Battlefield 1

Desarrollador: DICE
Distribuidor: Electronic Arts
Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4, Xbox One
Versión analizada: PC
Fecha de lanzamiento: 21 de octubre de 2016
Textos/Voces: Español/Español

La guerra ha servido de fuente de inspiración para juegos desde hace tiempos inmemoriales. Ya en 1947, Thomas T. Goldsmith Jr. y Estle Ray Mann se inspiraron en los radares de misiles de la Segunda Guerra Mundial para crear uno de los primeros videojuegos de la historia, quizá el primero, en un tubo de rayos catódicos. Desde el inicio, además, la Segunda Guerra Mundial parecía tomar un gran protagonismo como telón de fondo para juegos. El punto álgido, probablemente, vino con las primeras entregas de Call of Duty y Battflefield, que dio lugar a otra batalla en sí, la del juego de guerra más realista. En los últimos años, a partir de Call of Duty: Modern Warfare, esta tendencia se ha ido rompiendo para apostar por entornos más futuristas e historias inventadas, especialmente en la saga de Activision. Así, EA sorprendió a muchos con el anuncio de Battlefield 1, que no solo volvería a una guerra real ya pasada, sino que iría más atrás en el tiempo, hacia la “Gran Guerra“, más conocida como la Primera Guerra Mundial.

battlefield-1-12

No hay duda de que la apuesta de DICE es arriesgada en un mundo dominado ahora por shooters futuristas. Bien es verdad, que desde el punto de vista de EA, es una gran apuesta y no resulta tan arriesgada, ya que cuenta también con Titanfall 2 para competir directamente con Call of Duty: Infinite Warfare en cuanto a shooter futurista y deja a Battlefield 1 como único shooter este año con ambientación clásica. Gran jugada.

Más allá de comparaciones, DICE ha intentado para esta entrega lograr un equilibrio entre campaña y multijugador, todo ello con una ambientación espectacular, pero, eso sí, sin grandes novedades, más allá del contexto histórico del que hace gala. La Gran Guerra transcurrió entre julio de 1914 y noviembre de 1918 y fue concebida como un enfrentamiento rápido que terminaría, por fin, con todas las guerras. La historia no solo ha demostrado, con el paso de los años, no solo que no fue así, sino que fue el inicio de la guerra moderna, con nuevas tecnologías y, especialmente, el uso de vehículos como tanques, que hacían inútil cualquier tipo de estrategia militar.

battlefield-1-14

Este contexto histórico no se podía desaprovechar dejando a un título de este calibre sin una campaña en la que contar no una historia, sino seis. En Battlefield 1 no tenemos una campaña al uso, ya que, en su lugar, tenemos un modo campaña dividido en seis historias distintas, cada una con sus protagonistas e historia propia e independiente del resto. La primera de las historias hace las veces de tutorial y nos mete de lleno en el juego con una secuencia que transmite de forma magistral la crudeza de la guerra. El resto no propone meternos en la piel de algún protagonista, como un chófer reclutado como conductor de tanques o el famoso Thomas Edward Lawrence (más conocido como Lawrence de Arabia). Las “Historias de Guerra” comienzan con una pequeña secuencia de vídeo en la que se nos presenta al protagonista y nos mete en contexto. Además, intenta que el jugador empatice con el personaje antes de meterse en su piel. No hay un orden establecido para superarlas ya que todas están desbloqueadas desde el inicio, no así los episodios propios de cada historia, que sí se desbloquean jugando. DICE ha intentado buscar el punto humano de la guerra contando historias cercanas.

Gracias a la independencia de las historias, esta campaña es capaz de ofrecer entornos y situaciones muy variadas, aunque, por otra parte, no evita dejar con la sensación, de nuevo, de que a DICE se le da mucho mejor la parte multijugador. Si obviamos el intento de llegar al corazoncito del jugador y la variedad de escenarios, tenemos una campaña bastante plana, que abusa del uso de vehículos y que no cuenta con grandes momentos para el recuerdo. Es más, algunos de los mejores y más épicos momentos los tenemos en las secuencias de vídeo. La inteligencia artificial de los enemigos resulta muy simple, tanto, que a veces resulta ridículo cuando no se percatan de nuestra presencia al pasar casi por delante o andar justo detrás, algo realmente grave cuando, además, tenemos varias fases en las que el sigilo es importante… si queremos, ya que siempre nos quedará el tiro limpio, aunque requerirá de bastante pericia. Battlefield 1 no es un juego fácil, para nada. A pesar de la mediocre IA, las balas recibidas hacen mucho daño y no duraremos mucho en un enfrentamiento directo frente a muchos enemigos.

battlefield-1-11

Así, tenemos una campaña con altibajos. Por un lado, la apuesta por la narrativa y la cercanía con los protagonistas en un entorno bélico resulta todo un acierto, aunque se echan en falta algunos momentos más épicos y, salvo en contadas ocasiones, sí que nos hace sentir más dentro de un videojuego que dentro de la propia guerra (algo que no ocurre en el multijugador del que ahora hablaremos). Cada una de las historias ronda la hora de duración así que la campaña puede estar terminada sin problemas en unas 5 o 6 horas, algo más en dificultades elevadas debido a la dificultad, que hace el sigilo casi imprescindible. En las misiones, eso sí, tenemos algunos objetos que coleccionar y que nos proporcionan ventajas para el multijugador, pero no parecen ser motivo suficiente para rejugar la campaña. Así que hora de centrarse en el multijugador.

Es obvio que la campaña está ahí “porque tiene que estar”, ya que lo que a DICE se le ha dado bien históricamente es la parte multijugador. No se puede decir que venga con novedades importantes, pero DICE ha sabido perfeccionar una base, ya de por sí, sobresaliente, y adaptarla a un nuevo contexto histórico que le viene como anillo al dedo. La novedad más importante es la presencia de dos nuevos modos de juego: Palomas de guerra y, especialmente, Operaciones.

battlefield-1-5

En Palomas de guerra el objetivo es similar al clásico capturar la bandera, aunque con matices. En este caso tendremos que capturar una paloma que aparecerá por el mapa y mantenerla a salvo durante unos instantes antes de poder soltarla y que llegue a su destino para anotar el punto para el equipo. Simple pero efectivo. Operaciones, por su parte, es la gran novedad de Battlefield 1. En este modo tendremos que elegir entre 4 conflictos reales de la Gran Guerra (y entre jugar con 40 o 64 jugadores). Antes de empezar se nos contará la historia para meternos de lleno en la acción (incluso podemos elegir entre narrador masculino o femenino). Las partidas en Operaciones están divididas en distintas batallas (cada uno con un mapa y contexto distinto) así como en zonas. Uno de los equipos tendrá que defender algunos puntos clave dentro del mapa mientras que los atacantes tendrán que hacerse con ellos (permaneciendo en ellos). Al lograrlo, el equipo defensor tendrá que retroceder hacia otra zona y así sucesivamente hasta que, bien el equipo atacante se haga con todos los objetivos o bien el equipo defensor elimine a todos los atacantes, ya que el número de soldados en cada oleada es limitado. Al avanzar las zonas, además, se añadirán algunos vehículos que harán más espectacular (y difícil) la batalla, incluyendo un espectacular Dirigible que reinará en el cielo mientras no sea destruido (y es bastante duro).

battlefield-1-7

No es descabellado afirmar que Operaciones es la mejor recreación de un conflicto bélico a gran escala vista en un videojuego. La ambientación del juego, la cantidad de jugadores y el realismo en los objetivos hacen de cada partida algo espectacular. Ver al equipo defensor retroceder a su zona a toda prisa mientras los atacantes intentan acabar con ellos al ritmo de un tema de lo más épico es algo impresionante y desde luego DICE ha sabido captar la esencia, y también la crudeza de la guerra a la perfección en este modo. Eso sí, hay que tener que superar el conflicto completo puede rozar la hora de duración, por lo que no es un modo recomendado para partidas rápidas.

El resto de modos resultan más familiares para los fans de la saga. En Asalto los protagonistas serán los postes de telégrafo que, de nuevo, un equipo tendrá que encontrar y destruir mientras que los defensores tendrán que evitarlo a toda costa mientras los usas para solicitar ataques de artillería contra los enemigos. De nuevo el mapa está dividido en zonas y, una vez los postes de la zona estén destruidos, un equipo tendrá que retroceder mientras el otro avanza. De nuevo hay un número limitado de atacantes por oleada para finalizar el juego antes de que acabe el tiempo, en cuyo caso gana el equipo defensor si ha logrado mantener algún poste en pie. Dominación ofrece acción rápida en la que el objetivo es conquistar zonas en un mapa reducido (máximo 24 jugadores) para sumar puntos. Conquista resulta similar a Dominación, pero a gran escala, con hasta 64 jugadores y mucho tiempo por delante, un mapa de gran tamaño y, claro está, vehículos. Finalmente, TCT: Equipo es el clásico “duelo por equipos” en el que se alza vencedor el equipo que más enemigos elimine. Todos estos modos se pueden jugar mediante partida rápida o eligiendo un servidor concreto. También están previstas las partidas personalizadas, pero, de momento, no están disponibles.

battlefield-1-8

Battlefield 1 cuenta con 9 mapas de inicio (el mes que viene llegará otro gratuito) de lo más variados que nos transportan de lleno a principios del siglo XX. Estos mapas incluyen climatología variable que en un momento dado pueden, por ejemplo, limitar la visibilidad de los francotiradores (que, por cierto, suelen ser muy numerosos) con niebla o impedir la correcta visión con una tormenta de arena. Lógicamente en partidas más largas estos cambios serán más acusados, variando y mucho la experiencia de juego. Por si fuera poco, las batallas dejan huella en el escenario y vemos como, por ejemplo, los edificios son destructibles e incluso una explosión es capaz de dejar un agujero considerable en el terreno. Finalmente, por el mapa encontramos los habituales vehículos que dan todavía más variedad y espectacularidad, si cabe, a la acción. Tenemos desde tanques y aviones a pequeños vehículos para transportar tropas o incluso caballos que nos permiten llevar un arma como espada.

Una de las principales dudas en torno al título sería la lista de armas, ya que estamos hablando de un conflicto que se inició hace más de años. Pues bien, lógicamente la lista se ha visto reducida drásticamente respecto a Battlefield 4, aunque tenemos escopetas, fusiles, subfusiles, pistolas, rifles de francotirador o ametralladoras, además de las correspondientes armas de mano, como granadas de humo o explosivas. No hay demasiada variedad dentro de cada tipo y DICE lo ha intentado maquillar con un sistema de personalización para las mismas muy completo, mediante Battlepacks para el aspecto exterior o directamente modificando la mira o el cañón. Eso sí, nos hemos encontrado con más armas semiautomáticas de las que esperábamos, aunque es algo que favorece la jugabilidad.

battlefield-1-15

Seguimos pudiendo elegir entre 4 clases distintas, aunque se ha cambiado la anterior clase ingeniero por la nueva clase médico. Así nos quedan Asalto, que posee un gran poder ofensivo con granadas antitanque o dinamita. Médico, capaz de curar y revivir a los compañeros, Apoyo, capaz de desplegar un mortero o reparar vehículos y, finalmente, Explorador, ideal para batallas a distancia. Por supuesto, podemos personalizar el distinto arsenal equipado y guardarlo en algunos de los tres huecos disponibles. Para poder modificar el equipo, será necesario mejorar el nivel de la clase hasta el requerido por cada objeto y, además, tener bonos suficientes (que ganaremos al subir de nivel) suficientes para hacerse con él. Además, contamos con algunas clases élite a las que podremos acceder recogiendo equipo especial en el mapa cuando aparezca, estas clases son Cazador de tanques, Lanzallamas y Centinela y, finalmente, también contaremos con algunos objetos o armas especiales si aparecemos en algún vehículo. Todas las clases están bien balanceadas, dando lugar a distintas estrategias según el mapa o incluso los compañeros de equipo (o de patrulla, que siempre viene bien para tener algunos puntos extra).

battlefield-1-3

DICE sigue apostando por el motor Frostbite que tan buenos resultados le está dando. El análisis se ha realizado sobre la versión de PC y podemos asegurar que el apartado técnico es realmente impresionante. Lo más parecido, sin duda, es Star Wars: Battlefront, también con Frostbite y muy, muy cercano al fotorrealismo. La recreación de los escenarios resulta sublime y, a la vez, deprimente en algunas ocasiones, especialmente en las zonas urbanas una vez la batalla ha comenzado y ha hecho mella en ellos. Los modelados, sin ser sobresalientes, rallan a buen nivel, al igual que las texturas, a pesar de que cuentan con altibajos (hemos encontrado alguna que otra textura con poca resolución por el escenario), logran plasmar a la perfección un conflicto bélico, siempre apoyados en la cantidad de elementos en el escenario, el motor de iluminación y los distintos efectos, tanto de partículas como humo, fuego o explorar que llegan a lograr una sensación de inseguridad total en el juego, pero a la vez de asombro ante lo que tiene entre los ojos… como si estuviera en medio de una guerra real. Además, el apartado técnico viene apoyado por una gran optimización que permite mantener en todo momento los 60fps a 1080p sin demasiados problemas en un equipo medio. La versión de consola, por su parte, sacrifica algunos de estos elementos para garantizar un buen rendimiento.

battlefield-1-6

Pero toda la parte visual caería en saco roto sin un apartado sonoro a la altura y en Battlefield 1 está a un nivel sobresaliente. La banda sonora resulta memorable, con melodías épicas en los momentos clave tanto de la campaña como en el multijugador incluso, pero también capaz de sacar una parte más emotiva. Los efectos de sonido están representados fielmente y tanto las armas, explosiones o vehículos suenan muy, muy contundentes, algo que hace que la colección de sonidos en medio de una batalla resulta abrumadora, siempre en el buen sentido de la palabra, ya que es algo espectacular. Por si fuera poco, y tal y como estamos acostumbrados en la saga, el título llega completamente doblado al castellano, aunque podemos elegir que nuestros compañeros hablen en su idioma nativo si lo preferimos para una mayor inmersión.

Battlefield 1

Battlefield 1
9.0666666666667

Gráficos

9/10

    Sonido

    10/10

      Jugabilidad

      9/10

        Diversión

        9/10

          Online

          9/10

            Duración

            9/10

              Lo mejor

              • Ambientación sublime
              • Apartado técnico y sonoro
              • Multijugador perfectamente equilibrado
              • El modo Operaciones
              • Variedad de mapas y situaciones

              Lo peor

              • La campaña podría haber dado más de sí
              • Demasiados DLCs previstos que podrían venir en el disco

              Autor entrada: BigBoss_