Wolfenstein: The New Order

Desarrollador: MachineGames
Distribuidor: Bethesda
Plataformas disponibles: PC, PS3, PS4, X360, Xbox One
Versión analizada: PC
Fecha de lanzamiento: 20 de Mayo de 2014
Textos/Voces: Español/Español

La saga Wolfenstein es una de las más antiguas de los videojuegos. Nacida en 1981 con Castle Wolfenstein fue la tercera entrega, Wolfenstein 3D, la primera desarrollada por id Software, la que marcó un antes y un después en los videojuegos al ser considerado el pionero de los shooters 3D. A pesar de su longevidad no es una saga muy explotada por eso cada nueva entrega es motivo de celebración, al fin y al cabo estemos ante el padre de los shooters actuales.

Wolfenstein: The New Order nos vuelve a poner en la piel de William J. Blazkowicz, el protagonista de Wolfenstein 3D que de nuevo tiene que enfretarse a los nazis. En este caso no tenemos que escapar de ninguna prisión ni castillo sino algo más ambicioso. Después de la introducción nos encontraremos en la década de los 60, en una realidad alternativa en la que los nazis han ganado la guerra y dominan el mundo a sus anchas. Blazkowicz buscará a su antiguo pelotón, ahora la resistencia, para intentar expulsar a los nazis del poder. El argumento está muy bien llevado aunque realmente no es que tenga excesiva importancia en el desarrollo del juego. Antes y después de cada misión veremos una secuencia de vídeo y durante el juego recibiremos alguna información extra. Si queremos ampliar esta información podemos leer los documentos y recortables de los diarios de la época que encontraremos en el mapa y que nos servirán para ponernos al día.

Wolfenstein-The-New-Order-2

Los juegos de id Software siempre se han caracterizado por la acción pura y dura y este Wolfenstein: The New Order, a pesar de estar desarrollado por MachineGames, no iba a ser menos. Su jugabilidad es muy clásica, basada principalmente en la acción aunque intenta mezclarla con otras partes más tranquilas. La campaña es muy lineal, rara vez tendremos que tomar decisiones (salvo una que marcará gran parte del juego) y siempre tendremos un solo camino para avanzar, puede que haya otro, pero solo será para llegar al mismo punto recogiendo objetos distintos. El desarrollo clásico presente en el juego también se manifiesta que, por ejemplo, recogeremos botiquines para la vida (aunque se regenerará, solo hasta el siguiente múltiplo de 20, eso sí) o piezas metálicas para la armadura tal y como se ha realizado en los shooters clásicos. Otras mecánicas también clásicas quedan bastante peor en el juego, como la ruleta para seleccionar y cambiar de arma, durante este proceso del juego no se detiene y puede hacernos perder unos segundos valiosos, desde luego el sistema es altamente mejorable. Esto, teniendo en cuenta la gran IA enemiga y la cantidad de daño que recibimos a cada tiro no es de gran ayuda. En cuanto a las armas, la variedad no es su fuerte, ni mucho menos, ya que no hay muchas distintas y además varias son versiones a dos manos de las mismas. La única destacable es el LKW, un láser que servirá tanto para eliminar enemigos como para solventar algunos puzzles del juego rompiendo cadenas o mallas metálicas. Las armas, eso sí, se podrán ir mejorando recogiendo objetos en los niveles, al igual que el máximo de vida.

Wolfenstein-The-New-Order-4

MachineGames no ha querido quedarse solo con la acción y ha intentando meter algo más al juego. En algunas partes tendremos que intentar pasar desapercibidos. El sigilo es una opción en todo momento pero en ocasiones la misión estará directamente enfocada al sigilo al no tener armas disponibles, más allá de un cuchillo. En estas ocasiones tendremos que pillar a los enemigos por la espalda y pulsar el botón de muerte sigilosa. Estas misiones encajan perfectamente en el contexto del juego y dan un toque de originalidad dentro de tanta acción. También podremos manejar algunos vehículos aunque de forma más bien anecdótica ya que no supondrán una parte importante del juego. Otra alternativa a la acción resulta mucho menos acertada. Mientras estemos en la base tendremos que dialogar con algunos personajes y éstos nos encargarán misiones simples, normalmente de ir a hablar con otro personaje o, peor todavía, buscar un determinado objeto. Estas misiones de “recadero” bajan totalmente el ritmo de juego y resultan de lo más tediosas. Lo mejor de estas fases, sin duda, es la opción de tener una “pesadilla” al dormir. Esta pesadilla no será otra que cosa que revivir el primer nivel del clásico Wolfenstein 3D con los controles de este nuevo Wolfenstein: The New Order y creedme, no será nada fácil. Esto es lo mejor de las fases en nuestra base, el resto únicamente consiguen bajar el ritmo y hacerse muy, pero que muy pesadas.

Wolfenstein-The-New-Order-7

Wolfenstein: The New Order quiere realizar un homenaje a los clásicos shooters de acción pero se olvida en muchas ocasiones de que estamos en pleno siglo XXI y los juegos, y los jugadores, han cambiado mucho. Las fases de acción resultan demasiado simples, con un diseño de niveles muy lineal y que mezcla partes excelentes con otras más insulsas, aún así, resulta de lo más divertido. Las fases de sigilo bajan las revoluciones producidas por tanta acción pero la otra “novedad”, las fases de recadero, sobran totalmente en el juego, no tardaremos en cansarnos de ellas y desear pasar a otra cosa. El experimento en cuanto a la jugabilidad es, en general, positivo, pero deja la sensación de poder haber ofrecido mucho más arriesgando un poco y tomando decisiones de diseño más acertadas en su día. No obstante, obviando estas fases el juego es tremendamente divertido, los tiroteos son una delicia y no, no se trata solo de matar sin más ya que tendremos que ser bastante listos para no caer en las encerronas que nos prepararán los nazis. Para rematar, tenemos una gran variedad de enemigos, todos no harán bastante daño con sus armas pero otros directamente nos acribillaran nada más vernos. Más nos vale ser precavidos y usar las coberturas siempre que podamos.

Wolfenstein-The-New-Order-8

El encargado de dar vida a este nuevo Wolfenstein es el id Tech 5, de id Software. Estrenado con RAGE y desarrollado pensando en el futuro Doom, los resultados no son todo lo buenos que se podría esperar. Este motor se creó originalmente para la pasada generación, es decir, Playstation 3 y Xbox 360, pero con vistas puestas en el futuro pero ya muestra síntomas claros de agotamiento, al menos en Wolfenstein: The New Order (The Evil Within también usa id Tech 5). Como suele ser habitual en los id Tech es un motor gráfico muy solido, sin errores gráficos de bulto pero que resulta muy anticuado para lo que estamos acostumbrados a ver últimamente. Pecan especialmente las texturas, en general, muy, muy simples, incluso nos encontramos con cosas que ya parecían estar olvidadas, como objetos sobre una mesa que simplemente son una textura, es decir, están dibujados sobre la mesa. Los modelados y las animaciones no contienen errores tan graves pero solo cumplen su cometido, nada más. Hay también partes que podremos romper sí, pero solo algunos balcones y paredes y en muy determinadas ocasiones, en general, todo es indestructible. Gráficamente cuesta destacar algo, más allá de la solidez. Durante los tiroteos sí que veremos algunos momentos espectaculares gracias a las partículas y a la sangre pero suele ser más por la cantidad que por la calidad. Personalmente, espero que el próximo Doom avance hasta un nuevo motor gráfico o ya empezará con mal pie.

Wolfenstein-The-New-Order-3

Distribuido por Bethesda, podemos dar por seguro el doblaje, detalle muy de agradecer. El doblaje ralla a buen nivel como suele ser habitual pero cuesta encajar algunas voces. Personalmente la voz del propio protagonista no me acaba de convencer, demasiado fría y prácticamente con el mismo tono en toda la aventura, casi parece estar leyendo los diálogos. Otro punto negativo en este aspecto es el bajo volumen de las voces en ocasiones, que impiden escucharlas entre el sonido ambiente. Un gran acierto es evitar el doblaje de los personajes autóctonos, teniendo en este caso que leer los subtítulos (tranquilos, son perfectamente legibles), algo incómodo sí, pero que aumenta mucho la inmersión en el juego y mejora la ambientación. La banda sonora también resulta notable, con momentos en general épicos para las partes más importantes o tranquila para la parte de sigilo. El resto de sonidos resulta mejorable, el sonido de las armas no tiene demasiada contundencia y resulta muy parecido entre todas, igual ocurre con las explosiones y los pasos de los soldados.

Wolfenstein-The-New-Order-5

La campaña es larga para ser un shooter en primer persona. Fácilmente nos puede durar unas 12 horas y además cuenta con algunos objetos coleccionables o la posibilidad de revivirla tomando la “otra decisión”. No es que sea muy rejugable pero su duración es más que aceptable. Por desgracia, y de forma incomprensible, MachineGames no ha incluido ningún modo multijugador en el juego. Esto, teniendo a Wolfenstein: Enemy Territory como uno de los juegos online de más éxito en los últimos años y además gratuito, cuesta entender. Hubiera sido un gran aliciente para hacerse con el título y jugarlo durante meses.

Wolfenstein-The-New-Order-6

Wolfenstein: The New Order es una apuesta clásica dentro de un género tan poblado como los shooters en primera persona. Esto hace unos años hubiera sido un éxito seguro pero hoy en día los jugadores suelen necesitar algo más que acción, Wolfenstein: The New Order lo tiene, pero no de forma acertada. Así, nos quedamos con una sensación agridulce, el juego es muy divertido, seguramente de lo más divertido que hemos visto en los últimos años en sus partes de acción, que además suponen un reto debido a su dificultad, también clásica. Por otra parte, cuenta con elementos que empañan el resultado, como el apartado técnico, las fases de recadero o especialmente la falta de multijugador.

Wolfenstein: The New Order

Wolfenstein: The New Order
8.1

Gráficos

7/10

    Sonido

    9/10

      Jugabilidad

      9/10

        Diversión

        8/10

          Duración

          8/10

            Lo mejor

            • Jugabilidad a la antigua usanza
            • Diversión pura y dura
            • Campaña larga

            Lo peor

            • Las fases de recadero
            • Apartado gráfico
            • No hay multijugador

            Autor entrada: BigBoss_

            • Moskito

              He tardado en cambiar de generación, y este ha sido mi primer juego… Me ha gustado, recupera lo que para mí tiene que ser un videojuego. Respecto al multijugador, ya hay bastantes títulos, este no lo necesita