

El Team ICO, con Fumito Ueda a la cabeza, ha vuelto a conseguir una experiencia de juego que nos obliga a estar atentos a cada detalle, siendo protagonista la entrañable relación entre el niño y Trico, la cual veremos crecer conforme avancemos la aventura y que nos absorberá por completo, llegando a hacernos sentir como parte de dicha relación. Si bien es cierto que hay algunos aspectos mejorables (framerate, y cámara en espacios cerrados principalmente), podemos decir, sin ninguna duda, que estamos ante una aventura inolvidable que disfrutaremos tanto sonora como visualmente, y que sin duda recordaremos con cariño en los años venideros.

The Last Guardian

The Last Guardian
89

Gráficos

9/10

    Sonido

    10/10

      Jugabilidad

      9/10

        Diversión

        9/10

          Duración

          9/10

            Lo mejor

            • La IA de Trico
            • La belleza de los escenarios
            • Poca ayuda para resolver puzles y plataformas

            Lo peor

            • Duración
            • Mal framerate en PlayStation 4
            • La cámara

            Autor entrada: elivanito

            • Carlos Serrano

              Gran análisis. Un juego que, sin duda, hay que catar

            • Eldarion

              Pedazo análisis! Se nota que el juego tiene algo más que otros no tienen, como le pasaba a Shadow of the Colossus. Quizás lo pruebe en un futuro!