Call of Duty: Advanced Warfare

Desarrollador: Sledgehammer Games 
Distribuidor: Activision
Plataformas disponibles: PC, PS3, PS4, X360, Xbox One
Versión analizada: PC
Fecha de lanzamiento: 4 de noviembre de 2014 
Textos/Voces: Español/Español

Sledgehammer Games son los encargados de la entrega de este año de Call of Duty y lo hacen con la responsabilidad de traer la entrega con más novedades de los últimos años y la primera centrada especialmente en la “next gen”, a pesar de seguir siendo intergeneracional. La tendencia de los últimos shooters sigue la línea marcada por Titanfall, a pesar de que en Sledgehammer Games aseguran haber estado trabajando durante tres años en este juego con las ideas claras desde el principio. En todo caso, estamos ante el Call of Duty más ambicioso de los últimos años y el que, por fin, quiere aportar aire fresco a una franquicia que ya notaba claro síntomas de agotamiento.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(11)

La saga Call of Duty nació en 2003 como una alternativa más realista a Medal of Honor con una excelente simulación de la Segunda Guerra Mundial. Las siguientes entregas siguieron este camino hasta el año 2007, en el que Call of Duty: Modern Warfare marcó un antes y un después en la saga y casi me atrevería a decir que en los shooters en primera persona. A partir de aquí la saga cambió completamente hacia un nuevo estilo, basado en guerras modernas y centrado en el multijugador. Con el paso de las entregas esta fórmula se fue repitiendo (salvo quizá en World at War, que volvió a las guerras clásicas e incorporó el modo zombies, todo un éxito) hasta caer en una mecánica repetitiva que empezaba a mostrar claros síntomas de agotamiento, tanto por parte de los desarrolladores como por parte de los jugadores. Conscientes de ello, esta entrega pasó a manos de Sledgehammer Games, que debían ser los encargados de devolver a primer plano a la saga, sitio que nunca había abandonado, pero que estaba siendo amenazado seriamente por la falta de novedades.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(5)

No hay duda de que el modo campaña es casi una anécdota en las últimas entregas de la saga e incluso en casi cualquier shooter de hoy en día. Personalmente me parece un error huir de las raíces de los videojuegos pero inevitablemente es la tendencia actual. Call Of Duty: Advanced Warfare incorpora un modo campaña e intenta disimular lo mejor posible que es un simple añadido para el multijugador. De primeras, nos encontramos con una historia típica y cargada de tópicos pero que, al menos, intenta parecer interesante y con giros en el argumento. Se ha contado con la imagen de Kevin Spacey, que da vida a Jonathan Irons, presidente y fundador de Atlas Corporation, una organización militar privada y sobre el que cae gran parte del peso de argumento. La campaña usa recursos ya conocidos de otras entregas además de varios tópicos de las típicas películas de acción norteamericanas. Hay situaciones espectaculares pero más allá de algunas zonas concretas, pocas, la verdad y del intento de historia interesante, el modo campaña no difiere mucho de lo visto en las últimas entregas de la saga. La mayor novedad sin duda son los nuevos movimiento que, eso sí, parecen algo forzados en determinadas partes. Como siempre, nos encontramos con niveles pasilleros en los que arrasar con todos los enemigos. Solemos ir siempre acompañados pero como suele habitual nos toca a nosotros hacer casi todo el trabajo ya que la IA, tanto aliada como enemiga, resulta bastante deficiente. Especialmente irritantes resultan nuestros aliados, incapaces, en ocasiones, de eliminar enemigos al descubierto a pocos metros incluso estando en superioridad numérica. Como en todo Call of Duty la campaña tiene momentos espectaculares y épicos pero da la sensación de que es más de lo mismo, sin más. Ni la incorporación de los trajes exo (más adelante hablaremos con más detalle de esto) consiguen evitar esta sensación. Los diálogos, eso sí, cuentan con doblaje al castellano tal y como nos tiene bien acostumbrados Activision aunque éste cuenta con altibajos, destacando especialmente el pobre doblaje de Ilona, uno de los personajes principales del juego, cuya actuación no está a la altura. De todos modos la campaña, repartida en 15 niveles no nos durará más de unas 6 horas y, seamos sinceras, últimamente nadie se compra un Call of Duty por su campaña. El modo estrella, indudablemente, es el multijugador.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(14)

Desde Call of Duty: Modern Warfare la saga se ha convertido en el referente de los shooters multijugador online, sea o no merecidamente (que eso ya es cosa de cada jugador) aunque, como hemos comentado, en los últimos años los síntomas de agotamiento era más que evidentes. Sledgehammer Games tenía una tarea difícil, la de refrescar una saga de éxito estancada y recurrió a lo que más de moda está últimamente en los shooters, el uso del cielo y los niveles más verticales. El recurso lleva tiempo en uso pero es la primera vez que lo vemos en un Call of Duty. Con los primeros vídeos parecía poco más que una copia del sistema usado por Titanfall pero, por suerte, las similitudes son mucho menores de las que parecían inicialmente. No hay parkour, no nos podemos quedar en las paredes parados ni tampoco correr por ellas, solo saltar, volver a saltar en el aire y esquivar, nada más. El recurso de los niveles verticales se adquiere de una forma sencilla, muy usada en otros juegos pero no tanto en Call of Duty, el doble salto. Este doble salto no es tan simple como parece ya que está basado en el exo, un exoesqueleto que nos da algunas habilidades especiales que incluyen desplazamientos rápidos y saltos más grandes, además de habilidades que podremos desbloquear y usar para personalizar la clase y a nuestro personaje. Gracias al exo las partidas adquieren una nueva dimensión en Call of Duty, mucho más ágiles y cargadas de acción, ahora desde todos los ángulos, también desde arriba. Los combates parecen totalmente renovados y, además, hay un gran equilibrio en el uso del doble salto, sí, podemos tener ventaja al estar en el aire pero también estamos más al descubierto. El equilibrio conseguido da lugar a unos combates emocionantes e intensos, nada que ver con el correcalles en el que se convirtió Call of Duty: Ghosts, lógicamente no existe la parte táctica presente en juegos como Counter-Strike pero tampoco se reduce a correr por todo el mapa como pollos sin cabeza. Es más de lo mismo sí, pero mucho mejor y renovado.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(17)

El diseño de los 13 mapas obviamente no ha pasado por alto estas nuevas habilidades en su diseño y están diseñados con el exo en mente. Hay varias alturas y no muchos lugares para esconderse, los amantes de los francotiradores y el “camperismo” lo pasarán mal en este juego. Gracias a este diseño las batallas son más directas y emocionantes. Poseen una arquitectura muy elaborada y un gran diseño. Desde luego están en la cumbre en cuanto a diseño de niveles en la saga se refiere. Cuentan, eso sí, con una pega importante. El tamaño de los mapas es el “estándar” si nos los pasamos andando o corriendo no tardaremos mucho más o menos de lo que se suele ser habitual en otros juegos de la saga pero aquí tenemos el traje exo, y realmente se suelen quedar pequeños, en pocos saltos podemos recorrerlos enteros.

A pesar de las novedades y de las similitudes con el sistema de salto con Titanfall o incluso Destiny, jugablemente podemos asegurar que estamos ante un Call of Duty y eso es bueno. Las sensaciones son idénticas a las de cualquiera de las últimas entregas de la saga pero con un toque fresco, en ningún momento tendremos la sensación de estar probando una nueva IP. La personalización también ha sido seña de identidad en la saga y, aunque ya hemos comentado algo por encima, merece la pena dedicar algo más a este apartado. Al igual que en Black Ops II, tendremos espacios limitados, en este caso 13, y tendremos que repartirlos en función de nuestras necesidades. Estos espacios incluyen armas, accesorios, mejoras, rachas de bajas (que, por cierto, de forma muy acertada han perdido importancia en las batallas) o habilidades del exo (volar más tiempo, invisibilidad momentánea… etc), es decir, todas las opciones de personalización de la clase consumen espacio. El sistema resulta muy acertado para evitar jugadores con ventaja y también para aumentar el componente estratégico del juego. Las opciones de personalización también llegar hasta el aspecto del personaje y los clásicos emblemas. Estos elementos se consiguen a través de suministros obtenidos en las batallas completando determinados desafíos o al subir de nivel y pueden contener elementos estéticos o armas especiales, modificaciones especiales de las armas de serie con atributos modificados, podremos decidir si usar estos elementos o cambiarlos por puntos de experiencia para subir de nivel.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(7)

El modo multijugador cuenta con los mencionados 13 mapas que se pueden jugar a lo largo de los 12 de modos juego. Estos modos no presentan novedades destacables, están los modos clásicos como duelo de equipos, dominación, baja confirmada o buscar y destruir. Como mayor novedades se ha incluido un modo de juego llamado Enlace que resulta ser una especie de fútbol americano. Los equipos deben llevar una esfera hasta la canasta del equipo rival y evitar que el otro equipo lo consiga a la vez, el jugador que lleve la esfera tendrá más resistencia pero, por el contrario, no podrá disparar. Además de los modos competitivos clásicos, contamos con un modo cooperativo, exo supervivencia, en el que los jugadores deben superar las distintas oleadas de enemigos. Por el camino, podremos mejorar nuestro exo así como las armas que llevemos. Incluso es posible que se asomen unos conocidos de la saga, los zombies, aunque no de forma completa. Además, el juego cuenta con soporte para clanes, eSports, partidas y privadas e incluso su propia aplicación para smartphones en la que ves nuestras estadísticas, editar el emblema o incluso chatear con los miembros de nuestro clan si lo tenemos. Desde luego estamos ante el modo multijugador más completo de la saga, y eso es mucho decir. No llega a los niveles de innovación y sorpresa de Modern Warfare pero sí que se muestra infinitamente superior a lo ofrecido en las últimas entregas.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(10)

Sledgehammer Games aseguró que esta entrega sería la primera con la mente puesta en la “next gen”, de hecho, las versiones de Xbox 360 y Playstation 3 las desarrolla otro estudio. Por desgracia, esto parece no ser así del todo ya que el apartado técnico sigue siendo claramente intergeneracional. El cambio de motor (hasta ahora se usaba una evolución, muy evolucionada eso sí, del motor del mítico Quake 3) se nota en ocasiones pero no se puede considerar un juego de nueva generación gráficamente hablando. Sledgehammer Games han apostado por la fluidez y, eso sí, han conseguido que el juego corra sin despeinarse a 60 fps en PC de gama media/alta así como en consolas de nueva generación (1080p en Playstation 4 y 900p en Xbox One). Los niveles resultan algo sobrios, sin ningunos alardes que nos abran la boca de la impresión y además la interactividad con ellos es prácticamente nula. Las texturas parecen de la pasada generación y, en general, todo en el juego tiene un aspecto demasiado plástico, casi irreal. Bien es cierto que hay escenas espectaculares y que los 60 fps le sientan muy bien pero la sensación de necesitar un lavado de cara gráfico sigue estando presente incluso con el nuevo motor. Incluso el apartado sonoro pasará sin pena ni gloria.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(9)

Call Of Duty: Advanced Warfare supone un paso adelante muy importante en la saga. No se puede decir que sea una apuesta arriesgada debido a la “moda” que está aflorando en los shooters en los últimos tiempo pero sí que me atrevería a decir que es el juego que mejor ha implementado los niveles más verticales de los que lo han intentado. La campaña no pasará a la historia por resultar más de lo mismo pero el multijugador sí que puede ofrecer horas y horas de diversión como solo Call of Duty sabe (o sabía, hasta las últimas entregas). Las batallas resultan intensas y apasionantes y el uso de exo aporta el toque de frescura que la saga necesitaba sin perder su seña de identidad. Siempre que le perdonemos las deficiencias de la campaña (doblaje incluido) y un aspecto gráfico muy mejorable, estamos ante el mejor Call of Duty de los últimos años.

Call-Of-Duty-Advanced-Warfare-(4)

Call of Duty: Advanced Warfare

Call of Duty: Advanced Warfare
8.5

Gráficos

8/10

    Sonido

    9/10

      Jugabilidad

      9/10

        Diversión

        9/10

          Online

          9/10

            Duración

            9/10

              Lo mejor

              • Jugabilidad renovada
              • Batallas equilibradas
              • Las opciones de personalización

              Lo peor

              • Los gráficos no están a la altura
              • Campaña llena de tópicos

              Autor entrada: BigBoss_