Pro Evolution Soccer 2017

Desarrollador: Konami
Distribuidor: Konami
Plataformas disponibles: PC, PS3, PS4, X360, Xbox One
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 15 de septiembre de 2016
Textos/Voces: Español/Español

Konami quiere recuperar el trono del fútbol y ya el año pasado Pro Evolution Soccer 2016 nos dejó muy buenas sensaciones en lo jugable, aunque le faltaba algo más de mimo en el envoltorio y en las opciones. Lejos quedan los años en los que PES deambulaba sin pena ni gloria y poco a poco está volviendo a recuperar la esencia que tan grande hizo a la saga en tiempos de PlayStation 2. La demo nos dejó muy buenas sensaciones aunque, obviamente, era bastante limitada. Ahora con el juego final en la calle es momento para, por fin, comprobar si, este año sí, Pro Evolution Soccer ha vuelto, y para quedarse.

Konami sabe que hizo un buen trabajo con la entrega pasada, quizá por eso ya podemos adelantar que estamos, posiblemente, ante la entrega con menos novedades de los últimos años. La base del juego es la misma, así como los modos de juego, que no han variado absolutamente nada. Si a eso le unimos la ya conocida falta de licencias… ¿qué nos queda? Pues lo que hizo a PES tan grande, su jugabilidad.

pro-evolution-soccer-2017-6

Aquí, lógicamente, la base también es la que vimos el año pasado por estas fechas, pero, eso sí, más pulida. Se ha mejorado especialmente la fluidez de las acciones y el control en general, mucho más preciso. El tempo del partido está muy ajustado y podemos manejarlo a nuestro antojo, aunque nos ha parecido que el juego final tiene un punto más de velocidad que la demo que tan buenas sensaciones dejó. La CPU deja pocos espacios y la defensa no pierde la posición tan fácilmente como en anteriores entregas lo que hace que haya que elaborar más las jugadas para poder llegar a portería. No hay grandes mejoras en este aspecto, pero los pequeños ajustes han funcionado a la perfección.

Konami ha introducido un nuevo sistema este año, llamado “Real Touch“, que permite un mayor control sobre las acciones al primer toque, algo que aporta más agilidad, si cabe, al juego y permite ejecutar acciones espectaculares fácilmente. Además, gracias a este sistema, tenemos también más control sobre el jugador a la hora de recibir el balón para girarse, hacer un control o intentar aguantarlo hasta la llegada de un compañero. Eso sí, la facilidad a la hora de realizar acciones al primer toque, aunque espectacular, puede facilitar mucho el juego, acelerando excesivamente el ritmo de partido con llegadas al área muy, muy continuas si se domina bien (o si el rival no se defiende correctamente y deja espacios).

pro-evolution-soccer-2017-2

Toda la fluidez del juego no sería posible sin una mejora en las animaciones, una de las lacras de los últimos años y que el cambio al Fox Engine tampoco pudo solucionar. Este año sí, las animaciones, por fin, ha sido retocadas y las transiciones entre las distintas acciones resultan más naturales. De camino también se ha corregido por completo el imput lag presente en los últimos años y que resultaba de lo más incómodo. El motor físico también ha sufrido retoques y permite un mayor contacto en jugadores y un mayor realismo en los movimientos del balón, aunque sigue dando la sensación en ocasiones de estar demasiado pegado a las botas del jugador o salir excesivamente fuente en un pase o tiro. Otro aspecto mejorado en cuanto a físicas son las colisiones entre jugadores aunque, eso sí, no lo suficiente, ya que provoca que en muchas ocasiones se formen algunos barullos a la hora de recuperar un balón, algo, eso sí, que este año resulta excesivamente fácil debido al cambio en el motor ya que con tan solo pasar por delante del jugador se puede robar el balón con facilidad, esto da lugar a un juego más fluido eso sí, ya que es complicado aguantar el balón mucho tiempo en los pies si hay rivales delante. De nuevo los porteros, aún con sus mejoras, parece ser uno de los apartados que más retoques necesitan. Tienen un comportamiento más humano que nunca y veremos salvadas imposibles, pero también ocasiones en las que se quedan parados en balones fáciles. También se ha retocado el juego aéreo, con unos mejores movimientos tanto de balón como de los propios jugadores.

pro-evolution-soccer-2017-4

Muchos de los cambios siguen teniendo algún que otro “pero”, aunque no hay duda de que todos estos cambios se han hecho en post de mejorar la jugabilidad y hace que, ahora sí, estemos ante un Pro Evolution Soccer con todas las de la ley, así que, sí, este año sí, “el Pro” vuelve a ser “el Pro”, incluso con sus fallos. Se ha logrado un equilibrio entre la dificultad de traspasar a la defensa con la agilidad del juego y además se permite al jugador jugar de la forma que quiera, abriendo todo un abanico de posibilidades, todo esto, eso sí, jugando offline. Los partidos resultan emocionantes, con un centro del campo más importante que nunca (salvo que demos con alguien que únicamente juegue al pelotazo, gran lacra del online del que ahora hablaremos) y la necesidad de elaborar bien el juego para traspasar las líneas. La emoción se vive en cada jugada y cada partido puede ser diferente, desde partidos de idas y venidas constantes a partidos aburridos en los que la mayor parte del juego transcurre en el medio del campo. Fútbol total.

Aquí también se abre el eterno debate en este tipo de juegos: ¿manual a asistido? Por defecto el juego “invita” a jugar en asistido y, de hecho, es la opción más común por su facilidad y espectacularidad. En este caso hemos visto como los partidos, en ocasiones, se pueden convertir en un correcalles en ocasiones. El juego gana muchos enteros al atreverse con el modo manual. Los primeros partidos pueden llegar a ser frustrantes, pero poco a poco se irá dominando hasta conseguir olvidar por completo el control asistido. En manual el control sobre el balón es total, evita muchos de los problemas de jugar en asistido (ritmo de juego acelerado, facilidad al jugar al primer toque…) y ofrece una experiencia mucho más satisfactoria. Como siempre, es decisión del jugador pero el juego gana muchos enteros así.

pro-evolution-soccer-2017-7

Para este año Konami ha vuelto a apostar por el Fox Engine y el resultado sigue teniendo luces y sombras. El apartado gráfico resulta muy sólido, corriendo a 60fps en todas sus versiones, con una resolución menor en PlayStation 3 y Xbox 360, que se tienen que conformar con funcionar a 720p. Tan solo las versiones de PlayStation 4 y PC (con un port de la versión old-gen, eso sí) son capaces de llegar a 1080p. De forma incomprensible, Xbox One se tiene que conformar con 900p. Lo mejor sin duda lo tenemos en la representación de las caras de los jugadores más conocidos, realizadas gracias a la utilización de un escáner 3D, además, gracias a Player ID, algunos futbolistas cuentan con animaciones personalizadas que los hacen más reconocibles. Por desgracia el trabajo de caracterización se ha quedado en unos pocos jugadores, aunque aumentarán con futuras actualizaciones.

La solidez es lo más destacable de un apartado técnico que cada vez necesita más un lavado de cara. El ambiente en el estadio deja mucho que desear e incluso las animaciones, aunque mejoradas en fluidez, siguen siendo algo arcaicas, nada que ver con las de su máximo competidor. Las texturas son bastante mejorables y muchas veces tenemos la sensación de que, incluso jugando a 1080p, el juego se ve algo borroso debido a la falta de definición de las mismas. No podemos decir que existan problemas gráficos, pero simplemente, el apartado técnico está desfasado y necesita un retoque.

Algo similar ocurre con el apartado sonoro. El ambiente en el estadio resulta demasiado frío, con cánticos poco elaborados y muy genéricos. Y sí, los comentarios vuelven a dejar mucho que desear. Konami sigue sin saber explotar a dos voces tan conocidas como la de Carlos Martínez y Julio Maldonado “Maldini”, comentarios fuera de lugar, muchas veces sin sentido y especialmente poco fluidos, con pausas para “meter” el nombre de un jugador en una frase, algo que canta bastante ya que, por lo general, cambia el torno a un genérico para los nombres. Al menos la banda sonora cumple su cometido. Pro Evolution Soccer 2017 peca en ocasiones de parecer un juego de bajo presupuesto, y probablemente lo sea en comparación con FIFA aunque hay que exigir algo más a una compañía como Konami, en aspectos como el técnico o el sonoro se nota especialmente y no estamos hablando de un estudio independiente.

pro-evolution-soccer-2017-1

Pero la falta de presupuesto tiene un punto quizá, de mayor importancia. Desde sus inicios, Pro Evolution Soccer, incluso cuando todavía era International Superstar Soccer, ha dejado el tema licencias a un lado. Míticos como Roberto Larcos, Ravoldi, Von Mestelroum o el gran e inigualable Castolo. En los últimos años esto parecía haber mejorado contando incluso, para la entrega anterior, con la licencia oficial de la Liga BBVA (ahora Liga Santander) aunque, por razones que desconocemos, este año hemos vuelto atrás en el tiempo y el tema licencias, al menos en cuanto a fútbol europeo, supone un problema muy importante. En España, tan solo el FC Barcelona (presente además en todos los rincones del juego, desde al intro, con himno en el Camp Nou incluido, a la portada e incluso a las imágenes de fondo en el menú) y el Atlético de Madrid cuentan con licencia oficial. Así, tenemos que conformarnos con el MD White (Real Madrid), PV White Red (Athletic de Bilbao) o AN Cyan White (Málaga), es decir, dos letras de la comunidad autónoma y el color de la equipación para nombrar a los equipos. Un paso atrás muy, muy importante. En cuanto a otras ligas importantes, tampoco contamos con licencia de la Premier League, con tan solo Arsenal y Liverpool licenciados. En Italia, a pesar de no contar con licencia oficial de la Liga, tenemos todos los equipos de la Serie A, a excepción de Juventus y Sassuolo. Francia sí que cuenta con licencia oficial, así como varias ligas de Sudamérica (Argentina, Brasil y Chile). En todo caso, los nombres de los jugadores sí que son reales, aunque resulta “raro” ver a Cristiano Ronaldo con una equipación de rayas en tonos grises, ya que las equipaciones tampoco se parecen demasiado a las de los equipos reales.

La falta de licencias, eso sí, tiene “fácil solución” en PlayStation 4 y PlayStation 3 especialmente (también en PC, aunque el proceso es algo más complicado), ya que podeos recurrir a los socorridos “Option files” para importar escudos, nombres de equipos e incluso las equipaciones completas y estadios. No son difíciles de encontrar y el resultado es muy, muy bueno. Además, en los comentarios no tenemos el nombre de los equipos, pero sí de las distintas ciudades, por lo que podemos llamar “Madrid” al Real Madrid o “Sevilla” al Sevilla FC (más complicado lo tienen equipos como Betis u Osasuna). Otro cantar son las versiones de Xbox 360 y Xbox One, que al no permitir la importación, se tienen que conformar con la edición manual, un proceso mucho más tedioso y que puede acabar con la paciencia de algunos jugadores.

pro-evolution-soccer-2017-3

Donde sigue todo exactamente igual que el año pasado es en los modos de juego. De hecho, prácticamente podríamos copiar y pegar el texto sobre los modos de juego en el análisis de Pro Evolution Soccer 2016 y quedaría bastante bien. Los modos de juego principales siguen siendo MyClub, la eterna Liga Master y Ser una Leyenda.

El primero, MyClub, seguirá siendo el modo principal para la mayoría de jugadores, en un intento de hacer sombra al popular Ultimate Team de FIFA. De nuevo tendremos que crear un club desde cero y gestionar los fichajes del equipo para ir siendo más competitivos. Tendremos que contratar ojeadores para poder optar a los jugadores de mejor nivel, siempre que tengamos monedas suficientes, que iremos obteniendo al jugar partidos, bien contra la máquina o bien online. También tendremos que vigilar los sueldos y contratos de los jugadores en posesión y siempre podemos cambiar de manager para mejorar el equipo. El sistema, sin ser muy profundo, resulta atractivo, aunque, como suele ser habitual en estos casos, con el paso de los partidos nos encontraremos equipos llenos de atletas y los partidos se convertirán en un correcalles total, especialmente online, perdiendo la esencia de fútbol total de la que hace gala este Pro Evolution Soccer 2017.

Los otros dos modos pasan a un segundo plano y además se centran en el juego offline. La Liga Master, ya conocida por todos, nos propone llevar la gestión de un club e incluye algunos retoques como la posibilidad de cesiones de media temporada o la limitación del tiempo de fichajes. Por otra parte, en Ser una Leyenda, manejaremos a un solo jugador para llevarlo a la fama. Un modo de juego, a decir verdad, bastante prescindible, ya que resulta muy plano y el gameplay pierde bastantes enteros. También tenemos la posibilidad de disputar partidos rápidos o distintas ligas o copas. Mención especial merecen torneos como la Champions League o la Europa League, que cuentan con la licencia oficial de la UEFA, aunque, eso sí, pierden bastante al tener que jugar con equipos sin licencias.

pro-evolution-soccer-2017-5

Fuera de los modos de juegos principales tenemos los modos online, que, de nuevo, siguen siendo idénticos a lo visto en la entrega anterior. Podemos jugar amistosos, pasarnos por los distintos vestíbulos, jugar en el ya comentado MyClub u optar por las temporadas online, en las que se nos recompensará con una serie de puntos en función del nuestro nivel y el de equipo y tenemos que llegar a un objetivo para ascender (o descender si nos quedamos cortos). Realmente no hay un modo online que consiga enganchar al jugador (quizá MyClub únicamente) y, además, los problemas jugables del juego se ven incrementados en el juego online. El rendimiento online, este año sí, es bastante bueno, y no hemos notado retardo en los movimientos ni lag. Lo que sí hemos notado es un ritmo de juego elevado, con un exceso de balones largos desde la defensa así como de jugadas al primer toque de forma casi automática, convirtiendo la mayoría de los partidos en un auténticos correcalles y frustrando así las buenas sensaciones que nos encontramos en el offline, poco a poco, como todos los años, se van descubriendo “puntos débiles” en la IA y este año son los balones largos desde la defensa y las jugadas al primer toque y, como siempre, al jugar online estas jugadas se repiten hasta la saciedad. Otro aspecto muy a mejorar es el filtro de equipos, hemos intentado jugar con equipos menores, pero al final el juego siempre empareja con los mismos rivales, apuntad: FC Barcelona, Real Madrid o Manchester United. Si ya de por sí el juego online es un correcalles, un enfrentamiento de un equipo humilde contra uno de los grandes es un suplicio. Además, vemos unas opciones online bastante arcaicas, incluso la opción de invitar a un amigo resulta algo complicada, aunque, si no tenemos a nadie para jugar en local, es lo más recomendable.

pes-2017-iniesta

Los amantes del fútbol deben de estar de enhorabuena ya que Pro Evolution Soccer 2017 ha sabido plasmarlo casi a la perfección con el mando entre las manos. Es una entrega muy continuista, demasiado, pero los pocos retoques han funcionado de maravilla y tenemos un título capaz de revivir sensaciones que parecían perdidas desde la época de PlayStation 2. Konami ha sabido captar la esencia del fútbol aunque ha dejado de lado el resto y el envoltorio, la verdad, deja bastante que desear. El apartado técnico está desfasado y los modos de juego, sin novedades, pueden cansar bastante pronto, incluyendo los modos online. A pesar de eso, es un título muy disfrutable y que hará las delicias de los amantes del fútbol con una jugabilidad casi perfecta. Como juego de fútbol no tiene rival, el problema viene cuando se trata como “juego” en general.

Pro Evolution Soccer 2017

Pro Evolution Soccer 2017
7.5333333333333

Gráficos

7/10

    Sonido

    6/10

      Jugabilidad

      9/10

        Diversión

        9/10

          Online

          7/10

            Duración

            8/10

              Lo mejor

              • Jugabilidad marca de la casa (por fin)
              • Tempo del partido
              • Partidos vibrantes
              • Editor muy completo
              • Rendimiento online

              Lo peor

              • Falta alarmante de licencias
              • Modos de juego repetido
              • Pocas novedades
              • Opciones online poco trabajadas
              • Apartado técnico desfasado

              Autor entrada: BigBoss_