Ratchet & Clank

Desarrollador: Insomniac Games
Distribuidor: Sony
Plataformas disponibles: PlayStation 4
Versión analizada: PlayStation 4
Fecha de lanzamiento: 20 de Abril de 2016
Textos/Voces: Español/Español

Esta generación se está caracterizando por la cantidad de refritos de títulos de la generación pasada. Quizá por eso al conocer que este Ratchet & Clank estaría basado en el primer título de la saga la ganas y esperanzas por el nuevo título bajaron considerablemente. Por suerte, en Insomniac Games no se han conformado que dar un lavado de cara a un título con unos años a la espalda (14, concretamente) y los vídeos previos han lanzamiento fueron confirmados con la primera partida al título con el mando en las manos en Madrid Games Week 2015. Ya con la versión final podemos confirmar que no, no estamos ante un simple refrito de tantos y, es más, podemos asegurar que estamos ante el mejor remake de los últimos años.

Ratchet-&-Clank-(4)

El inicio del título cuenta las primeras páginas de la historia de ambos personajes y cómo sus caminos se juntan y ya vemos una característica importante del título ya que no se limita a coger el título original de 2002 y mostrarlo más bonito no, Insomniac Games ha querido ir más allá y lo notamos en los primeros instantes de juego. Mientras que en PlayStation 4 esta presentación se hacía mediante una secuencia de nuevo en este Ratchet & Clank esta fase es jugable. Así, nos tocará manejar a Ratchet en las pruebas para Ranger Galáctico en su hogar o vivir en primera persona la huida de Clank de su fábrica después de ser declarado defectuoso. Además, durante la historia aparecen algunos personajes no presentes en el original como los Ranger Galácticos de Solana (cuya primera aparición tuvo lugar en la tercera entrega) o Doctor Nefarius. La base argumental, más allá de pequeñas variaciones, no ha variado. Ratchet es un Lombax con ganas de vivir aventuras, algo que lo lleva a inscribirse a las pruebas para Ranger Galáctico del Capitán Copernicus Qwark. Las supera, pero su pasado le impide acceder. Todavía con la esta decepción presente, observa cómo una nave se estrella en Veldin, su hogar, una nave tripulada por un pequeño robot, Clank, con el que vivirá muchas aventuras a lo largo de distintos planetas para poder salvar la galaxia. La historia del título se va contando mediante secuencias de vídeo sacadas directamente de la película homónima que ya está en los cines y que cuenta la misma historia del juego. De hecho, en la propia publicidad oficial se dice que “el juego está basado en la película basada en el juego“.

Ratchet-&-Clank-(5)

En 2002, y con la potencia de PlayStation 2, realizar un videojuego gráficamente a la altura de una película de animación era casi una utopía, algo impensable. Dos generaciones de consolas después esta idea no es tan descabellada y el mejor ejemplo lo tenemos en el motor gráfico de Ratchet & Clank. Desde un primer momento el objetivo del estudio era lograr un apartado gráfico lo más parecido posible al ya conocido “estilo Pixar”, es decir, una película de animación y después de ver el resultado podemos afirmar que lo han conseguido con creces. Nos encontramos con un apartado técnico sublime, con unos modelados muy detallados apoyados por una iluminación espectacular. Los escenarios son muy coloridos y ayudan a dotar al juego de un estilo “película de animación” más acusado, además cuentan con muchos detalles, aunque, eso sí, todo resulta excesivamente limpio, quizá hasta demasiado bonito. En todo caso, el objetivo de Insomniac Games no es el de ofrecer un título realista, sino lo más parecido posible a la película, y el resultado salta a la vista que ha sido positivo. Seguramente la decisión de incluir secuencias de la película para contar la historia en el juego se debe al excelente apartado técnico. La diferencia entre película y videojuego es visible a simple vista aunque la línea que los separa en muchos escenarios es muy, pequeña. Eso sí, hay que “conformarse” con que el juego corra a 30fps aunque, eso sí, a 1080p y sin bajadas de framerate en ningún momento.

El apartado sonoro, por otra parte, cuenta con melodías clásicas aunque mezcladas con algunos sonidos nuevos. Tenemos una banda sonora que nos recuerda directamente a las películas de animación con tonos épicos pero, a la vez, simpáticos, con un tono infantil en muchas ocasiones que tan bien la sienta al título y que consigue acercar las sensaciones aún más a las de estar viendo una película. Por supuesto, y tal y como nos tiene (bien) acostumbrados Sony, el título viene completamente doblado al castellano, tanto diálogos como chascarrillos de los personajes durante la partida. Como no podía ser de otra forma, las voces son las mismas de la película. Eso sí, algunas voces, como la de Ratchet, han cambiado respecto a pasadas entregas, aunque nos acostumbraremos rápido debido al gran trabajado realizado por el equipo de doblaje. Por otra parte, el sonido de las armas cuenta con suficiente fuerza e intensidad para redondear un apartado, de nuevo, redondo. No hay duda de que Insomniac Games ha querido meter al jugador directamente en la película y el resultado es más que satisfactorio.

Ratchet-&-Clank-(1)

La mecánica del juego sigue con lo conocido en la saga mezclando acción y plataformas. Para eliminar a los enemigos podemos optar por el arma de mano de Ratchet que cuenta con una serie de combos muy limitados y con la posibilidad de lanzarla. La lucha cuerpo a cuerpo solo es recomendable para enemigos lentos o que vayan en pequeños grupos ya que la necesidad de estar cerca del enemigo para atacar nos hace demasiado vulnerables. Mejor opción serán las armas, todas con el sello de Insomniac Games. La lista de armas disponibles llega hasta las 14 en el juego (15 si contamos el reboteador, que solo se podía obtener con la reserva del juego) y tenemos todo tipo de locuras: un arma para pixelar enemigos, bolas de discoteca que harán bailar a los enemigos, dejándolos indefensos, rifles de francotirador, bombas… etc, un repertorio de lo más variado y que tendremos que aprender a combinar ya que la munición es limitada. El número es elevado aunque, a decir verdad, se ha reducido respecto a últimas entregas de la saga. Eso sí, siempre es recomendable tener preferencias ya que conforme las vayamos usando irán mejorando hasta un máximo de 5 niveles. Además, también podemos usar el sistema de evolución del propio juego para mejorarlas con los cristales que obtenemos por el mapa o de algunos enemigos. Este sistema se basa en una especie de colmena de mejoras que nos cuestan cristales, cada rejilla es una pequeña mejora y tenemos que trazar un camino para completarlas todas, si logramos rodear una mejora especial bloqueada ésta se desbloqueará. El sistema resulta todo un acierto y consigue armas con mejoras personalizadas así como apoyar al jugador en la búsqueda de los cristales a lo largo del mapa. Por otra parte, las armas se desbloquean al comprarlas usando los guitones (la moneda del juego) que vamos recogiendo por el mapa rompiendo objetos o que sueltan los enemigos al morir.

Ratchet-&-Clank-(3)

En esta ocasión, además, se añaden algunas secciones que aportan un soplo de aire fresco como fase de vuelo o carreras en holotabla. No son muy habituales eso sí y, de hecho, se echa en falta algo más de protagonismo de estas fases alternativas para dotar al juego de una mayor variedad. Además, se nota que están menso cuidadas que el resto del título, casi metidas con calzador. Las fases de vuelto son las más elaboradas aunque se hacen muy cortas y el pequeño tamaño del mapa disponible para la ocasión reduce, a su vez, la diversión. Las carreras, por otro lado, resultan muy simples y se nota que están cargadas de scripts para favorecer la emoción y el espectáculo. Por el camino también encontramos algunos puzles al usar el ganzuotron o con los gadgebots al usar a Clank. Se agradece un descanso entre tanta acción desenfadada pero, a decir verdad, tal y como están pensadas estas fases alternativas no hacen más que bajar el ritmo del juego. Con algo más de mimo hubieran conseguido aumentar más, si cabe, la ya de por sí excelente diversión que es capaz de ofrecer el juego.

Todas estas fases, tanto de acción como alternativas, se encuentran en los distintos planetas del título (algunos nuevos y otros del título original) que son en sí un ecosistema en sí mismo. Insomniac Games ha optado por usar un estilo similar al sandbox dentro de cada planeta, ya que contamos con libertad absoluta para recorrer el mapa y cumplir los objetivos (principales y secundarios) en el orden que queramos. Además, nos encontraremos con zonas inaccesibles para las que necesitaremos un objeto o gadget concreto así que tocará salir del planeta y, si queremos, volver después una vez tengamos el objeto en cuestión. Por lo general, estas zonas extra no son necesarias para acabar el juego pero suelen ofrecer jugosas recompensas en forma de objetos, cristales o guitones. Algunos de estos objetos son botas para raíles para deslizarnos por los mismos, un jetpack para llegar más alto o más lejos o unas botas imantadas para poder desafiar a la gravedad y andas por paredes y techo.

Ratchet-&-Clank-(2)

Por los mapas encontramos también algunos coleccionables interesantes que, además, tienen su uso y no se quedan en simples objetos para pasar el rato o abultar las horas de juego de forma ficticia. En primer lugar tenemos las holocartas. Estas holocartas estás divididas en pack de 3 cartas que simbolizan armas, localizaciones o personajes. Al completar un kit completo se desbloquea un bonus en forma de mayor obtención de recursos o variaciones de armas para el modo desafío. En total tenemos 96 cartas repartidas por el mapa a las que se suman 9 cartas especiales que, si las completamos, nos obsequiarán con el TAUN, el arma más poderosa de cada entrega de la saga. El otro coleccionable de Ratchet & Clank son los tornillos dorados, que suelen estar en rincones difícilmente accesibles del mapa y que sirven para desbloquear trajes, filtros u otros extras en el juego (incluso podemos cambiar la moneda del juego por los anillos de Sonic o las rupias de Zelda, detallazo). En total hay 28 de estos tornillos repartidos por los distintos planetas. Se agradece el hecho de que los coleccionables no sean algo vacío y nos otorguen recompensan aunque, eso sí, la lista de coleccionables no es demasiado amplia.

Todos estos elementos hacen de Ratchet & Clank un título divertidísimo, a la antigua usanza. La acción frenética consigue enganchar al jugador y resulta muy adictiva, con unas batallas muy equilibradas y emocionantes. No es un título extremadamente difícil pero sí que pondrá a prueba la pericia del jugador para esquivar ataques, saltar, ocultarse y, por supuesto, atacar a los enemigos. Hay que tener en cuenta que la vida no es regenerativa, por lo que habrá que buscar cajas por el mapa que nos den vida, munición y, ya que estamos, guitones. Seguramente la sensación inicial sea la de un título excesivamente infantil, sensación que se extiende durante toda la aventura en algunos aspectos (argumento y diálogos especialmente, no hay que olvidar que el título viene acompañado por una película dirigida al público más juvenil) pero en cuanto a jugabilidad estamos ante un título más adulto, que hará las delicias de los jugadores más clásicos.

Ratchet-&-Clank-(6)

Completar la aventura principal no llevará en torno a 8-10 horas, una duración media para lo que estamos acostumbrados hoy en día. Si decidimos completar las misiones secundarias y conseguir todos los coleccionables y extras esta duración, al menos, se duplica. Además, al finalizar el juego se desbloquea el modo desafío, con el que podemos volver a rejugar la aventura manteniendo el nivel de las armas. Además, en este modo el nivel máximo de las armas sube hasta 10 y se desbloquean características y variaciones especiales de las mismas gracias a las versiones Omega. Estas mejoras cuestan guitones, y no serán pocos, ya que las cantidades serán muy abultadas. Por ello, para este modo desafío se incorpora un multiplicador de guitones que aumenta al eliminar enemigos sin recibir daño alguno. Estas versiones de las armas aumentan mucho su potencia, tanto, que una vez alcanzados los niveles superior completar el juego en dificultad difícil se convierte en un mero paseo.

Hay que quitarse el sombrero ante Insomniac Games, lejos de conformarse con el típico “copia y pega” pero más bonito al que, por desgracia, nos estamos acostumbrando en esta generación, ha cogido la base del primer título y la ha mejorado hasta límites insospechados aprovechando al máximo la tecnología existente. Así, tenemos un título divertido, con una jugabilidad a la vieja usanza, gráficamente espectacular y que, por si fuera poco, sale a precio reducido. Bueno, bonito y barato, ¿qué más se puede pedir?

Ratchet & Clank

Ratchet & Clank
8.94

Gráficos

9/10

    Sonido

    9/10

      Jugabilidad

      9/10

        Diversión

        9/10

          Duración

          9/10

            Lo mejor

            • Apartado ténico a la altura de una película de animación
            • Jugabilidad clásica
            • Diversión pura y dura
            • Planetas muy variados
            • Precio reducido

            Lo peor

            • Las fases alternativas no están bien aprovechadas
            • Pocos incentivos para rejugarlo

            Autor entrada: BigBoss_