Sega prescinde de 300 trabajadores en su reestructuración comercial

Los tiempos para la otrora deslumbrante Sega parece seguir bajo una borrasca. Desde el anuncio de su abandono del hardware para centrarse exclusivamente en software, la compañía ha visto devaluar su prestigio. Pocos títulos han salvado el nombre del clásico de los videojuegos, e incluso su bien más preciado y símbolo de la compañía, el erizo azul Sonic, ha visto como la calidad de sus juegos ha caído en picado hasta valores deprimentes.

sega logo

Y ahora, después de la campaña navideña, Sega ha anunciado que prencindirá de 300 de sus trabajadores a lo largo de todas sus sedes mediante el acceso a jubilaciones anticipadas. Y con ello, centrará su estrategia de mercado en el PC y los smartphones, la parcela donde sus beneficios han estado a la altura.

Para el cierre del año fiscal en marzo de 2015, Sega espera unos beneficios de 30 millones de euros, reportados buenamente por Alien: Isolation y Total War:Attila, y mermados por Sonic Boom, una entrega que ha dejado muchísimo que desear.

Por su parte, también se ha anunciado que Sega seguirá con la producción de la serie animada de Sonic para Cartoon Network y la confección de extras para Total War: Attila.

Autor entrada: Project Ego