Final Fantasy XV

Desarrollador: Square Enix
Distribuidor: Square Enix
Plataformas disponibles: PlayStation 4, Xbox One
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 29 de Noviembre de 2016
Textos/Voces: Español/Ingles

Una fantasía hecha realidad, es el mensaje con el que inicia Final Fantasy XV, un título que demoro más de 15 años en llegar a las consolas desde su primera presentación. Por fin y después de varias demos podemos deleitarnos con su artística, jugabilidad pero sobre todo su Historia.

Es complejo analizar un juego como Final Fantasy XV, son demasiados los factores y la historia que lleva la saga como para darle un toque simple, es un juego de percepción que depende en gran magnitud de esta, si eres fan de la saga sin duda alguna lo amaras, pero si no habías tenido contacto con esta, puede que no te llene como esperabas.

Y es que la expectativa que tiene el juego es enorme, años de espera, sumados a un mes añadido buscando la mejor calidad posible, hicieron de este título uno de los juegos más esperados de los últimos años.

La primera apreciación que tuve de Final Fantasy XV fue cuando jugué el primer demo liberado por Square Enix, Episodio Duscae fue medio corto pero entrego mucho más de los esperado, los combates las misiones, las armas, la capacidad gráfica y demás. Duscae fue una demo completa llena de todo lo que esperábamos después de tanto tiempo.  Casi un año y medio después, llego la segunda beta del juego, algo más simple y extremadamente corta que encaminaba al nuevo sistema de combates, algo más simplista y sin enfoque en los cambios rápidos de armas. Pero igualmente nos sorprendió por su apartado gráfico, el motor gráfico Luminous Engine demostró que estaba a la altura de las circunstancias y que Final Fantasy XV sería una maravilla artística.

Vale la pena decir que para entender el juego es necesario ver tanto la serie animada Final Fantasy XV, como Kingsglave la película animada, estas cuentan los hechos fundamentales de la historia, importantes para encamisarse al mundo de Lucis y la guerra de Noctis por recuperar su ciudad.

Con el mero hecho de ver los trailers podemos saber bastante del desarrollo narrativo, pero el contenido propio de juego es bastante inesperado e impactante. La historia central de Final Fantasy XV es como su rey debe recuperar la ciudad de Lucis, protectora del mundo y cazadora de los demonios. Este recorrido lo haremos con los amigos y guardaespaldas, Prompto, Ignis y Gladiolus.

Este análisis lo hare de una forma diferente, como dije anteriormente Final Fantasy XV es un juego más de emociones y sentimos, sin menospreciar lo que contiene.

Mi primer contacto la saga final Fantasy fue en su versión 7 (VII), con apenas 9 años le di la oportunidad por unas recomendaciones, en esa época no entendí bien que pasaba debido a mi poco conocimiento en inglés para esa época, pero eso no impidió que me encantara el desarrollo y  la trama. De ese momento en adelante he disfrutado y desatrasado de todos los juegos de la saga, menos la versión 9 (IX) y la 14 (XIV) A Realm Reborn, el primero porque no logre seguir su concepto y el segundo porque ya estaba dedicado a los videojuegos y el destino no me permitió analizarlo en esa época.

Final Fantasy XV, toma parte de los buenos conceptos de sus predecesores y los complementa de la forma magistral, la historia triste e impredecible de Final Fantasy VI, la tristeza de un amor imposible de Final Fantasy X, los componentes de caza en mundo abierto de FFXII, complementado con algunas características en movilidad de la saga interna Nova Cristallis, protagonizada por Lightning.

Noctis es un personaje bastante completo y que se desarrolla con la propia historia, iniciando con un comportamiento muy tosco y simplista que demuestra rápidamente que es un príncipe caprichoso y sin mucha importancia por lo que rodea a su pueblo, pero esto cambia rápidamente con la invasión a Lucis. De  este momento y en adelante veremos un personaje más centrado en ayudar a su pueblo y su futura reina Lunafreiya, desafiando al mismo imperio en su camino.

Final Fantasy XV nos presenta el cambio jugable más grande toda la saga, quitando los combates por turnos y entrando en el género Hack and slash, sin perder su componente de Rol más característico. Aunque es una implementación adecuada viene con varios problemas que este mismo género ocasionan y que vimos en títulos como Bayonetta o DMC, la ubicación de la cámara y el control de apuntado tiene grandes problemas, y aunque genera dificultares no minimizan la experiencia del juego.

Desde su implementación en Final Fantasy X, la nube de habilidades no tenía tanta importancia, tendremos 8 mundos de habilidades; Magia, Recuperación, Destreza, Acción, Grupo, Parámetros (accesorios), Exploración, y Batallas, sumando a estos Coro espectral una vez lo actives, cada una de ellas ofrecerá mejoras o nuevas habilidad a cada uno de los personajes, algunas ligadas directamente a su relación con Noctis, ofreciendo mejoras específicas de cada personaje o acciones en conjunto. Pero la necesidad de llenar el árbol de habilidades no es consecuente con el desarrollo de la historia, como lo decía para Final Fantasy X, era vital ir liberando opciones e incrementando poder mágico y habilidad, mientras que FFVX solo pone como recomendación estas habilidad, cerrando la importancia solo en aumentar de Nivel.

Y este es el punto clave de Final Fantasy XV, aumentar de nivel, es primordial conseguir experiencia y aumentar el nivel de los personajes para facilitar en cierta forma el avance de la historia. Para esto los combates y juegos de caza son extremadamente necesarios, ir realizándolos antes y durante las misiones pone un toque especial al mismo lineamiento del juego.

La inclusión de vehículos para la movilidad dentro del mundo abierto fue un acierto adecuado por parte de Square Enix, El Regalia y los Chocobos aportan un control de desplazamiento inmersivo, aunque para El Regalía no tenemos control completo sobre el manejo, ofrecer la posibilidad de dejar a Ignis conducir nos aporta la posibilidad de conocer más sobre nuestros personajes y asombrarnos cada segundo más con el mundo que nos rodea.

Final Fantasy siempre se ha destacado por su banda sonora, pero desde la versión 10 (X)  no se notaba un trabajo tan magistral, el hecho de incorporar la filarmónica de Tokio y el grupo musical The Machine, muestra el enfoque que se ha querido dar, y en conclusión lo lograron, estamos ante uno, si no la mejor interpretación sonora de un videojuego, tan magistral en combates como en desplazamientos, conversaciones y demás. La compenetración entre el desarrollo y la música es genial, las voces con sus sentimientos, recreaciones, peleas y comentarios son apropiados en cada momento, junto a Uncharted 4 son los únicos juegos que narran historias apartes dentro del mismo desarrollo.

Final Fantasy XV es posiblemente uno de los mejores juegos de la saga, aunque en mi opinión es el mejor, un representante digno de toda la saga que logro asimilar con buenos conceptos de cada uno y los juntos en un solo juego.

Gráficamente Final Fantasy XV luce impecable, las caídas de frames tan comunes de los demos fueron corregidos y el juego correo estable gran parte, sigue presentando unas pequeñas fallas cuando los combates acumulan gran cantidad de personajes, pero es casi imperceptible comparándolo con todos los momentos sin problemas. Fue una buena decisión atrasar un mes el lanzamiento del juego, aparte de arreglar esto, fueron corregidos unos detalles de iluminación, ofreciéndole más vida en todo el juego.

La recreación de las ciudades, pequeños pueblos, las praderas, los bosques y demás, es perfecta, es exactamente lo que representa Final Fantasy, una fantasía hecha realidad. Un detalle especial para las ciudad Altissia, que sorprende por lo poco que es usada en el desarrollo, puesto que la ciudad es impecable, hermosa gráfica y artísticamente.

Altissia

Las praderas, llanos, playas y lagunas tiene otra mención especial, es impresionante su calidad y detalle, la distancia de dibujado que nos permite el Luminous Engine es un complemento perfecto para las sensaciones y experiencias que nos permite apreciar el juego. El cambio climático es una aspecto aparte, aunque igual de impresionante se logra destacar aún más cuando llega la lluvia, los reflejos en el agua, los charcos en la carretera y las prendas húmedas,  permiten apreciar el juego como si estuviéramos en un ordenador de alta gama, no en una consola casera de casi 5 años de antigüedad.

Final Fantasy XV es uno de los mejores juegos de este año, lleno de eso que nos gusta tanto de la saga, una historia entretenida, compleja e inesperada, además de un sistema de misiones secundarias muy amplio y casi obligatorio para avanzar de niveles, ofreciendo más de 50 horas de juego, aunque tiene aspectos a mejorar en los combates, Final Fantasy XV es uno de los fuertes candidatos a Juego de año.

Final Fantasy XV

Final Fantasy XV
9.62

Gráficos

10/10

    Sonido

    10/10

      Jugabilidad

      10/10

        Diversión

        10/10

          Duración

          10/10

            Lo mejor

            • El sistema de bloqueo, muy natural y da vida continua a los combates
            • La historia, impactante, fuerte y muy impredecible.
            • Noctis, un personajes con carácter e ímpetu, que llega a compenetrase con los jugadores.
            • Mundo abierto, muy buena apuesta por parte de Square Enix.
            • Motor Gráfico, el Luminous Engine funciona más que perfecto y permite una recreación del mundo maravillosa.

            Lo peor

            • Cámara de batalla, muchas veces se pierde y permite ver al contrincante.
            • Apuntado en batalla, al ser automático puede seleccionar los rivales equivocados.

            Autor entrada: Migueldgb