Jugamos a Fallout 4: Vault-Tec Workshop

Como el pequeño contenido que nos presenta Bethesda con este Vault Tec Workshop para Fallout 4, este texto no será muy extenso. Pero ojo, escueto no significa malo.

Nos llega un aviso del Refugio 88 (requiere un PJ de nivel 20, al menos para que esto ocurra) y en cuanto llegamos nos ponemos a la faena. Unos saqueadores están molestando como acostumbran a hacer y en cuanto libramos eso de malolientes enemigos, nos aventuramos hacia el interior. Dentro también tenemos algunos amiguitos, así que es recomendable ir con un buen equipamiento (y algún nivel de más), para que sea más llevadero. En cuanto la zona quede limpia, encontraremos a la supervisora. Una charla después nos lleva a una zona llena de escombros y es ahí donde comienza nuestro periplo.

Este DLC nos propone meternos en el papel de un supervisor y construir nuestro propio refugio siendo un tirano o un gerente benévolo, a tu criterio está. Sea como sea, tocará rehabilitar las zonas ruinosas y montar salas con distintos fines, como zonas para investigar, salas de máquinas, de descanso… Que podremos usar, por lo que permite tener muchas comodidades reunidas en un mismo lugar. Y para los claustrofóbicos, tranquilos, porque se podrá incluso expandir el refugio a la superficie sin problemas. Pero no preocuparse, ya que, aunque nos veamos recolectando y reuniendo materiales de aquí y de allí durante horas, nada más lejos de la realidad. Bethesda ha pensado en eso y tienes todo lo necesario ahí abajo, para que todo sean comodidades y no sea necesario darse unos viajecitos de más. Aunque si esto ultimo te gusta, puede que te resulte aburrido.

fallout-4-vault-tec-workshop-1

Tampoco hay que llegar a pensar que se está construyendo un refugio para nadie, ya que, a medida que se vaya creando, moradores del devastado yermo vendrán a vivir (recordándonos a Fallout Shelter) y a ser útiles para la comunidad, pudiendo asignarles trabajos. Se puede, también, ser socialmente activos y hablar con la gente para caer mejor o peor. Queda a elección del jugador.

En último término quedaría hablar de las misiones, que son más bien pocas pero que algunas llegan a ser interesantes, aunque solo sean, como mucho, anecdóticas.

En conclusión, aunque muchos prefieren DLC que asemejen más a Fallout 4: Far Harbor y amplíen el universo, las horas de juego y el mundo de Fallout, estos contenidos (en concreto este) resultan muy amenos a personas que les guste la construcción o la gestión, que también son muchos. Merecen reconocimiento y también merece la pena por su precio, sin duda.

Autor entrada: JohnL