Impresiones con la beta de Destiny

Hablar de Destiny es hablar de Bungie. Y hablar de Bungie es acordarnos de Halo. Esta es la premisa con la que arranca cualquier opinión que se pueda hacer sobre Destiny, nuevo juego de Bungie, que anteriormente era la encargada de desarrollar la saga Halo para Microsoft. Hace poco era impensable que Bungie saliera del paraguas que le proporcionaba Microsoft como su gran First Party, pero pasó que la desarrolladora salió del paraguas y decidió embarcarse en la que, según ellos, es su mayor reto y juego: DESTINY

destiny-bungie

Así empecé a seguirle la pista a este juego cuando fue anunciado. Un encadenamiento de pensamientos que ha tenido el 99% de la comunidad gamer y que tras ver videos, capturas y detalles del juego cada vez era mas poderoso. Con todo esto debo reconocer que Destiny no causaba un furor desmesurado en mi, sin embargo quería probarlo. Bungie, tras su buen papel (aunque fué perdiendo fuelle con el paso de las entregas) con Halo se merece siempre el beneficio de no juzgar hasta probar. Y así ha sido. Destiny deja entrever con su beta que Bungie no tiene límites.

Tras el pasado E3 conocíamos que habría beta de Destiny y que podríamos saborear todas las virtudes del juego antes de que viera su lanzamiento en septiembre. A la beta se accedía mediante reserva del juego, y durante una semana podríamos exprimir los dos mundos que componían esta beta y unas 10 misiones principales de la historia y en la que podríamos alcanzar hasta el nivel 20 de nuestro personaje.

Nada más arrancar la beta debemos personalizar nuestro personaje, que sin ser de una variedad de tamaño enorme, destinysi que cumple con las necesidades. Titán, cazador o hechicero son las clases y luego elegimos raza, colores, tipo de pelos, marcas… este es el toque RPG que está presente. Tras esto, veremos toda la reminiscencia que tiene el juego sobre HALO. Visualmente, a priori, parece que estemos en cualquiera de las entregas del Jefe Maestro. La estética futurista y post apocalíptica de la Tierra no hace otra cosa que recordárnoslo.  Pero hasta ahí llega, no más. Solo la coincidencia de ser ambos un shooter de toques futuristas. Y es que Destiny mezcla casi todos los géneros habidos de manera muy satisfactoria y muy fluida.

Como hemos comentado antes, tras crear nuestro a Guardian entramos en Destiny con un video introductorio que nos explica que tenemos una misión que llevar a cabo y que sólo acaba de empezar. Tras esto vemos otra de las características de Destiny, y otro detalle que coge de otro tipo de juego: En cada misión nos uniremos a otros jugadores para llevarlas a cabo convirtiendo el título en todo un MMO. No os vamos a desgranar todos los detalles de las misiones ya que creemos que debéis ser vosotros quienes vayáis descubriendo el desarrollo del juego. Pero si deciros, que tras varias de las misiones empezaremos a subir de nivel, iremos a la ciudadela a comprar armas, mejorarlas, conseguir nuevos atributos y conseguir nuevas misiones en nuestra lucha contra la oscuridad.

destiny

Los escenarios que hemos podido disfrutar son variados, desde cavernas a mazmorras y desde parajes desérticos a otros opuestos. Todo con un detalle gráfico muy cuidado (hemos probado la beta en Xbox One, y deciros que es una maravilla técnica). Tenemos multitud de armas que debemos usar inteligentemente según sea nuestro adversario y según el espacio donde nos encontremos.

colibri-destinyLa IA y el diseño de los enemigos es otro de los aspectos que nos recuerda a Halo. Enemigos que se agrupan para atacarnos en modo kamikaze, otros que nos disparan a lo lejos, otros que se enconderán e intentarán cogernos la espalda. Incluso podremos ver algún enemigo que nos recordará el escudo temible de los Elites.

Tras estos días de juego con Destiny quizás el punto negro que encontramos es el de su Historia. Parece algo fría, sin alma, algo difusa y con una narración muy mejorable. Pero claro, hablamos de una beta y de una parte del juego. Cuando podamos echarle el guante a la versión completa quizás nuestra opinión cambie, pero a día de hoy, ese es su talón de aquiles.

destiny-Espectro-edicion

Hasta aquí nuestras primeras impresiones. Que podríamos resumir en que es una grata sorpresa para los que teníamos dudas, que Bungie sabe hacer cosas muy grandes que no son Halo y que Destiny se convertirá seguro en unos de los juegos (seguro que será una saga) de la generación. Ahora solo queda esperar al 9 de septiembre para un análisis más profundo.

Autor entrada: Project Ego