Destiny

Desarrollador: Bungie
Distribuidor: Activision
Plataformas disponibles: Playstation 3, Playstation 4, Xbox One, Xbox 360
Versión analizada: Xbox One
Fecha de lanzamiento: 9 de Septiembre de 2014
Textos/Voces: Español/Español

Mucho se ha hablado de Destiny desde que Bungie lo anunció como el nombre del primer proyecto fuera del paraguas de Microsoft y lejos del Jefe Maestro. Muchas eran las dudas que se cernían sobre Destiny y la capacidad de Bungie de saber hacer un juego más allá de Halo. En nuestras primeras impresiones quedamos bastante sorprendidos de manera grata con este shooter en primera persona con toques de muchos otros géneros. Ahora que hemos podido echarle el guante a la versión final os contamos todo lo que para nosotros es Destiny.

A principios de 2013 Bungie nos anunció Destiny con pocas ideas sobre de qué trataba el nuevo juego, y ya pasados los meses se empezó a atisbar que era. ¿Un MMO? ¿Un juego de Rol? ¿Un shooter tradicional?? Era muchas cosas y tras la alpha y la beta sus reservas se dispararon. Nosotros mismos quedamos encantados con su beta, pero tenemos que decir que Destiny se ha convertido en un pequeño desencanto cuando hemos tenido el juego completo.

Destiny-(3)

Lo primero que haremos en Destiny es definir los rasgos de nuestro personaje. Es decir, decidiremos si es femenino o masculino, si seremos un titán, cazador o hechicero, y luego ya todos los rasgos físicos pertenecientes a él. Tipo de pelo, color, marcas faciales, etc… Si bien es cierto que no hay muchas opciones de personalización, apartado que se queda un poco corto,más si tenemos en cuenta los potentes motores de caracterización de personajes existentes hoy en día.

Destiny arranca en un desolado planeta Tierra donde solo unos pocos, los guardianes de la galaxia, combaten la oscuridad que quiere acabar con la tierra. El Viajero fue quien trajo la vida a la Tierra, y también la oscuridad en su afán de destruir cualquier forma de vida. Los guardianes son ahora los encargados de mantener viva la chispa de la vida y la esperanza en el planeta Tierra. Como vemos, es un planteamiento bastante simple. Tú contra los alienígenas. Y aquí abordamos de ellos una de las sombras que tiene el juego. Destiny no será recordado por su historia absorbente. Más bien es casi anecdótica. En ningún momento llegamos a sentir “feeling” con nuestro personaje (que hemos creado nosotros a nuestro gusto) y en ningún momento la historia nos empujará a seguir queriendo saber más o descubrir el futuro de los guardines y del planeta Tierra. En ese sentido, Destiny es un juego frío, carente de toda empatía. Además, el hecho de ir saltando de misiones en misiones no facilita para nada el que la historia nos envuelva.

Destiny-(5)

Destiny es un juego de acción. Acción pura y dura, directa y constante y en primera persona. Que tiene unos momentos de tiroteos de gran lucidez, un gran control y un excelente diseño de armas y escenarios. Pero a la vez que tiene luces también tiene sombras. Creemos que la IA del juego no es muy excelsa, llegando a sucederse patrones poco racionales e ilógicos, y queda bastante lejos del nivel conseguido en la saga Halo (si, Halo es el gran espejo de Bungie/Destiny, y será repetitivo durante todo el análisis). Todo el desarrollo de Destiny gira en torno a las misiones que hemos de ir superando, ya será en modo solitario o cooperativo. El cooperativo queda un poco restringido a tu comunidad de amigos. Aunque veamos a muchos jugadores pululando por el escenario donde estamos centrando nuestra acción, no son más que un elemento más del entorno que no influye en casi nada. Con lo que el carácter multijugador MMO queda un poco en entredicho. Las misiones se centran siempre en lo mismo: Acabar con una patrulla de enemigos, superar ciertas oleadas enemigas o acabar con un enemigo en concreto. Ya está. Una proposición bastante repetitiva y carente de variedad. Las 19 misiones que componen el modo historia harán que nuestro personaje evolucione y mejore sus poderes y armas, siendo un reto conseguir nuevo poderes que nos ayuden y faciliten los encuentros hostiles. También podremos optar por el modo Patrulla, en que se nos plantearán algunas “quest” mientras exploramos de forma libre los planetas, que en Destiny son cuatro los planetas principales. Dichos planetas tienen una extensión muy grande y las pequeñas misiones en existen en ellos son numerosas, pero pecan también de repetitividad.

Destiny-(6)

Entre misión y misión, o incluso de viaje de planeta en planeta, podemos pasar por La Torre a modo de Lobby de reunión de jugadores. En este momento la cámara se postra en modo tercera persona y podremos recorrer el escenario en busca de nuevas misiones, contratos (cumplir diversos objetivos variados para obtener recompensas), mejoras de armas (el número de armas en el juego no es muy extenso, pero lo suficiente como para diferenciar bien una de otra), mercadear o incluso marcarse un baile con otros personajes que se encuentren por allí. Otro factor importante en La Torre es el acceso a El Crisol, lugar que alberga todos los modos competitivos de hasta 12 jugadores donde encontraremos modalidades como control (captura de zonas), enfrentamiento a muerte por equipos, disputa (todos contra todos para 6 jugadores), escaramuza (3 vs. 3 con posibilidad de resucitar, gana quien mas punto sume) y Disputa (dominar zonas). Pero el apartado online no queda ahí, desde Bungie se asegura que irán apareciendo diferentes Raids (o mazmorras) con misiones para 6 jugadores que se tardarán horas en completar con nuestros amigos.

Destiny-(4)

Centrándonos ahora en el aspecto técnico es innegable que el juego es sublime. No toca el techo de ninguna de las consolas actuales (quizá se le note un poco el tema de ser un juego interegeneracional) pero si llega a los 1080p, quedándose en unos 30fps se manera estable en cualquier momento del juego. Cosa que es de agradecer dado que hay momentos en los que la pantalla de sobrecarga de personajes y elementos. Su nivel de detalle es elevadísimo, siendo un deleite visual para todo aquel amante de la ciencia ficción. Todos los planetas están cuidado al detalles, siendo diferentes unos de otros. Los escenarios abiertos llegan a ser cautivadores y el hecho de explorar a veces se hace divertido solo por el hecho de disfrutar de las vistas. La banda sonora tiene unas partituras profundas, majestuosas y preciosas, cosa que ayudan a un combate más épico y soberbio. Un trabajo sobresaliente por parte de Bungie en el aspecto técnico.

Destiny-(2)

El control, conociendo la experiencia tenido con Halo, es perfecto. Los gatillos hacen la función de centrar la mirilla y el disparo, y el resto de botones los normales en cualquier juego de disparos en primera persona.

A modo de conclusión, Destiny es un buen juego. Pero quien quiera decir que Destiny no es un juego de acción pura, de tiros, de disparar, está mintiendo. Porque Destiny es eso, disparar, tiroteos y acción a raudales. Tiene elementos de MMO pero no llega a serlo, le queda muy lejos. Tiene elementos de rol, pero son muy escasos como para poder decir que es un juego de rol. Es un juego cooperativo, pero no tanto como para destacarlo. En todos los aspectos que enmarquemos a Destiny fuera de los tiros queda corto. Si es cierto que parece que puede sentar las bases del perfil de los shooters del futuro. Quizás el día de mañana digamos que Destiny es el padre de los shooters del futuro.

Destiny-(1)

Destiny

Destiny
8.6

Gráficos

9/10

Sonido

9/10

Jugabilidad

7/10

Diversión

9/10

Online

9/10

Duración

9/10

Lo mejor

  • Diseño de los planetas. Escenarios sublimes. Todo el apartado técnico es soberbio, incluida su BSO
  • Tiroteos de alto voltaje
  • Modos multijugador entretenidos

Lo peor

  • Vender Destiny como algo que no es
  • IA muy mejorable
  • La historia es casi inexistente

Autor entrada: Project Ego