The Crew

Desarrollador: Ivory Tower
Distribuidor: Ubisoft
Plataformas disponibles: PC / Playstation 4 / Xbox One / Xbox 360
Versión analizada: PC
Fecha de lanzamiento: 3 de diciembre de 2014
Textos/Voces: Español/Español

El último gran lanzamiento de Ubisoft para este 2014 se desmarca completamente de lo que nos tenía acostumbrados la compañía francesa. The Crew es un MMO de conducción en que podremos recorrer una recreación virtual de los Estados Unidos a bordo de algunos de los mejores coches del mundo junto a otras personas. Su mayor baza es el tamaño de su mapa y su naturaleza totalmente online aunque en un género tan competitivo como el de la conducción debe saber ofrecer algo especial para no quedarse en “otro más”. The Crew ha sido desarrollado por el estudio Ivory Tower, con miembros que anteriormente han trabajado en juegos como V-Rally, Test Drive Unlimited y Need for Speed, referentes claros de The Crew.

The-Crew-(12)

A pesar de estar pensado como un MMO, The Crew también cuenta con un modo historia que superar. El argumento, eso sí, es la típica historia de venganza que no pasará a la historia. Manejamos a Alex, un piloto que se ve envuelto en una historia de venganza que lo lleva a, sí, colaborar con la policía infiltrándose en una banda de conductores, los 510, que operan en todo Estados Unidos. Nuestro objetivo será ganarnos el respeto de la banda subiendo de nivel, para ello tendremos que ganar carreras (ganar, no vale con quedar 2º o 3º) y ganarnos la “tinta” que nos acredite como miembros de la banda. Una vez dentro, veremos distintos niveles de poder, desde V2 a V8, que será el líder al que tendremos que dar caza. La historia realmente no aporta nada que no hayamos visto anteriormente y no va a sorprender a nadie. Las misiones, además, resultan excesivamente parecidas entre sí ya que se dividen en carreras, rutas contrarreloj de punto a punto en las que tendremos que superar distintos puntos de control antes de que se agote el tiempo y persecuciones en las que tendremos que eliminar al rival. Por otra parte, las secuencias de vídeo resultan algo sosas y el pobre doblaje al español no ayuda mucho en este aspecto. Queda claro que el “modo historia”, si es que se le puede llamar así, no es el punto fuerte de The Crew.

The-Crew-(14)

El modo historia está integrando dentro del juego ya que mientras no estemos realizando una misión podemos recorrer el mapa a nuestro antojo. Ubisoft vendió The Crew como un MMO de coches, pero ¿dónde está el MMO? El mundo de The Crew es enorme, pero no es un mundo persistente para nada, por otro lado en la inmensidad del mapa no veremos a muchos jugadores, los hay y nos cruzaremos con ellos pero la interactividad entre jugadores es muy limitada, casi nula, más allá de formar equipos, recorrer el mapa y juntos y hacer las misiones en modo cooperativo (que no es más que hacer la carrera con jugadores humanos y no con la CPU). La otra opción son las partidas competitivas entre facciones a las que nos podemos unir una vez llegados a cierto punto en la historia. Estas facciones nos reportarán beneficios diarios y nos permitirán correr en eventos competitivos, aunque solo hay dos disponibles, carreras todos contra todos o por facciones. Estas carreras están divididas por clases de coche aunque no hay un control estricto sobre el rendimiento del vehículo por lo que es posible que nos veamos en carreras con coches mucho más rápidos aunque, por norma general, las carreras resultan igualadas. Realmente no vemos nada que nos haga ver el supuesto componente MMO de The Crew salvo un detalle, y no precisamente positivo: la necesidad de estar siempre conectados a internet para jugar. Da igual que vayamos a hacer misiones en solitario, no podremos jugar a The Crew si no hay conexión. De hecho, si estamos en medio de una carrera y se va la conexión la partida se cierra instantáneamente, perdiendo todo el progreso.

The-Crew-(6)

Los antecedentes de los miembros de Ivory Tower se notan especialmente en el control del juego. Quiere ser arcade pero no lo consigue del todo, de hecho cuenta con un manejo muy irregular. Los primeros instantes con el vehículo no son nada satisfactorios, el coche reacciona demasiado rápido, gira más de la cuenta y además tiene reacciones imprevisibles. Casi da la sensación de que han querido hacer una mezcla entre simulador y arcade que se ha quedado a medias. Lo más irritante, eso sí, es el motor de físicas, capaz de hacer que el coche vaya fino durante toda una carrera pero justo en la última curva, y sin saber por qué, se vuelva incontrolable y nos haga perder la carrera. En ocasiones esto puede resultar desesperante debido a la irregularidad en la respuesta del coche. En todo caso, al completar eventos obtendremos mejoras para el coche que aumentarán el rendimiento y lo harán más controlable. Estas mejoras se instalan directamente al obtenerlas (si tenemos el nivel suficientes), las podemos enviar a nuestra base para instalar después o, simplemente, dejarlas para otro coche. Con las mejoras el control es algo más manejable pero sigue dejando una sensación bastante irregular. Se puede jugar tanto con mando como con volante. El control con volante cuenta con detalles realmente buenos, como la vibración al conducir sobre tierra (más si tenemos un volante con Force Feedback), además, el manejo mejora debido a la extremada sensibilidad de los vehículos aunque quizá no lo suficiente como para recomendar el juego con volante, ya que los irregulares movimientos del coche enturbian la experiencia.

Conforme avancemos en la aventura podemos acceder también a más vehículos, aunque la lista es muy escasa, así como a más mejoras y ventajas. Los vehículos potentes son caros y conseguirlos nos costará bastantes horas debido a la genial economía del juego. Estos vehículos están divididos en cinco clases, una por cada zona del mapa aunque el realidad se pueden en tres ya que circuito y rendimiento son prácticamente idénticos, así como todoterreno y rally. Las mejoras de nivel nos reportan ventajas, que podemos canjear por mejoras y habilidades así como dinero y experiencia. Eso sí, solo podemos subir hasta el nivel 50 como máximo. La falta de cuidado en algunos aspectos se nota, por ejemplo, al ver como un Volkswagen Golf, un vehículo de tracción delante, “quema” las ruedas traseras al salir desde parado.

The-Crew-(1)

Queda claro que The Crew no va a ser recordado por su control o por su concepto como MMO. Si The Crew va a ser recordado por algo es, sin duda, por el mapa. El mapa de The Crew es una recreación a escala de los Estados Unidos, lógicamente no cuenta con todas las carreteras y calles del país, sino con una recreación de las mismas. Recreación, eso sí, muy bien implementada. Las ciudades más importantes de Estados Unidos como Nueva York, Las Vegas, Chicago o Los Ángeles tienen su recreación en el juego. No son excesivamente grandes ni cuentan con detalles como puede tener Los Santos en GTA V pero son perfectamente reconocibles e incluyen los edificios más famosos y e identificativos de cada una de ellas, veremos la Casa Blanca, la Estatua de la Libertad, el Pentágono, los mejores casinos de Las Vegas o las letras de Hollywood, estos detalles nos harán creer de verdad que estamos en EEUU. Pero no solo las ciudades están recreadas, gracias a la inmensidad del mapa hay mucha carretera de por medio en el que encontraremos pequeñas ciudades reales así como elementos típicos de la geografía norteamericana como el Gran Cañón, la mítica subida a Pikes Peak, las cataratas del Niágara o incluso algunos circuitos reales, como Laguna Seca. Por si fuera poco, por el camino encontraremos algunos pequeños desafíos que podremos superar para ganar dinero, experiencia y mejoras para el coche. Estos desafíos no suponen ninguna interrupción en nuestra ruta ya que bastará con pasar a través de las señales para activarlos. Nos podemos encontrar zonas en zig zag, saltos, eventos de precisión u otros eventos que resultan muy divertidos y hacen muy amenos los trayectos, todo un acierto. Si no tenemos gana de conducir siempre podemos usar el transporte público (avión o tren) o, si ya hemos recorrido la zona, el viaje rápido para transportarnos directamente a la nueva zona.

The-Crew-(7)

La exploración del mapa es, sin duda, lo más destacado del juego y lo más divertido. Llegar a una ciudad y ver elementos reconocibles es un placer, además tenemos algunos puntos de interés a los que podemos acceder para conseguir experiencia aunque, eso sí, están muy desaprovechados ya que solo veremos un toma muy irregular del elemento, hubiera estado bien algo más de información y una mejor visualización de los mismos. Más allá de los elementos distintivos sí que se echa e menos algo más de vida en las ciudades y carreteras. Resulta algo irreal recorrer las calles de Nueva York casi sin tráfico o encontrarnos con muchos edificios genéricos casi idénticos en las ciudades. Los peatones tampoco es que es abunden y su inteligencia artificial es muy limitada. Podemos recorrer el mapa tanto en asfalto como en tierra, ya sea por los senderos disponibles o por en medio del campo, es nuestra elección, en todo caso la exploración es el punto más destacado del juego. Además de los puntos de interés podemos buscar unas antenas para mostrar los elementos del mapa y piezas para obtener coches ocultos, uno en cada una de las cinco zonas que obtendremos gratuitamente al encontrar las 20 piezas.

The-Crew-(3)

Quizá como consecuencia de tamaño del mapa llegamos a un punto delicado del juego, el apartado técnico. El hecho de que la versión de Xbox 360 se incorporara más tarde a The Crew dice mucho del apartado gráfico del juego y es que no parece next gen en ninguno de los aspectos, a pesar de estar inicialmente anunciado solo para PC, Playstation 4 y Xbox One. Todos los modelados, tanto de edificios como de vehículos, resultan excesivamente pobres al igual que las texturas. No hay efectos destacables como hubo o incluso efectos climatológicos. Una prueba del pobre apartado gráfico es que si jugamos con la vista interior no veremos reflejos en los retrovisores. El juego funciona a 1080p en todas las plataformas next gen aunque no impide que tengamos una sensación de borrosidad en todo momento. Por si fuera poco, como ya se ha comentado, el motor de físicas y colisiones resulta muy deficiente en general, con muchos altibajos. El apartado sonoro, por su parte, resulta correcto, sin más, con un doblaje mejorable y una selección musical variada aunque apenas hace acto de presencia en el juego y pasa desapercibida. Algo parecido a los sonidos del propio juego, con sonidos de motores muy parecidos entre sí y efectos para colisiones y otros algo irreales.

The-Crew-(5)

The Crew es un buen juego aunque algo irregular. Su mejor baza, sin lugar a dudas, es el mapa, inmenso, bien elaborado y entretenido de explorar gracias a los retos que encontramos por el camino. Por otra parte, aspectos tan importantes como el apartado técnico, el motor físico o el control de los vehículos dejan mucho que desear. En ocasiones da la sensación de haber sido hecho con prisas y no estar del todo pulido, no por bugs, que hasta ahora no hemos encontrado, sino por tener demasiados elementos descuidados. Con todo, es un juego tremendamente divertido cuando se le toma “cariño” y se sabe domar y, especialmente, cuando aprendemos a perdonar sus errores, entonces tendremos ante sí un juego largo y que nos divertirá durante hora.

The Crew

The Crew
79.166666666667

Gráficos

7/10

    Sonido

    8/10

      Jugabilidad

      7/10

        Diversión

        9/10

          Online

          9/10

            Duración

            9/10

              Lo mejor

              • Sin duda, el mapa
              • Los desafíos que nos encontramos por el camino
              • Posibilidades de exploración

              Lo peor

              • Manejo irregular de los vehículos
              • Necesidad de conexión para jugar
              • Apartado técnico

              Autor entrada: BigBoss_