The Elder Scrolls Online: Tamriel Unlimited

Desarrollador: Zenimax Online Studios
Distribuidor: Bethesda
Plataformas disponibles: PC, Playstation 4, Xbox One
Versión analizada: Playstation 4
Fecha de lanzamiento: 9 de junio de 2015
Textos/Voces: Español/Español

La saga The Elder Scrolls siempre ha estado en el podio de los juegos de rol occidentales, con entregas tan grandes como plagadas de bugs. Alcanzada su popularización con Oblivion para, más tarde, llegar al cénit de las grandes masas con Skyrim, The Elder Scrolls nos trae esta vez algo diferente y ajeno a la saga, un MMORPG.

Dando un pequeño paso atrás con su adorada franquicia, Bethesda ha cedido la batuta de su último Elder Scrolls a ZeniMax Online Studios, y por si ese nombre no os dice nada, The Elder Scrolls Online: Tamriel Unlimited es un juego de rol multijugador masivo on-line. Desde hace muchos años, la jauría de fans que arrastra la saga venía reclamando la posibilidad de explorar el vasto mundo de Nirn en compañía de amigos y, como era de esperar, ese es precisamente el planteamiento en el que se basa el juego que nos ocupa. En muchos sentidos, es un juego que se mantiene fiel a la serie con la salvedad que, en esta ocasión, no estarás solo.

The-Elder-Scrolls-Online-Tamriel-Unlimited-b
Cuando The Elder Scrolls Online se lanzó por primera vez en 2014 para PC, tubo una más que tibia recepción. El consenso general en aquel entonce fue que Bethesda cogió una franquicia apasionante y la metió en un molde para MMO’s genéricos, sin vida, con homónimo resultado. Ahora, apenas un año después, ha habido algunos grandes cambios. No sólo el lanzamiento en sí mismo ha cambiado sustancialmente, incluso el modelo de negocio ha sido completamente transformado para su llegada a Playstation 4.

Sin duda un alivio para muchos, la suscripción de carácter mensual que el juego requería ha sido eliminada, lo cual significa que ahora únicamente necesitaremos desembolsar el precio del título, como si de cualquier otro videojuego se tratara, para experimentar todo lo que tiene que ofrecer. Si te sientes con ganas de gastar unos euros que te queman en el bolsillo, hay una suscripción opcional disponible en la Crown Store dentro del juego. Esto último, requiere un pago mensual, el cual otorga numerosos beneficios al jugador como un desarrollo de personaje más célere y equipo exclusivo. Sobre el papel podría parecer algo desalentador para el resto de jugadores, convirtiendo el juego en una suerte de pay-to-win, pero nada más lejos de la realidad; durante nuestro tiempo con el juego no hemos notado apenas diferencias entre jugadores y, en ningún momento, tuvimos la necesidad imperiosa de pagar ese “extra” para seguir disfrutando del mismo.

bhfszet1wjlawgqoxwth
Por su parte, la Crown Store nos permite realizar compras con dinero real de contenido in-game. Afortunadamente, como he dicho, esto no significa vernos inmersos en un escenario pay-to-win, ya que la mayoría de stuff que podremos adquirir serán de carácter meramente estético: skins para nuestro personaje, monturas adicionales y algún que otro complemento. Nada por lo que alarmarse y, sin duda, mejor que requerir una suscripción de pago mensual. Y esto es precisamente lo que pone a The Elder Scrolls Online’s en el punto de mira.

Mientras numerosos MMO’s fallan en un tedioso -y caro- modelo free-to-play y otros tantos obligan a un dispendio mensual que supera la decena de euros, ZeniMax Online Studios ha conseguido llegar a un punto dulce donde no te sientes “idiota” por pagar más de una suscripción mensual en un juego F2P. Para los usuarios del sistema Playstation, que no estén habituados al género, han de saber que el modelo de juego es accesible y justo, y realmente, es difícil pensar en una mejor forma de hacerlo. Sin embargo, nada de esto importa si el juego no merece la pena en primera instancia, ya que debemos seguir pagando por el.

Afortunadamente, y para sorpresa de muchos, Tamriel Unlimited se las arregla para llevar el mundo, mecánicas y conceptos de la saga a la estructura de un MMO. El resultado es un juego de rol masivo que resulta familiar a los habituales de la franquicia, completado con elementos típicos del género online que traen aire fresco al mundo de Nirn.

Como hemos dicho, si has jugado a Elder Scrolls con anterioridad, deberías poder adaptarte rápidamente. La forma de jugar es la misma: creas tu propio personaje, te lanzan en un mundo increíblemente enorme, matas cosas con tus armas, magias o ambas, y pululas por parajes hermosos aceptando misiones y ayudando a completos desconocidos… y sigues matando cosas. Esencialmente, el continente de Tamriel es tu patio de recreo y eres libre de disfrutarlo como te plazca, teniendo en cuenta que esta vez existen otros jugadores, por supuesto. No sería de recibo obviar que a pesar de que todos los elementos habituales de la saga están presentes, estos se han visto claramente “reducidos” en profundidad para poder dar acomodo a cientos de personas a la vez.

Sí, sigues pudiendo meterte en cavernas oscuras y explorar cada palmo del inmenso mapa, pero siempre lo estarás haciendo con gente alrededor. Algo obvio para cualquier juego de este tipo, pero algo desconocido a lo largo de la saga de Bethesda, donde siempre nos hemos encontrado solos en nuestra particular aventura. Esto provoca que tengamos jugadores comportándose de manera errática alrededor y, en más de una ocasión, interfiriendo en nuestro campo de visión o robando nuestras muertes.

17990515588_4e6d4b1898_b
No podemos negar que la aparición de otros jugadores en determinadas situaciones resta, considerablemente, la sensación de inmersión de la que siempre ha hecho gala la saga. Por ejemplo, puedes estar enfrascado en la captura de unos bandidos que merodean unas ruinas arcanas ocultas y, después del largo paseo, llegar y ver que no queda ni uno solo en pie, adentrarte en las profundidades de la caverna y ver como otro grupo de gente se encuentra inmerso en una cruenta batalla contra el jefe final… Llegas tarde, y esa sensación te acompañará a lo largo de toda la aventura. Lógico, en un MMO, pero es algo que no gustará a muchos fans de la saga y hará que dejen el juego de lado.

Tamriel unlimited se debate en una fina línea que separa una grata experiencia para un jugador y arruinar lo que se espera de ella. Afortunadamente, el estupendo trabajo de ZeniMax en crear un mundo enorme y llenarlo de vida, con muchas quest y eventos públicos palia, en gran medida, este defecto.

A diferencia de las otras entregas de la serie, Tamriel se divide en múltiples regiones, y tu posición inicial en uno de ellos se basa en la facción que escojas en la creación del personaje. En cierto modo, las misiones nos llevarán de la mano en nuestro viaje ya que cada una, con su propia narrativa, tiende a llevarnos de un punto a otro siguiendo un relativo orden, cosa que agradecerás, sobre todo al comienzo, en un mundo tan grande como el que se nos presenta.

Elder_Scrolls_Online_Interactive_Tamriel_Map
Afortunadamente, las misiones son lo suficientemente interesantes para querer continuar y ver su desenlace, en buena parte gracias a lo bien relacionadas que están unas de otras. En anteriores episodios de Elder Scrolls, las misiones tendían a ser asuntos singulares, un simple “aquí te pillo aquí te mato”, que rara vez tenían impacto en el mundo e, incluso, en sucesivas misiones, esta vez ocurre todo lo contrario cuando la mayoría de misiones te dejan inmerso en otras nuevas, ofreciendo una sensación de continuidad en la historia.

Esto hace que los objetivos parezcan mucho más importantes y permite contar mejores historias, en el que cada misión tiene su propio trasfondo y sus propios personajes involucrados. Hablando de éstos, no se puede decir que estén muy trabajados o tengan personalidades arrolladoras, pero hacen el contexto lo suficiente creíble sin llegar a desentonar. Incluso podremos ir un poco más allá, teniendo que tomar decisiones importantes durante los diálogos que afectarán al desarrollo, lo cual resulta imprescindible para sentirse parte importante en un juego de rol.

La palabra “online” está impresa en la caja, pero no es algo que deba impedirte mirar el título con buenos ojos si buscas una experiencia RPG para un jugador. Tal y como hemos dicho anteriormente, Tamriel Unlimited puede proporcionarnos una sorprendentemente buena experiencia de juego de manera individual, en parte gracias a poder disfrutar libremente del juego en solitario. Aparte del contenido player-versus-player y las mazmorras enfocadas a la cooperación entre varios héroes, no existe ningún requisito de grupo más, lo que hace plausible enfrentar el juego por nosotros mismos tanto en la historia principal como en la infinidad de misiones opcionales que se nos presentan. En ese sentido, es radicalmente opuesto a otros lanzamientos como Final Fantasy XIV Online: A Realm Reborn, que fuerza al jugador a unirse a un grupo en varios momentos de la historia. ES:O mantiene el núcleo de su narrativa estrictamente en modo un jugador, lo que hace que puedas disfrutar del mundo con tranquilidad, algo que a buen seguro hará ganar puntos para muchos jugadores que dudaban del título.

the-elder-scrolls-online-06-700x327
Hablando un poco de la historia, esta se desarrolla, a modo de precuela, mil años antes de los acontecimientos de The Elder Scrolls V: Skyrim, durante la Edad de los Héroes, concretamente se ambienta en la Segunda Era, durante el año 2E 583, un tiempo de gran inestabilidad política y conflictos internos. Es entonces cuando el príncipe daédrico Molag Bal se aprovecha de la situación para tratar de llevar todo Tamriel a su reino, Puerto Gélido. Para ello, hará uso de unos dispositivos llamados anclas oscuras, lo cual chocará frontalmente con el Gremio de luchadores, que tiene como objetivo eliminar dichos objetos.

La Familia Tharn, actuales gobernantes de Cyrodiil, pide ayuda a Mannimarco para revivir a sus tropas. Pero Mannimarco, en secreto, está conspirando con Molag Bal, el cual comienza a cosechar las almas de los mortales. Un héroe conocido como El Desalmado, mortal cuya alma fue robada por lo que puede revivir constantemente, se encargará de parar esto… Y será el personaje que nosotros, jugadores, encarnemos en esta aventura MMO de Bethesda.

Por supuesto, como en cualquier juego en el que puedas empuñar una espada, es preferible que el combate sea divertido, algo que hasta ahora la saga The Elder Scrolls nunca ha tenido como uno de sus puntos fuertes, pero Tamriel Unlimited no lo hace mal en este sentido, siguiendo la estela de las últimas entregas. Utilizando conceptos de los MMO, como las barras de habilidad y un medidor de energía para temporizar nuestros ataques, el juego mantiene el nivel de la serie de bethesda, adaptando algunas premisas a las necesidades online.

XB1_Controls_2
Con los gatillos traseras del pad, R2 y L2, controlaremos cualquier arma que tengamos equipada en nuestras manos, siendo cada botón su equivalente en las extremidades de nuestro personaje, algo muy fácil de asimilar, lo que lo hace accesible y es un gran punto a favor para cualquiera que no esté acostumbrado al sistema de combate pueda hacerse con el control rápidamente. Como no, nuestras estadísticas irán mejorando con el tiempo, con un sistema muy similar al visto en Skyrim, pero teniendo esta vez que tener especial cuidado con la build de nuestro personaje y subir las características correctas si queremos tener un personaje lo más efectivo posible en un futuro. Un consejo, tened en cuenta que esto es un MMO orientado a la acción, con un sistema de combate en tiempo real que puede involucrar a decenas de personajes en un combate… Cuidado con eso.

Podemos ganar experiencia tanto de las misiones como combatiendo y, con ello, ganaremos puntos de habilidad. Estos puntos pueden ser invertidos en nuestro árbol de habilidades preferido, que también irá mejorando con el uso como en otras entregas de la IP. Por ejemplo, si siempre utilizamos un arma a dos manos en nuestros enfrentamientos, poco a poco mejorará nuestra experiencia en esa rama y podremos usar puntos de habilidad en ella que desbloquearán nuevas habilidades. Hay incontables combinaciones de personaje, lo que unido a poder escoger nuestro héroe entre 8 caracteres diferentes, deja muchas variables para experimentar.

Es en el multijugador competitivo cuando tu personaje y sus habilidades serán realmente puestas a prueba. Cuando alcanzamos el nivel 10, seremos completamente libres para viajar por Cyrodiil, la provincia central de Tamriel, y es aquí donde deberemos enfrentarnos a las otras dos facciones rivales según el personaje que hayamos creado. Encontrarte con numerosos jugadores rivales mientras tratas de disfrutar de la experiencia en solitario puede ser frustrante, y es crítico en un juego de este tipo que estos elementos merezcan la pena y por suerte, en general, lo hacen. Unirte a tus compañeros, extraños o no, cruzando Cyrodiil para saquear campamentos enemigos o capturar sus fortificaciones es una de las partes más divertidas del juego y se encuentra francamente bien balanceado, con campos de batalla llenos de jugadores dándolo todo por su facción.

Las estadísticas y el equipo se ajustan al mismo nivel para todos, así que la labor de equipo y tu maestría a los mandos del DualShock 4 se vuelven cruciales. Hay varias campañas en las que tomar parte y el proceso de unión es simple. Desafortunadamente, el juego no siempre nos avisa cuando el servidor está lleno y, debido a eso hemos perdido algunas partidas interesantes.

263274_scr11_a
De igual modo, el cooperativo para mazmorras de cuatro jugadores es muy bueno en ocasiones y, de nuevo, muy fácil de realizar. Frente a las mazmorras rondan muchos otros jugadores esperando la oportunidad de unirse a un grupo para hacer frente a unos cuantos monstruos, tan sólo deberemos unirnos a ellos de manera muy simple desde un pequeño menú de interacción. Como en cualquier otro MMO, necesitaremos ceñirnos a los roles típicos de luchador, tanque, mago y curandero para tener éxito. Una auténtica lástima que el juego no prepare al jugador en uno de esos cuatro aspectos esenciales, sobre todo teniendo en cuenta la gran cantidad de misiones disponibles y el amplio abanico de posibilidades para desarrollar a nuestro homónimo virtual.

Completar la historia principal y alcanzar el máximo nivel no signnifica que debamos dejar el juego, ya que el contenido postgame es bastante sustancioso. El Champion System nos permite continuar desarrollando nuestro personaje pasado el nivel 50 recolectando champion points que pueden ser usados para aumentar, de manera muy gradual, nuestras estadísticas y las actividades endgame, como varias mazmorras cooperativas de mucha dificultad, harán que tengamos el desafío suficiente incluso con grupos experimentados. También veremos desbloqueadas veteranas áreas cuando hayamos peinado cada rincón de las provincias de nuestros aliados. Tamriel Unlimited es un buen juego para esos aventureros con ganas de un juego “ilimitado”, y en algunas cosas, realmente lo parece.

No todas esas aventuras serán memorables, por supuesto. Si el juego tiene un punto débil es, precisamente, ridículamente grande cantidad de contenido que puede llegar a abrumar al jugador. Muchas misiones pueden resumirse en ir de un lugar a otro, matar algo y recolector algo más, y esa estructura puede hacer que algunas jugadores acaban aburridos en algún momento. Debido a ello, tu disfruta será inversamente proporcional a como de tolerante seas a la repetición y es justo decir que si te adentras en Tamriel Unlimited como si de un Elder Scrolls al uso se tratara, puedes salir decepcionado.

La escala del mundo también es algo que juega en su contra, ya que al ser de un tamaño tan considerable y no dotar a los pnj de una IA adecuada, con sus rutinas y quehaceres diarios (algo habitual en los últimos juegos de la saga de Betehesda), hace que el mundo, en ocasiones, se sienta extraño. Todo ello, junto a unos paisajes un tanto estériles y desangelados, junto a unos gráficos que pasarían por genéricos, hacen que el juego descienda varios peldaños.

Puede que no sea el RPG más vistoso del mercado, pero técnicamente resulta más que sólido. En muchas horas de juego, únicamente hemos encontrado problemas de conexión un par de veces, y los glitches y bugs, tan manidos en los juegos de Bethesda, son prácticamente inexistentes esta vez. El único problema que cabe mencionar que el frame-rate puede provocar cierto judder en áreas concretas donde se den cabido muchos jugadores, como las ciudades, pero aún así, el resultado general es satisfactorio.

Video Thumbnail
The Elder Scrolls Online: Tamriel Unlimited -- Cinematic Trailer | PS4

Para concluir, podemos decir que The Elder Scroll Online: Tamriel Unlimited proporciona una increíble cantidad de horas por el precio de un lanzamiento retail cualquiera, dando lugar a un inmejorable ratio horas por euro invertido, sobre todo teniendo en cuenta que ya no tenemos la obligación de una suscripción mensual para disfrutar del título. Además, su sistema de combate rápido y accesible lo hace ideal en su incursión consolera y para unos usuarios que, seguramente, no sean ávidos en materia de MMO.

Quizá no tenga el acabado o la belleza de otros pesos pesados del género pero, sin lugar a dudas, merece la pena darle una oportunidad, ya sea a nuevos llegados al género, viejos aventureros del mundo de Elder Scrolls o jugadores con ganas de probar un RPG tan largo como interesante.

The Elder Scrolls Online: Tamriel Unlimited

The Elder Scrolls Online: Tamriel Unlimited
78

Gráficos

7/10

    Sonido

    8/10

      Jugabilidad

      8/10

        Diversión

        8/10

          Duración

          9/10

            Lo mejor

            • Realmente repleto de contenido, siempre hay algo por hacer
            • Postgame con muchas posibilidades
            • Se puede completar el juego en solitario, como si de un Elder Scrolls cualquiera se trarara

            Lo peor

            • Mapa demasiado grande, lo que acaba por repercutir en el acabado final
            • Aspecto demasiado genérico en ocasiones
            • La baza de mmo es también su mayor defecto; estar en medio de una misión importante y ver muchos jugadores a tu lado haciendo el

            Autor entrada: EduStrife