Driveclub

Desarrollador: Evolution Studios
Distribuidor: Sony
Plataformas disponibles: Playstation 4
Versión analizada: Playstation 4
Fecha de lanzamiento: 8 de octubre de 2014 
Textos/Voces: Español/Español

Ha pasado ya mucho tiempo desde que Driveclub se anunció como juego de PS4. Al principió, este anuncio decía que sería un título de lanzamiento de la nueva consola de sobremesa de Sony, pero pasaban las semanas y Driveclub sufrió retrasos hasta llevarlo a un retraso de un año con respecto al estreno de la consola. Mucha controversia ha generado el título de conducción exclusivo de PS4, no sólo por su retraso si no también por otros factores que iremos desgranando en este artículo. Teniendo bajo el brazo la baza de Gran Turismo para la simulación y third parties nutriéndola de conducción arcade, Sony buscaba un producto que estuviera a mitad de ambas. Es decir, buscaba tener su propio Forza Horizon.

Driveclub-(5)

Para comenzar me gustaría enfocar este análisis de una manera diferente. Debo reconocer que mi género predilecto no son los juegos de conducción, pero siempre, con cada generación me gusta saborear el gusto de la velocidad. Así que os voy a dar el punto de vista de un jugador que no es fanático de estos juegos ni del mundo del motor. Dejaremos fuera muchas expresiones técnicas derivadas de ese mundo y nos centraremos en el juego. En el intríngulis, en lo que podemos esperar todos aquellos para los que el mundo del motor pasa desapercibido o no despierta un interés elevado. Comenzamos.

Evolution Studios desarrolla Driveclub, y anteriormente había hecho un buen trabajo con juegos como World Rally Championship en PS2 y la saga Motorstorm en PS3. Con Driveclub dejan de lado el barro y se centran en el asfalto, añadiendo el online a un juego que aporta retos y diversión. Desde Evolution Studios se buscaba con este juego encontrar un punto intermedio entre la simulación de WRC y el arcade de Motorstorm. Para ello contaron con Ged Talbot, diseñador jefe de Bizarre que estuvo en las grandes obras del motor del estudio, desde el primer Metrópolis Street Racing hasta cuatro entregas de Project Gotham Racing. Y su mano se nota.

Driveclub-(2)

Desde el inicio, Driveclub fomenta el ansia por mejorar tu tiempo y elevar tu puntuación de carrera. Conseguir más victorias, mas pódiums y seguir avanzando en todos los torneos. Con esto vemos que estamos ante un juego con una curva de dificultad muy ajustada y bien elavorada. Empezaremos jugando con coches relativamente poco potentes que hacen de ellos un manejo mas fácil y que penaliza menos los errores de los principiantes o de los que no somos muy duchos en este género. Desde Evolution han conseguido con esto crear una sensación de mejora en la conducción de cada jugador. Una mejora que es real, ya que según se avanza en los torneos del juego y los coches que usamos en las carreras son cada vez mas potentes, vemos como los circuitos nos pedirán una mayor concentración para el manejo del coche, una mayor precisión en curvas, un gran cálculo de nuestras frenadas y una exactitud en la aceleración. Iremos notando como debemos ir memorizando las curvas del circuito para que, a cada paso, nuestro tiempo de vuelta vaya bajando hasta alcanzar el objetivo.

Hasta el momento no es muy diferente de otros juegos de conducción que hay en el mercado. Pero Driveclub siempre te premia por tus carreras. Aunque seas el último. Iremos acumulando puntos para ir desbloqueando coches, circuitos y campeonatos. Tanto juguemos online como en campeonatos offline conseguiremos estos puntos, con lo que nunca nos quedaremos estancados por no poder desbloquear el siguiente campeonato debido a no conseguir ese ansiado primer puesto que nos abra la puerta para avanzar en el juego. Los puntos se consiguen, además de conseguir pódiums, por buenas trazadas, largos rebufos, derrapes, adelantamientos, etc… Estos puntos, en Driveclub, son puntos de fama.

Driveclub-(6)

Para empezar, contamos con un modo Tour típico de los juegos de coches, donde la dificultad irá ascendiendo. En cada circuito habrá varios objetivos. Uno común a todos es quedar en el pódium, pero los otros varían entre hacer una vuelta en un tiempo concreto, dar una vuelta limpia, una vuelta rápida, superar una cifra de kilómetros por hora, ganar un reto específico… Es decir, puedes quedar el último de la carrera pero acumular muchísimos puntos por el resto de objetivos y seguir avanzando. Quedar el primero es importante, pero no esencial. Durante las carreras tendremos variados retos de zonas, como pasar una serie de curvas sin daños, conseguir un numero determinado de puntos en una curva, alcanzar una velocidad punta en un tramo, y si estamos conectados online podremos intentar batir la puntuación de nuestro amigos. Un toque de distinción que le da al juego algo de interés para todos aquellos que no somos unos puristas del motor. Hemos hablado de conseguir puntos por diferentes maniobras dentro de la carrera, pero ojo, también los perderemos si hacemos cosas como salirnos del trazado (tendremos una cuenta atrás de 3 segundos para volver al asfalto) o chocar contra otros coches. Todo este tema de puntos hace del online algo atractivo, ya que puedes ir recogiendo puntos en cada carrera para desbloquear nuevos coches y no solo en conseguir esa medalla de oro que te acredita como ganador. Hay otros objetivos, y como hemos dicho antes, quedar el primero no lo es todo.

Driveclub-(11)

A este modo Tour hay que añadir el modo online, en el que podremos competir con nuestro amigos o lanzar retos. Decir, que el online está teniendo multitud de quejas por parte de los usuarios. Quejas relacionadas con un mal matchamaking, caídas de carreras, servidores poco estables, etc… En todos y cada uno de estos aspectos Sony y Evolution están trabajando para solucionarlos y han decidido regalar el DLC con coches y circuitos nuevos a todos los usuarios para compensar todas estas malas experiencias de juego. Para los que hubieran pagado este DLC han prometido más contenido aparte. Y por último, el modo desafío, que consiste en lanzar piques a otros jugadores para que batan nuestras puntuaciones, ya sea en modo offline como online. Quizás el modo más divertido para los que vean en Driveclub un juego de tintes arcades o que simplemente no busquen una carrera al uso, si no otros retos como trazadas perfectas, vueltas limpias, altas velocidades de tramo, puntuaciones elevadas en curvas mediante derrapes, etc…

Driveclub-(10)

El número de coches y circuitos no es muy elevado. Cosa que no ha gustado nada a la comunidad y Driveclub ha sido muy criticado por ello. Aunque se han prometido nuevos packs de pago y gratuitos para mejorar la experiencia del usuario y satisfacer esas criticas. Driveclub cuenta con un total de 50 modelos diferentes de coches, y estarán divididos en 5 categorías: Compacto, Deportivo, Rendimiento, Superdeportivo e Hiperdeportivo. Todo el diseño de los coches ha sido recreado individualmente y están llenos de detalles. Incluida una pantalla en el salpicadero que mostrará imágenes de la carrera en tiempo real, haciendo las veces de retrovisor. Algo muy llamativo y que hará que nos marquemos un recto en más de una curva por estar atentos a la pantallita. Para ello, se han incluido 6 puntos de vista: exterior, exterior cercano, a ras de suelo, capó, interior cercano e interior, siendo la más espectacular esta última por la gran cantidad de detalles y su asombrosa inmersión jugable. Y dentro del numero de circuitos, Evolution nos brinda cinco localizaciones: Chile, Noruega, Canadá, India y Escocia, que con las variaciones de cada uno de alcanzan un total de 58 circuitos (contando los tres del parche 1.07). Todos los circuitos están dotados de un efecto de paso del tiempo muy conseguido. Podremos ver como anochece sobre un circuito mientras damos nuestras vueltas. O como vuelta tras vuelta el sol del horizonte nos nubla la visión porque está cayendo y dejando paso a la noche. Muy espectacular. En este punto echamos en falta los prometidos cambios climáticos.

Driveclub-(8)

El manejo de los coches, como bien hemos dicho anteriormente, está a medio camino entre una conducción basada en la simulación y otra totalmente arcade. Deberemos tener cuidado con acelerar a fondo, ya que si estamos en una gama de coches potentes perderemos el control, aunque nunca tendremos la experiencia de Gran Turismo o Forza de un coche haciendo trompos sin control. El aspecto de la frenada tiene bastantes similitudes. Hay circuitos en los que para tomar las curvas nos bastará con dejar de acelerar, ya que el coche se agarra bien al asfalto. Solo en curvas muy pronunciadas se hará indispensable el freno, ya sea de disco o de mano. No esperéis efectos de simulación como tocar el freno y perder totalmente el control del coche, o que tras hacer un trompo el coche vuelque. Eso se ha quedado para otros tipos de juegos. Como siempre, el Dualshock de PS4 se presta bien al manejo de la conducción, pero bien es sabido que siempre mediante un volante la experiencia de juego es mayor y más precisa. Eso sí, la configuración de gatillos para frenar/acelerar junto con la seta izquierda para la dirección cumplen muy bien sus funciones. Dejamos otros botones para el cambio de perspectiva, el freno de mano o si lo preferimos, el cambio manual de marchas. Driveclub es un juego que a la gente que no tienen los juegos de conducción como su género predilecto gustará, porque no nos exige conocimientos más allá de mantener el coche en la carretera acelerando o frenado a tope, sin términos medios, y sin que tocar un poco el freno o acelerador en un sitio poco adecuado nos haga estrellarnos frente a la vayas, cosa que para muchos es muy frustrante.

Driveclub-(7)

Ya centrándonos en el apartado técnico, decir que el juego funciona a unos muy vistosos 1080p y unos ajustados 30fps. Este último dato podría hacer pensar que la sensación de velocidad queda mermada, pero desde ya os decimos que para nada. La sensación de velocidad está altamente conseguida. Los circuitos están llenos de elementos que reaccionarán de diversa manera a nuestro paso, dando un toque muy muy realista. Volvemos a avisar, manteneros con los ojos en el asfalto o vuestro coche irá a parar contra las vayas, el bosque o vete tú a saber donde terminamos.

Sony anunció una versión de Driveclub para suscriptores de Playstation Plus totalmente gratuita con la localización de la India y sus 11 trazados, además de 10 coches y acceso a todos los modos de juego. Si una vez probado decidimos comprar la versión completa de Driveclub en formato digital lo podremos hacer por un precio de 39,99€. Esta versión fue retrasada y de momento no hay ni rastro de la fecha de lanzamiento, solo sabemos que se está trabajando para que su disponibilidad sea lo mas temprana posible.

Driveclub-(4)

Además de esta falta, se echa de menos un modo repetición, un modo foto (no disponible a la hora de realizar el análisis, ha sido añadido en el parche 1.07), los tan prometidos cambios climáticos, más modos de juego, desafíos, más circuitos y más coches (¿dónde están los modelos japoneses?).

Con la sensación de que es un juego que está incompleto, podemos decir que Driveclub es diversión. Un juego de coches accesibles para todos aquellos que nos somos eruditos del mundo del motor y que disfrutamos dando gas de vez en cuando. Como hemos repetido durante el análisis, es algo motivante que no siempre solo sirva quedar el primero.

Driveclub-(9)

Driveclub

Driveclub
8.2

Gráficos

9/10

Sonido

8/10

Jugabilidad

8/10

Diversión

8/10

Online

8/10

Duración

8/10

Lo mejor

  • No solo vale quedar el primero
  • Curva de aprendizaje
  • La vista interior, espectacular
  • La profundidad de visión en cada circuito
  • Marcarte un recto en una curva porque el sol te ha deslumbrado
  • Los desafíos de zona dentro de cada carrera

Lo peor

  • Las promesas no cumplidas
  • Pocos circuitos, coches y ni rastro de japoneses
  • Modos de juegos limitados
  • Poca personalización exterior de los coches

Autor entrada: Project Ego