The Evil Within

Desarrollador: Tango Gameworks
Distribuidor: Bethesda
Plataformas disponibles: PC, Playstation 3, Playstation 4, Xbox 360, Xbox One
Versión analizada: PC
Fecha de lanzamiento: 14 de octubre de 2014
Textos/Voces: Español/Español

Hacía mucho tiempo que Shinji Mikami no estaba en primera línea de fuego con el lanzamiento de un videojuego. El genio que dio vida a los primeros Resident Evil despertaba de un largo letargo con el anuncio de The Evil Within, un nuevo título de su nuevo estudio Tango Gameworks. La expectación con The Evil Within ha sido máxima y se espera mucho de lo nuevo de Shinji Mikami. Quizá estemos ante la resurrección del género “Survival horror”.

El inicio de The Evil Within resulta un tanto desconcertante. Manejamos al detective Sebastian Castellanos, que acude con dos compañeros al hospital de la cuidad después de recibir un aviso, una vez allí comienzan a descubrir que lo ocurrido escapa de todo lo conocido por el hombre y de la lógica. Revisando las cámaras de seguridad ven un extraño ser atacando a sus compañeros… el mismo ser que aparece detrás de él y lo deja sin conocimiento. Al despertarnos estaremos en un mundo que no conocemos ni entendemos y que guarda más sorpresas de las esperadas. La sensación que tendremos que es de desconcierto, de no entender nada de lo que nos está ocurriendo y así será durante la inmensa parte del juego. De hecho, la historia tiene algunos flecos importantes que no se explican completamente en ningún momento. La idea de crear el desconcierto en el jugador teniendo el cuenta el tipo de juego ante el que estamos parece acertada, pero su desarrollo deja que desear en parte. A pesar de estas lagunas, la historia resulta interesante y consigue enganchar al jugador con un ritmo que va creciendo con cada capítulo.

The-Evil-Within-(6)

El desconcierto inicial no solo se queda en la historia, los primeros capítulos sirven de introducción al juego pero llegan a hacerse pesados, incluso la dificultad es más alta que en el resto del juego y hay partes que pueden llegar a ser frustrantes. En estos primeros compases el juego se basa especialmente en el sigilo con mecánicas e incluso movimientos y objetos claramente inspirados en The Last of Us. A esto hay que sumarle unos escenarios muy pobres que parecen dejar ver un apartado gráfico mediocre. Tampoco ayudan las bandas negras, colocadas, en teoría, para dar un efecto más cinematográfico pero que enturbian mucho la jugabilidad y reducen el espacio en la pantalla (aunque esto por suerte ya ha sido remediado en la versión de PC). Aquí, el juego intenta dar miedo usando la vieja fórmula de gore sin más, es decir, sustituye, de forma muy desacertada, el terror por gore, en muchos casos casi desagradable. El inicio del juego realmente es decepcionante, no es malo del todo, pero no es lo que se espera de un juego de este calibre si lo consideramos un AAA y menos lo que esperaba del juego.

The-Evil-Within-(14)

Entonces, ¿The Evil Within es mal juego? Hasta ahora solo hemos hablado de los primeros capítulos, pero hay más, hasta un total de 15 (que pueden rondar las 15-20 horas de juego). Por suerte, y ahora llega la parte positiva, una vez pasados los primeros capítulos el juego mejora notablemente, vemos escenarios más abiertos, en los que el motor gráfico luce infinitamente mejor e incluso más variedad de enemigos y de situaciones. Además se abandonan, en parte, las fases de sigilo extremo y se sustituyen por fases con acción más directa, siempre teniendo en cuenta la munición, que no abunda, pero que hace que el concepto que nos hemos hecho sobre The Evil Within con los primeros capítulos cambie completamente, y para bien.

Superado el “susto” inicial (y no precisamente porque el juego de miedo) nos encontramos con un Survival Horror muy clásico aunque adaptado a los tiempos modernos. No es un juego que de miedo, aunque lógicamente es algo relativo, el “horror” se basa en los escenarios y enemigos, no dan miedo, pero resultan desagradables. Además, aunque la munición no es excesivamente escasa sí que habrá ocasiones en la que nos falte o nos veamos muy apurados de munición de algún arma en concreto. Por si fuera poco, la vida no se regenera, solo si estamos a punto de morir y solo hasta cierto punto. Podremos recuperar vida mediante unas inyecciones que encontraremos por el mapa o los escasos botiquines, que además aumentarán la vida máxima dejándonos, eso sí, unos segundos confuncidos como efecto secundario. ¿Agobio? Sí, ¿miedo? No. No hay atisbos de terror psicológico, sonidos extraños u otros elementos que nos tengan en tensión más allá de lo que vemos, la presencia de algunos enemigos puede llegar a agobiar por la dificultad o la falta de munición pero tranquilos, jugar a The Evil Within no evitará que durmamos por la noche, salvo alguien que sea especialmente sensible al gore, ya que hay situaciones muy explícitas (no hace falta decir que el juego está recomendado solo para mayores de 18 años).

The-Evil-Within-(8)

Hemos comentado que el inicio tiene mucho de The Lasf of Us, más adelante, con el paso más a la acción el juego da un vuelco, pero no deja de tener un referente claro, que ahora parece ser Resident Evil 4, el último gran juego de Shinji Mikami y el que marcó un antes y un después (personalmente para peor) en la saga. La jugabilidad resulta muy parecida, ya sin las limitaciones propias de los Resident Evil clásicos ya que, por ejemplo, podemos apuntar y disparar a la vez. Los movimiento de Sebastian son algo lentos y toscos y en más de una ocasión nos dejarán vendidos aunque, por otra parte, resultan ideales para aumentar la sensación de agobio. Eso sí, de españoles con acento mexicano como enenigmos nada, aquí nos enfrentaremos a monstruos, con aspecto humanoide en su mayoría. El diseño de éstos no destaca en absoluto, de hecho algunos jefes parecen ser una mezcla de diseños no muy acertados aunque tampoco desentonan con la ambientación general. Simplemente son correctos, al igual que el resto de modelados. La inteligencia artificial de los enemigos es bastante limitada, la mayoría se limitarán a repetir unos patrones de movimientos y ataques predefinidos, esto no quiere decir que el juego sea fácil, ni mucho menos, ya que la dificultad parece muy ajustada, incluso para los jugadores menos hábiles es recomendable jugar a The Evil Within en la dificultad inexperto (fácil).

The-Evil-Within-(4)

El desarrollo del juego es algo desconcertante, aunque de forma intencionada. Cada nivel tiene una localización y una ambientación distinta e incluso dentro del mismo nivel veremos cambios muy significativos y sin aparente explicación. El nexo de unión de todos ellos es el hospital, que será una parte muy importante del juego, tanto en su desarrollo en sí como en la historia. Aquí podremos guardar la partida, hablar con la enfermera Tatiana, usar las llaves escondidas por el juego o gastar el líquido verde, algo así como la moneda del juego. Este líquido lo obtendremos de algunos enemigos o en botes repartidos por el mapa y nos servirá para obtener diversas mejoras del personaje como aumentar la salud, el tiempo que podemos correr o las armas. Hay muchas opciones de mejora y podremos elegir la que más se ajuste con nuestro estilo de juego. Los puzles del juego, por su parte, no presentan demasiada dificultad para el jugador, siendo el mayor problema en este caso la presencia de enemigos en la zona, lo que aumenta el agobio para completarlos. En general, el juego se basa en el típico ensayo-error para completarlo, hay partes y enemigos que se pueden hacer pesados, al igual que algunas zonas con determinadas trampas ya que prácticamente será imposible evitar morir algunas veces antes de completarlas y puede hacerse algo pesado en ocasiones. En cualquier caso, el resultado general es más que aceptable y resulta muy divertido, siempre teniendo en cuenta que es más un juego de acción que un juego de terror.

The-Evil-Within-(15)

Al igual que el resto de apartados, el aspecto técnico mejora considerablemente después de los primeros capítulos. Nos encontramos con unos escenarios más abiertos y con un diseño, en ocasiones, espectacular. El tono grotesto es una constante en todos y cada uno de ellos pero la combinación con los efectos de luz y humo en algunos de ellos hacen que lucen muy pero que muy bien. Se nota su naturaleza intergeneracional especialmente en algunas texturas y animaciones pero no impiden que el apartado se quede en, al menos, notable. El apartado sonoro también ralla a buen nivel, con un buen doblaje al castellano, la música por su parte resulta simplemente efectiva.

The Evil Within no es lo que nos habían prometido, no se puede considerar del todo un Survival Horror ya que es complicado que estemos totalmente sin munición, además no da miedo y, en ocasiones, se limita a abusar del gore para intentar dar la sensación de terror. Si nos olvidamos de algunas promesas pasadas y de las primeras fases de juego nos encontraremos con un juego muy divertido, con una historia que incita a seguir jugando para buscar explicaciones (otra cosa es que lleguemos a encontrarlas o no) y con un diseño excelente en algunos niveles. Totalmente recomendable aunque hay que tener paciencia y saber a lo que se juega.

The-Evil-Within-(7)

The Evil Within

The Evil Within
7.8

Gráficos

6/10

Sonido

9/10

Jugabilidad

8/10

Diversión

9/10

Duración

8/10

Lo mejor

  • Variedad de escenarios
  • Ambientación en la fase intermedia del juego
  • Puede ser la resurrección del género

Lo peor

  • Apartado técnico
  • Abusa del gore para intentar dar miedo
  • Inicio muy decepcionante

Autor entrada: BigBoss_