[Madrid Gaming Experience] Impresiones del nuevo evento en Madrid

Después del paso de Madrid Games Week a Barcelona con Barcelona Games World, muchos se temían que la capital de España se quedara sin su evento anual sobre videojuegos. Días después de la noticia del paso del evento anterior a Barcelona se hizo oficial Madrid Gaming Experience, un nuevo evento que pasaría a ocupar el lugar dejado en IFEMA. Durante su presentación no se conocieron muchos detalles, con un escueto comunicado y una pequeña introducción de lo que nos encontraríamos durante el Salón del Automóvil de Madrid, con algunos puestos de juego y el logo de la feria, que ahora sí, ha comenzado y, por supuesto, hemos estado allí.

Lo primero que llama la atención del evento es el aumento de días, pasando de los habituales 4 días de los últimos días (con un primer día únicamente para medios) a 5 días completos para el público, es decir, sin día para que acuda únicamente prensa. El objetivo, claro está, es evitar las largas colas que suelen formar en este tipo de eventos y que impiden el total disfrute del juego. Esto ya da una pista de la nueva orientación del evento, más orientado hacia los jugadores, lo que implica (o, al menos debería ser así), más sitio para jugar. Por otro lado, también es posible que implique que los medios pueden no tener tanto interés en la feria debido a la falta de novedades futuras. Por desgracia, parece se trata de lo segundo.

madrid-gaming-experience-2

En las fotos se nota una presencia mayoritaria en muchas ocasiones de color verde. Esto es por una sencilla razón, y es que, sin duda, la zona de Microsoft es la más destacada (quitando las zonas de eSports, que cuentan incluso con gradas) con bastante diferencia. Después de la inexplicable ausencia en Madrid Games Week 2015, Microsoft, este año sí, no ha dejado escapar la oportunidad de mostrar su buen momento al público. Lo ha hecho, eso sí, con pocas novedades futuras, ya que su stand ha estado presidido por Gears of War 4 y Dance Central, con una fuerte presencia de Battlefield 1, Titanfall 2 y FIFA 17 gracias a la colaboración con Electronic Arts. En cuanto a títulos futuros el más esperado, quizá, es Halo Wars 2, que ha hecho su debut de forma jugable con cuatro puestos de juego, Dead Rising 4, también con cuatro consolas Xbox One y, personalmente una de las sorpresas del stand, Cuphead, que, eso sí, solo se podía jugar en uno de los puestos. También han estado disponibles, entre otros, Forza Horizon 3 (con volante), Rise of the Tomb Raider, ReCore o Minecraft, este último con posibilidad de jugarse con gafas de realidad.

El otro gran stand propio ha sido el de BadLand Games, que de nuevo no se han querido perder la cita ofreciendo una gran variedad de títulos de distintos géneros como WRC 6, Farming Simulator 17 (este año sin tractor), OlliOlli Epic Combo Edition y Minecraft: Story Mode como juegos más conocidos. También hemos visto una presencia importante de títulos propios como Ginger: Beyond the Crystal, Heart&Slash y Song of Horror (que no saldrá a la venta hasta 2017).

madrid-gaming-experience-vr

Por supuesto, estamos en “año VR” y su presencia ha sido importante. No hemos podido probarlo debido al exceso de gente (y a que ya contamos con un dispositivo PlayStation VR, dicho sea de paso). La zona estaba dividida entre PlayStation VR (en dónde había que reservar hora para jugar a alguna demo por lo que si pensáis ir estos días reservar turno pronto) y la zona de HTC Vive. En ambas zonas se trataban de cabinas con bastante espacio para el movimiento y demos técnicas de unos minutos de duración que, eso sí, dan para experimentar la sensación de inmersión de la realidad. Más allá de la zona dedicada para VR, encontramos también algunos puestos aislados con dispositivos en los que probar distintas demos. En este caso, eso sí, no siempre jugables.

Más allá de las grandes zonas de juego encontramos también algunos pequeños recintos con distintos juegos, generalmente un único juego con distintos puestos. Moto Racer 4, por ejemplo, estaba muy presente con 8 puestos de juegos para jugar en red local, además de un puesto extra en la zona de realidad virtual para probar la versión de PlayStation 4 con PlayStation VR. Presencia destacada también de NBA 2K17 y WWE 2K17, con distintos puestos de juego y pocas colas. Los amantes de la conducción han tenido varias opciones, todas con volante e incluso cockpit, con F1 2016, WRC 6 y Forza Horizon 3 (también fuera del stand de Microsoft).

madrid-gaming-experience-conduccion

No son los únicos juegos que se podrían probar, ya que, gracias a otros stands de patrocinadores, como Corsair o Razer, se ha podido jugar a otros títulos como League of Legends, Rainbow Six: Siege, Clash Royale u Overwatch. Todos, eso sí, ya a la venta, con lo que su mayor finalidad parecer la de ofrecer juego competitivo entre los participantes.

Como hemos comentado, los eSports han contado con una gran presencia en Madrid Gaming Experience con dos escenarios, uno en cada pabellón, una zona Game eSports y una zona ESL. En ellos se han sucedido los torneos de Call of Duty: Black Ops III (nos ha sorprendido, de camino, la ausencia de Call of Duty: Infinite Warfare), Counter-Strike: Global Offensive, FIFA 17 o, claro está, League of Legends. La afluencia de público en estos eventos ha sido un éxito, viviendo las partidas en todo momento con gran intensidad mientras un narrador iba comentado las distintas jugadas.

madrid-gaming-experience-esports

Otros detalles, quizá menos atractivos de cara al público general y que igual han pasado desapercibidos para algunos visitantes. En primer lugar tenemos la zona Manga-O-Rama!, de la Asociación Pop Culture España. En este espacio se han llevado a cabo concursos de cosplay, conciertos de Yami Airii, diversas proyecciones e incluso talleres a lo largo de todo el día. Otro espacio destacado ha sido el Auditorio Gamelab, por el que han pasado diversas personalidades para ofrecer variadas charlas a los asistentes sobre videojuegos, dispositivos o hardware. Finalmente llegamos a la zona Retroworld, personalmente, lo mejor de la feria.

Retroworld es un rincón especial para nostálgicos del videojuegos y algo que disfrutarán especialmente los más “maduritos” (más cuando la media de edad entre los asistentes es muy, muy baja). En este espacio también se han dado algunas charlas e incluso hemos escuchado música en directo de videojuegos clásicos, pero, sin duda, lo mejor es la colección de recreativas, consolas e incluso pinballs presentes. Todas las máquinas del espacio son jugables y, obviamente, funcionan. En total más de 40 arcades, 35 consolas de todas las generaciones y 33 pinball. Además, la zona también cuenta con una sección museo con todo tipo de máquinas y dispositivos de juegos de todas las épocas.madrid-gaming-experience-retroworld

Más allá de los videojuegos en sí, Madrid Gaming Experience ofrece algunas experiencias extra como talleres de robótica o drones (que podremos manejar), una zona centrada en experiencias zombies en las que incluso ha sido posible maquillarse (por 3€ extra, eso sí) o fotografiarse con diversos especímenes y armas (no reales, obviamente), zona de drift real en la zona externa, hacer un “salto de fe” de Assassin’s Creed, echar una partida de eCombat y, claro está, el obligado merchandising, que ha ocupado gran parte del pabellón 14, de hecho, nos ha parecido que el espacio de merchandising era excesivo. No así el de la tienda GAME (que, por otra parte, forma parte de la organización del evento), que tenía un stand en una posición central, pero con un tamaño, aunque grande, que encajaba perfectamente. Eso sí, hemos echado de menos las ofertas que se realizan únicamente durante el evento, ya que este año los precios han dejado bastante que desear, no por excesivos, sino por no aprovechar un evento de este tipo para realizar ofertas especiales y aumentar las ventas.

madrid-gaming-experience-merchandising

Aunque no sea algo propiamente del evento (salvo los contratados) hemos visto diversos cosplay muy, muy elaborados. Mi nick me delata y el Solid Snake con su caja de cartón me ha conquistado, aunque hemos visto de todo tipo, tanto de videojuegos como personajes manga, algunos incluso con efectos de luces y sonido.

Entonces, ¿ha sido un éxito el cambio de formato? Pues, desde luego según lo comentado y sobre el papel sí, pero, si mirando el nombre del evento vemos que no tanto. Madrid Gaming Experience debería centrarse más en los videojuegos y en las novedades futuras. Si un aficionado acude a eventos de este tipo debe ser, en parte, para probar novedades o títulos que no estén todavía a la venta y, claro está, no pueda disfrutarlos en casa de momento. Los juegos de este tipo en esta edición han brillado por su ausencia.

Se ha echado de menos a PlayStation (cuyo stand reinaba Madrid Games Week 2015), con Horizon Zero Dawn, Gran Turismo Sport o, quién sabe, hubiera sido una gran oportunidad para mostrar las virtudes de PlayStation 4 Pro al gran público a pocos días del lanzamiento. Nintendo, Bandai Namco (queríamos volver a jugar a Tekken 7) e incluso Activision y su Call of Duty: Infinite Warfare hubieran subido el nivel. Lógicamente no es un evento que pueda ni deba competir con los grandes como el E3 o el Tokyo Game Show, pero hemos notado demasiado “relleno” para tapar la falta de invitados ilustres.

madrid-gaming-experience-cosplay

Desde luego tener algo así en Madrid y Barcelona es un privilegio, pero también pensamos que se debe tener en cuenta el público al que va enfocado y lo que quiere, que principalmente es jugar. El hecho de aumentar el número de días no ha evitado las colas mayúsculas en muchos de los puestos para, en la inmensa mayoría de los casos, jugar a títulos ya disponibles. Las colas, debido a la cantidad de gente, son inevitables en horas punta, pero, al menos, hay que asegurarse de que merezca la pena. Confiamos en la organización y esperamos que para futuros años se tome nota. Personalmente, creo que una asociación entre los eventos de Madrid y Barcelona beneficiaría a ambos de cara a aumentar el número de empresas asociadas que acudan a ambos eventos, aunque este año, sin duda, Barcelona ha tomado la delantera con Barcelona Games World. Hay que tener en cuenta, además, que este mismo fin de semana se está celebrando el Salón del Manga de Barcelona.

Con la esperanza en que los problemas se solucionen (y, por favor, tengamos de nuevo día para medios para poder probar cada juego a fondo de cara a contar a nuestros lectores la mejor información), el año que viene volveremos a Madrid Gaming Experience 2017.

madrid-gaming-experience

Autor entrada: BigBoss_