Avance: Everspace

ROCKFISH Games nos trae una propuesta muy clásica pero que siempre ha funcionado bien: la acción espacial. El estudio alemán se ha inspirado en uno de los géneros más clásicos aunque, eso sí, con un toque roguelike y un apartado técnico espectacular gracias al uso del archiconocido Unreal Engine 4. Todavía quedan varios meses para que la versión final de Everspace salga a la venta (habrá que esperar a 2017), pero el título ya se encuentra en el acceso anticipado de Steam y, claro está, no podíamos perdernos la oportunidad de probarlo.

Nada más entrar al juego se nos muestra una advertencia que nos informa de que el juego está en desarrollo y de las limitaciones que tenemos en la versión actual: no hay historia, solo tenemos una nave, los nombres de los elementos pueden cambiar, más adelante se añadirán más objetos y enemigos y que podemos esperar algunos bugs. Un panorama no muy atractivo pero, por otra parte, algo normal en un título todavía en desarrollo.

Por supuesto, la versión nos permite meternos de lleno en la acción de Everspace y ver algunas pinceladas de lo que podemos esperar cuando el juego esté completo. Al no haber historia, iniciamos la aventura directamente en el espacio. Lo primero que nos llama la atención es lo espectacular del escenario que tenemos delante. Un gran escenario (aunque, como comentaremos, no es tan grande como parece) y diversos objetos, asteroides o incluso restos de naves esparcidos por el mapa. El conjunto luce espectacular, prácticamente fotorrealista. Sí que vemos algunas texturas mejorables al acercarnos mucho a un objeto (especialmente rocas) pero por el apartado técnico, incluso en el estado de desarrollo actual, resulta sobresaliente. Además, y resulta algo sorprendente al tratarse de un título que usa Unreal Engine 4, la optimización es muy buena. Algo muy de agradecer y que da muestras del buen trabajo realizado en ROCKFISH Games.

everspace-7

Una vez cerrada la boca con el apartado técnico, es momento de concentrarse en nuestro objetivo, aunque por ahora no está muy claro. Nos encontramos en un entorno aparentemente abierto aunque el grueso de objetos se encuentra en la parte central. Efectivamente, Everspace no es un mundo abierto, algo que puede defraudar a muchos, sino que se compone, al menos de momento, de distintas fases y sectores. Cada escenario incluye distintos objetos estáticos, recursos y, por supuesto, otras naves (que pueden ser enemigas o neutrales). Podemos volar por el escenario libremente, enfrentarnos a otras naves, obtener recursos o, si el combustible nos lo permite, avanzar al siguiente escenario, algo tan sencillo como mirar fijamente a un punto en el horizonte una vez aparezca (que no es inmediato y tardará unos segundos que sabremos ya que la cuenta atrás está en pantalla) durante unos segundos, que no siempre es fácil de conseguir, pensado para evitar escapar en medio de un ataque. Al avanzar, veremos un mapa esquemático que nos muestra distintas rutas para llegar a nuestro objetivo: la puerta al siguiente sector. Conforme mejoremos nuestras habilidades, además, veremos más información en pantalla sobre la ruta, como el nivel de peligro de cada escenario.

La acción, aunque presente, no es tan importante como podría parecer en un principio. Algunos enemigos no nos atacarán a menos que iniciemos el enfrentamiento o ataquemos sus recursos (se marcan en amarillo en el mapa) mientras que otras sí que nos atacarán nada más vernos, aunque, de momento, no son excesivamente numerosos. La acción resulta de lo más entretenida y espectacular, con batallas llenas de acción y muy intensas. Al eliminar a los enemigos veremos que sueltan objetos que bien pueden ser armas, equipamiento, recursos o créditos, todos ellos muy importantes en el desarrollo del juego.

everspace-6

De inicio, tendremos una nave con unos determinados objetos y armas equipados aunque, si encontramos alguno por el mapa, podemos intercambiarlo o convertirlo en recursos. Hay recursos de distinto tipo y cada tiene un uso distinto. Por ejemplo, en el menú de reparación vemos las distintas partes de la nave y cada una necesita piezas concretas. De igual modo, en la parte superior derecha veremos un indicador de combustible, usado para los viajes entre los distintos escenarios y que, obviamente, se consume, por lo que es recomendable tener siempre disponible, al menos, para un viaje. Los créditos, por otra parte, se pueden usar durante la partida, siempre que encontramos una de las naves que permiten comprar y vender objetos u otras que, por ejemplo, nos permiten reparar la nave a cambio de una suma de dinero. Si no, podemos reservar el dinero para el fin de la partida ya que tenemos la posibilidad de comprar mejoras para la nave de distinto tipo: armamento, motor o defensa, entre otros. Cada mejora cuesta dinero y puede desbloquean otras que, a su vez, desbloquean otras. En todo momento vemos al detalle de la mejora en puntos de armamento o porcentaje, por ejemplo. Todas tienen varios niveles pero, además, algunas tienen varias partes dentro de un nivel y hasta hacernos con todas no notaremos los resultados. Hay que tener en cuenta, además, que el dinero no gastado se pierde y no se acumula, por lo que es importante recoger el mayor número de créditos en cada viaje para optar a mayores mejoras y así poder avanzar más durante el siguiente viaje.

everspace-5

El siguiente viaje, eso sí, no tiene por qué ser igual, ya que tanto los escenarios como el mapa en sí van variando en cada viaje. Obviamente las mejoras pueden hacerlo más fácil aunque también es posible que nos veamos con enemigos más duros. Otro aspecto a para intentar dar variedad a la partida, aunque algo más a largo plazo, son los retos. En todo momento trendremos tres retos activos, por ejemplo eliminar un número determinado de un tipo de enemigos o conseguir un mínimo de créditos, siempre en la misma partida. Al superarlo, seremos recompensados con créditos que no vendrán muy bien para las mejoras. Finalmente, los escenarios nunca serán idénticos, aunque sí que nos han parecido bastante parecidos entre sí. En todo caso, como hemos comentado, espectaculares.

Todas las acciones se realizan fácilmente gracias a un control muy, muy sencillo, que, en ocasiones, recuerda a los míticos Ace Combat de PlayStation. El stick se usa para el movimiento de la nave, ojo, movimiento, no rotación, por lo que sí, estando parados, pulsamos arriba, la nave subirá, de igual forma que al pulsar abajo o a los lados, con sus correspondientes acciones. Obviamente en movimiento, mientras tengamos pulsado el botón de acelerar, estas acciones verán afectada la dirección de la nave. Además, tenemos un botón para un superturbo que dura unos segundos, dos botones de disparo (arma principal y secundaria), botones de dirección para cambiar las armas, un botón para alternar entre la vista en primer persona y la vista exterior y algunos botones para objetos especiales que, por ejemplo, nos mostrarán todos los objetos del mapa en el que estamos aunque solo tendrá un número limitado de usos, después tocará buscar por el mapa otro objeto para, si es el mismo tipo recargar, o, en caso contrario, intercambiarlo.

everspace-8

Y… más allá de recoger recursos, mejorar la nave y alguna que otra batalla no mucho hay más que hacer, al menos a día de hoy, en Evespace. El juego es divertidísimo y gráficamente espectacular. Realmente consigue enganchar e incitar a jugar. El sistema de mejoras, aunque le falta profundidad, está bien implementado. Pero es obvio que al título le falta una historia, una motivación real para jugar y seguir avanzando. Ahora, como mucho, una voz nos hace las veces de tutorial pero nada más, y el mero hecho de mejorar la nave no parece motivación suficiente para seguir la partida durante mucho tiempo. No hay duda de que Everspace tiene un gran potencial y hemos podido ver una muestra de ello aunque toca esperar la evolución de ROCKFISH Games para comprobar si consiguen un producto redondo.

Autor entrada: BigBoss_