Nintendo 3DS, el mayor fracaso de Nintendo en el mercado portátil

No hablaré de cifras de ventas, unidades distribuidas y demás, eso se lo dejo a los estudiosos del medio, que se dan placer a sí mismos con las cifras de vgchartz. Los números cada cual los entiende como quiere, para muestra un político, aunque no creo que la consola que nos ocupa salga bien parada respecto a otras portátiles de la compañía con sede en Kioto. Simplemente expondré mi opinión, para otros os engañaré, sobre por qué creo que Nintendo 3DS ha fracasado.

Nintendo 3DS nació titubeante, con la masa de jugadores más que reacia a hacerse con ella debido, entre otros motivos, a su precio y su escaso catálogo. Los que apostamos por ella desde un inicio tuvimos que lidiar con demasiados problemas de manufacturación, como pudieran ser bisagras con más ritmo que Michael Jackson, botones inferiores que quedan marcados en la pantalla superior debido a un pésimo diseño de los “topes”, crucetas en las que ciertas direcciones no respondían o muchas más unidades de las deseables con demasiados píxeles muertos son sólo algunos de los problemas a los que tuvimos que hacer frente los usuarios, entre los cuales, desgraciadamente, se encuentra un servidor; hasta en cuatro ocasiones tuve que cambiar la consolita de marras para acabar quedándome con “la menos mala” de cuantas encontré.

Por supuesto, esto sería más que llevadero con un gran catálogo de juegos como fueron Street Fighter IV… espera, este ya lo habíamos jugado… Nintendogs… esto… ¿Splinter Cell?… Ridge Racer…,  … ¡Pilot Wings Resort! … Bueno, menos es nada y, como siempre, confiaba en el buen hacer futuro de Nintendo en materia portátil. A casa se vinieron conmigo Street Fighter IV y Pilot Wings. ¿Qué podía salir mal? ¡SFIV lucía espectacular en los trailers mostrados y en 3D debe ser la boooooooomba! ¿Y eso de que al activar el 3D el juego funcionara a la mitad de frames? Peccata minuta. Pilots Wings, si continúa como sus antecesores, será genial. Y, lo era, sobre todo para momentos antes de ir a un concierto de Lady Gaga (qué de 2011 suena eso) y ponerse, como mínimo, al mismo “tono” que la artista. Qué mareos, por Dios. Te vienen a la cabeza momentos pasados en el que tú, en el cine, te empecinabas en decirle a tu novia/hermana/madre/waifu que el mareo que sintió viendo Avatar era psicológico, mientras pensabas para tus adentros que minucias como esa no afectan a los curtidos ojos de un jajamer como tú, ávido de dejarse las retinas en monitores y pantallas de toda calaña, entrenado bajo las condiciones más adversas que pudiera imaginar el ser humano… como era cuando nuestra madre nos apagaba la luz de la habitación e intentábamos jugar a la Game Boy original bajo las sábanas, en total oscuridad. No te puedes fiar de un niño que no haya intentado jugar a la GB a oscuras.

game boy oscuras
Teniendo asumido que la tecnología 3D utilizada por la Gran N en aquel entonces estaba todavía en pañales y que deberías acostumbrarte a jugar con el 3D desactivado, por tu salud ocular y por la batería, sólo quedaba esperar a los grandes lanzamientos de la consola. Fumando espero, los juegos que yo quiero… Acabaron por subir las acciones de Ducados. Malboro y Winston lo dejamos para pusilánimes adinerados. Lo cierto es que exagero (NO), pues “sólo” fueron cuatro meses hasta que llegó Zelda OoT y siete hasta Lylat Wars, digo Star Fox 64 3D ,¿alguien se queja de remasters en la newgen?. Entre medias tuvimos Dead or Alive (boing) y Resident Evil Mercenaries (meh).

Doy por hecho que sabiendo el famélico catálogo del que disponían, la Gran N decidió rebajar el precio de la consola de manera sustanciosa, hecho que molestó a los compradores primerizos, al ser una de las consolas que más rápido redujeron su precio a lo largo de la historia. Por fortuna, nos obsequiaron con un impagable certificado digital de embajadores y varias roms sacadas del cajón abandonware de maravillas de Nintendo. Ya podía ser feliz y sentirme realizado en la vida; tenía un precioso icono dorado en el dash de mi consola.

Juegos. Eso es lo que importa y lo que mejor saben hacer los jefes del fontanero más famoso del mundo. 3DS no está mal surtida, ni mucho menos, pero creo que el catálogo no es todo lo bueno que debiera, o será que estamos mal acostumbrados con las portátiles de Nintendo, que siempre han contado con joyas en todos los géneros y maravillas que sólo podíamos disfrutar en ese sistema. ¿Cuál es el problema? Simple, que los mejores no son suyos; no encontrarás nada mejor que Zelda Ocarina of Time o Major’as Mask en su estilo; ningún rpg mejor que Xenoblade Chronicles; ningún juego de lucha mejor que Street Fighter IV o la versión recortada de Smash Bros.; ningún juego de aventura/sigilo mejor que MGS3.  No sólo eso, los juegos Made In Nintendo no todos han estado a la altura, empezando por un Super Mario Land 3D que a muchos nos dejó fríos. Que nadie se monte sus películas, aquí no leeréis que es una mala consola, que “has no games” o que faltan Sony’s en la historia.

Desde la primera Game Boy, hasta la exitosísima DS, Nintendo nos había mal acostumbrado con juegos originales y de calidad, con auténticas joyas que no podías jugar en ningún otro sistema como 999 Hours, Ghost Trick, remontándonos sólo a su predecesora por no parecer abuelo cebolleta. No te faltarán buenos títulos con los que alimentar la consola; A Link Between Worlds es un juego excelente, sin llegar a las cotas de comparación que se hicieron con A link to the past; Bravely default es una nueva IP con gran potencial, a pesar de su innegable bajón el la segunda mitad del juego; la pertinente entrega de Mario Kart, Pokémon, Monster Hunter o Inazuma Eleven…

super new 3ds
En definitiva, 3DS es la mejor portátil que puedes tener hoy en día… Sobre todo porque puedes disfrutar de todo el catálogo de DS.

Autor entrada: EduStrife

  • Sigo pensado que de fracaso nada, no es la palabra correcta aunque desde luego en cuanto a juegos llevas toda la razón