¿Qué espera EduStrife de este E3 2015?

Puedo decirlo más alto pero no más claro; ¿qué espero de este E3? NADA.

No me entendáis mal, como cualquier freak del medio, me quedo sin uñas cada año en la víspera de un nuevo E3 (Electronic Entertainment Expo) o Tokyo Game Show. Pero, aun así, este año tengo pocas esperanzas de sorpresa depositadas en la gran fiesta del ocio electrónico celebrada en Los Ángeles, y la razón es clara.

Las filtraciones. Filtraciones a gogó, por todas partes y por parte de todas (las compañías). No espero ninguna gran sorpresa que me haga levantar del asiento y empezar a tirar billetes a la pantalla. Crueles fakes como el de Shenmue 3, la confirmación que Valve no acudirá -Half Life… Ejem- y el obvio “no desarrollo” del remake de FFVII me producen una sensación rara, ni siquiera conservo esa chispa de esperanza de años posteriores; a sabiendas que no iban a asomar la cabeza, siempre me auto-convencía con un típico “y si…”.

Ya conocemos que un nuevo Dark Souls se encuentra en desarrollo, Kazunori Yamauchi promete que el próximo Gran Turismo estará en las estanterías antes de 2017, refritos de Uncharted y Gears of War, la vuelta de Ratchet and Clank, Fallout 4, Lego Worlds, Need for Speed, nuevas entregas de FIFA y PES… Y lo que me dejo, simplemente hago acopio de todo lo anunciado en los últimos días. Parece que ninguna compañía tiene los bemoles de reservar su anuncio “gordo” para una feria en la que debe compartir protagonismo con los demás. ¿Qué nos queda para esta feria?

reggie

¡Nintendo! Escucho por ahí al fondo. Lo siento, no aplaudiré por una nueva tirada de amiibos, por DLC’s o juegos para chorrimóviles. En otra época, habría puesto la mano en el fuego por la Vechia Signora de los videojuegos, ahora no doy más que un par de rupias por ella. Sí, tiene tradición de presentar sus juegos a escasos meses del lanzamiento, pero el mejor cartucho ya lo mostraron hace tiempo, Zelda.

La esperanza es lo último que se pierde y, ojalá, Dios Troll Kojima saliera a la palestra de cualquier conferencia, diciendo que ya tiene nueva casa y nuevos proyectos, que se la ha colado a Konami y tiene una versión supervitaminada del Fox Engine, Fox Hound Engine, y los derechos de Policenauts y Snatcher con él. Naughty Dog, que abandona Uncharted y se centra en una nueva IP. Bioware se libera del yugo de EA y vuelve a crear obras maestras y no DLC’s de tres colores. SEGA vuelve al hardware por la puerta grande con una máquina con 288 teraflops, todo el poder de la nube, un chip gordo y DirectX 13.

troll kojima

Autor entrada: EduStrife